El régimen de Argelia quiere alargar la crisis con España

0

 

Rue20 Español/ Alcazarquivir  

 

Mientras que el Gobierno español está buscando superar la crisis diplomática con Argelia, que ha suspendido unilateralmente el Tratado de Amistad, Buena Vecindad y Cooperación y ha congelado los intercambios comerciales con España, el régimen militar argelino quiere alargar la misma. 

 

Fuentes argelinas conocedoras de la crisis abierta entre Argel y Madrid han afirmado al diario español El Independiente que no habrá ninguna interlocución con el Gobierno de coalición español, por muchos intentos que se hagan ahora por restablecer los canales que han saltado por los aires en las últimas semanas. 

 

La manzana de discordia entre España y Argelia no es otra que la carta dirigida el pasado marzo por el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, al rey Mohamed VI en la que calificaba el plan de autonomía marroquí para el Sáhara como «la base más seria, creíble y realista para la resolución de esta disputa». 

 

A Argelia no le gustó que España cambiara su posición apoyando la marroquinidad del Sáhara. Este régimen está haciendo todo lo posible para que el conflicto en torno al Sáhara sea largo y permanente. 

 

No quiere que haya paz, seguridad y prosperidad en la región magrebí. Por ello, no deja de apoyar al Polisario, como banda armada y terrorista, por ejemplo. 

 

El régimen argelino sigue creyendo que con el gas puede comprar votos y posiciones a su favor de todos los países.  Los reproches de Argelia al otro lado del Mediterráneo se centran en «el precio amigo». 

 

«Era un trato muy amigable y los españoles e italianos pagaban mucho menos por el gas que lo que había en el mercado», alegan las fuentes argelinas. 

 

Para Argelia, no hay nada que tratar con el actual Gobierno español. «Vamos a dejar la situación como está. Vamos a dejar que los españoles lo solucionen entre ellos», añaden las mismas fuentes. 

 

El régimen militar argelino piensa que alargando la crisis empujaría a España a cambiar de opinión y posición respecto al Sáhara marroquí, olvidándose de que la decisión de España fue una decisión de Estado, o sea, es incambiable pase lo que pase y aunque se enfade fulano o mengano.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.