Marruecos, Argelia, España y UE.. la crisis podría ser una oportunidad

El Gobierno español trata de convencer a Argelia de la importancia de reabrir el gasoducto Magreb-Europa

0

 

 

Rue20 Español/ Mohammedia

 

 

Los países de la región mediterránea están condenados a entenderse para disminuir los efectos negativos del nuevo turbulento escenario mundial por las crisis sanitaria, energética y bélica ( la guerra en Ucrania).

 

 

Los países de la región se necesitan en estos momentos difíciles. Los países importadores de gas están afectados más que nunca por la crisis energética y la guerra en Ucrania como es el caso de Marruecos, España, Italia, entre otros.

 

 

Otros países como Argelia llevan años sufriendo la crisis de escasez de algunas materias primas por la ausencia de un sector agrícola fuerte. El trigo y el gas se han convertido en una obsesión en estos tiempos de guerra. Argelia ya ha empezado a impedir la exportación de los productos esenciales para garantizar el suministro nacional.

 

 

Por eso, el Gobierno español está negociando con las autoridades argelinas para conseguir reabrir el gasoducto del Magreb, cerrado desde el pasado octubre por las tensiones diplomáticas entre Rabat y Argel, según el diario español Merca2.

 

 

 

En este contexto se están produciendo contactos «al máximo nivel» entre España y Argelia para lograr que el Magreb-Europa (GME) vuelva a traer el gas al Viejo Continente, lo cual se está siguiendo con interés desde Naturgy, que tenía el derecho de explotación de esta infraestructura junto con Galp hasta que expiró el contrato, informan fuentes del sector energético a MERCA2.

 

 

El cierre del gasoducto Magreb-Europa fue una decisión unilateral de Argelia. Así, Marruecos no es parte del problema en este caso, al revés podría ser parte de la solución. Si los países europeos aciertan en convenver al régimen argelino de la necesidad de reabrir el gasoducto, se puede minimizar los efectos de la crisis energética.

 

 

«La cuestión clave aquí es determinar si Argelia decidirá poner en un segundo plano su eterno conflicto con el reino alauí para convertirse en un actor de referencia en el nuevo escenario geopolítico y económico que surge tras la intervención militar rusa en Ucrania. Y este cambio de actitud podría estar produciéndose ya, como lo demuestra el hecho de que el presidente argelino haya admitido que el gasoducto del Magreb se use en sentido inverso para llevar el gas natural desde España a las plantas eléctricas marroquíes», señalan las fuentes consultadas.

 

 

Por el momento, Argelia no demostró ninguna oposición al uso del gasoducto Magreb-Europa en sentido contrario para suministrar gas desde España a Marruecos. Algunos informes han informado de que Argelia rechazó el suministro de su gas a Marruecos desde España, y no el gas comprado por Rabat en los mercados internacionales.

 

 

Las crisis a veces se convierten en oportunidades. La crisis actual podría condenar a los países de la región a entenderse. Argelia debe dar el paso, España puede ayudar y mediar, Marruecos es parte de la solución.

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.