El compositor Maalouf: Algo nos une a través del arte

0

 

Rue20 Español/ Fez

 

El reputado trompetista y compositor francolibanés Ibrahim Maalouf, uno de los interpretes más aclamados en la escena internacional, cree que el arte y la música es lo que favorece el diálogo intercultural ante la incapacidad de la política de arreglar las crisis actuales.

 

La cultura, la música y el arte es lo que favorece el entendimiento intercultural e interconfesional dice Maalouf en una entrevista con Efe en Fez donde ofreció anoche un concierto en el marco del Festival de Música Sacra.

 

«Si el arte y la cultura no son la solución, ¿dónde estará entonces? porque no veo muchas. Claramente no son la política o la economía. Algo nos une a través del arte», lamentó el artista.

 

DIFERENTES ESTILOS

 

Maalouf, que se convirtió en 2016 en el primer jazzman en la historia que llenó una sala de concierto en Francia, estudió durante más de veinte y cinco años la música clásica que queda reflejada en los diferentes discos.

 

Pero el artista rechaza encasillar su arte en un determinado estilo. Su música es «una huella de la época en la que vivimos en la era de internet en la que tenemos acceso a todas las músicas del mundo en un clic», señaló, y añadió que el todo mundo conoce ahora las otras culturas, y es consciente de las crisis y catástrofes climáticas que ocurren hoy en día.

 

«Mi música tampoco está asociada a una categoría de personas, no tengo un público de comunidad, más árabes o más franceses. Mi público se parece a la sociedad donde vivo, muy mestiza e intergeneracional», indica.

 

Un diversidad que el trompetista refleja a través de la fusión de diferentes influencias y estilos (música clásica, jazz, música árabe, africana, pop y rap).

 

A estos estilos, el artista subraya la importante posición que tiene la cultura hispánica y sudamericana en su música a la que se siente cercano y a la cual dedicó uno de sus últimos discos (S3NS).

 

«Mi pequeña hermanastra es chilenolibanesa. Vivo impregnado de esta cultura desde hace más de veinte años. Hay un vínculo muy fuerte entre la cultura árabe e hispánica. El flamenco y jugar con este ritmo para mi es una música árabe», subraya.

 

Inquieto por buscar nuevas sonoridades, Maalouf (41 años) es uno de los únicos artistas que toca una trompeta de cuatro pistones, un instrumento inventado en los años sesenta por su padre, el célebre trompetista Nassim Maalouf para reflejar también las melodías de Medio Oriente.

 

UN CONCIERTO QUE VIBRÓ AL PÚBLICO MARROQUÍ

 

Maalouf, que suele actuar con otros artistas y grupos, hizo vibrar anoche al público marroquí con la banda Haidouti Orkestar, compuesto por músicos de diferentes países del Norte de África, Europa del Este o Medio Oriente.

 

Desde el escenario montado en la emblemática puerta de Bab Al Makina, fundada en 1886, Maalouf y el grupo que le acompañaba fueron recibidos con ovación por el público que se quedó de pie durante todo el concierto.

 

Maarouf interpretaba varios temas que había compuesto de sus albums o de las músicas de películas que hizo frente a la plaza que quedó abarrotada del público, que estaba días a la espera de la llegada del trompetista.

 

«Estábamos esperando a Maalouf, ya tenía mi billete reservado», comenta una espectadora a Efe.

 

La euforia del público creció cuando el artista y la banda interpretaron sonidos de algunas canciones famosas de la diva libanesa Fairouz. EFE

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.