El Rey da esperanza a los campesinos en ausencia de las lluvias

La sequía amenaza al país, y el Rey Mohammed VI echa un cable al mundo rural

0

 

 

Rue20 Español/ Rabat

 

Una parte muy importante de la economía marroquí está relacionada con las lluvias o precipitaciones. La falta de lluvias es la causa principal del malestar en Marruecos. La sequía preocupa más.

 

La sequía amenaza a la economía marroquí esta temporada. A saber, la agricultura supone más del 16% del PIB marroquí. El 40 % de la población activa trabaja en el sector agrícola.

 

 

Ante esta situación, El Rey de Marruecos, Mohammed VI, ha intervenido dando sus instrucciones al Gobierno para minimizar los efectos de la posible sequía y apoyar a los agricultores, a cultivadores y campesinos.

 

«SM el Rey Mohamsituación d VI, que Dios le asista, ha recibido, este miércoles en la residencia real de Bouznika, al Jefe del Gobierno, Sr. Aziz Akhannouch, y al ministro de Agricultura, Pesca Marítima, Desarrollo Rural y Aguas y Bosques, Sr. Mohamed Sadiki. Esta audiencia se enmarca en la alta solicitud Real con la que SM el Rey rodea a la población del mundo rural y a todos los componentes del sector agrícola, especialmente en un momento en que la campaña agrícola experimenta un gran déficit pluviométrico», dictó un comunicado del Gabinete Real ayer.

 

 

También recordó que «la media nacional de las precipitaciones ha alcanzado hasta ahora los 75 mm, registrando así un déficit del 64% en comparación con una temporada normal. Esta situación climática e hídrica repercute negativamente en el desarrollo de la campaña agrícola, especialmente en los cultivos de otoño y en la disponibilidad de pastos».

 

Por eso, el Rey «ha subrayado la necesidad de que el Gobierno tome todas las medidas de emergencia necesarias para hacer frente al impacto del déficit de lluvias en el sector agrícola, con la esperanza de que Dios extienda su misericordia sobre nuestro país y lo colme de lluvias benéficas. En aplicación de las Altas Orientaciones Reales proactivas a este respecto, el programa excepcional elaborado por el Gobierno tiene por objeto mitigar los efectos del retraso de las precipitaciones, aliviar el impacto en la actividad agrícola y prestar la ayuda a los agricultores y ganaderos concernidos».

 

 

Además, «el Rey ha dado sus altas instrucciones para que el Fondo Hassan II para el Desarrollo Económico y Social contribuya con un importe de 3.000 millones de dírhams a este programa, que necesitará un dotación financiera global estimado en 10.000 millones de dírhams. Este programa se articula en torno a tres ejes principales: – El primer eje se refiere a la protección del capital animal y vegetal y a la gestión de la escasez de agua; – El segundo eje se refiere al seguro agrícola; – El tercer eje está relacionado con el alivio de las cargas financieras de los agricultores y profesionales, la financiación de las operaciones de abastecimiento del mercado nacional en trigo y forraje, además de la financiación de las inversiones innovadoras en el ámbito del riego».

 

Las nuevas instrucciones reales son buena noticia para el mundo rural marroquí. Los campesinos marroquíes esta sufriendo desde hace semanas por la falta de lluvias y la subida de los precios de forraje y los nutrientes suplementarios.

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.