El quijotesco régimen argelino contra los vientos del Banco Mundial por Marruecos

Si un informe es capaz de desestabilizar a Argelia pues aquí no se está hablando de un país, sino evidentemente de un régimen viejo y cerca de su ocaso.

0

 

 

Rue20 Español/FEZ

 

Ismail El Khouaja

 

Todo lo que pasa en Marruecos inquieta pero a veces inspira al régimen militar argelino cuya prensa vive por y para Marruecos.

 

El régimen militar quiso sacar partida de la normalización de las relaciones Israelo-marroquíes y de la última visita del ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, a Rabat para manifestar su apoyo a la cuestión Palestina, y así suavizar el aislamiento que vive a nivel regional e internacional.

 

«Cuando el ministro de Defensa visita Marruecos, Argelia es el objetivo», dijo en su día el presidente del Senado argelino, Salah Goudjil, comentando el viaje de Gantz.

 

El régimen quiso entonces jugar un papl vanguardista en la cuestion palestina donando 100 millones de dólares al presidente de Palestina, Mahmoud Abbas, y convirtiendo los estadios de Catar durante la Copa Árabe en una plataforma para internacionalizar este falso y politizado apoyo.

 

Sin embargo, apenas días después se esclareció que los 100 millones de dólares eran para una posible mediación del presidente palestino entre Israel y Argelia, según informó la Agencia Palestina de Noticias en su momento.

 

Ahora bien, el presidente palestino visitó ayer al defensa israelí en su casa, y todavía los tambores de los generales mantienen el silencio. Si se hubiera tratado de un funcionario marroquí, los generales habrían rellenado las páginas amarillas de su prensa para atacar como siempre a país su vecino del oeste.

 

Y para colmo, ayer mismo, en vez de contemplar lo que vino escrito en el informe anual del Banco Mundial sobre la asfixiante situación económica argelina, los generales atacaron a la institución mundial por el mero hecho de manifestar el liderazgo de Marruecos en la región árabe en lo que a las perspectivas de crecimiento económico se refiere.

 

Para los generales el informe es «una conspiración para romper la alegría de los argelinos por la Copa Árabe».

 

El informe viene tras dos semanas de que Argelia ganara la copa, ¿acaso cuanto tiempo tendrá que durar esa alegría de ganar una copa de las selecciones del filial (a excepción de los argelinos que jugaron con la selección absoluta)?

 

Según los mismos, el informe es «un intento de desestabilizar Argelia».

 

Para ello hay que añadir, si un informe es capaz de desestabilizar a Argelia pues aquí no se está hablando de un país, sino evidentemente de un régimen viejo y cerca de su ocaso.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.