Fez, la ciudad del realismo mágico a la marroquí

Por sus palacios, gastronomía, su componente comercial, los colores, su patrimonio y su gente

0

 

Rue20 en español/ Rabat

Meryem Ghoua

Fez o «La cuidad de mil puertas», fue fundada por Idriss I en el año 808, se considera el corazón espiritual del Islam y una de las ciudades más importante de Marruecos, además es una de las ciudades imperiales del Reino.

De hecho, sus palacios, gastronomía, su componente comercial, los colores, su patrimonio… etc, han hecho de ella una ciudad fascinante que atrae a miles de visitantes.

Fez es la ciudad más antigua del Reino, ubicada en el noreste de Marruecos y tiene la medina (casco viejo) más amurallada del mundo, con sus 9000 callejones.

Por lo tanto, Fez se divide en tres zonas diferenciadas: Fez el-Jdid, el lugar que aglutina el Mellah (barrio judío), la Ciudad Nueva y la Medina Fez-El Bali, la zona más antigua de la ciudad rodeadas de murallas que alcanzan más de 14 kilómetros de extensión; esta última se considera la más grande zona urbana del mundo de manera que no pueden circular coches.

En cuanto a los monumentos más importantes de Fez, destaca la gran Madraza Bouanania, epicentro del estudio coránico, fue fundada por los merínidos y se convertió luego en una de las instituciones religiosas más importantes de Fez, además de ganar el título de «Gran Mezquita».

La madrasa Bouanania se sitúa en un barrio que une las partes más antiguas y destacadas de Fez con las construcciones merínidas posteriores.

La Mezquita Karaouine, dotada de más de 320.000 obras, considerada como la universidad más antigua del mundo.

Karaouine es universidad islámica fundada por Fatima Fihriya en el año 856 durante el reinado de la dinastía idrísado.

Se dice que la madraza de Qarawiyyin se convirtió en una universidad verdadera, bajo la administración colonial francesa.

Mausoleo Moulay Idris II, es uno de los lugares más emblemáticos de Fez; un símbolo del Islam, se encuentra en el corazón de Fes el-Bali, la antigua medina de Fez. Es un lugar donde se conservan los restos de Mulay Idris II, uno de los reyes de la dinastía idrisí.

La fuente de Najjarin, Attarin, los mausoleos fundados en el siglo XIV, la Puerta de Bab Guissa que sostiene las ruinas de las tumbas meriníes…etc , todo esto figura en la lista de los monumentos más importantes de Fez.

A nivel de la gastronomía marroquí, sus fans encontrarán en Fez distintas comidas típicas y variadas puesto que cada región es totalmente diferente de la otra.

Según la revista «turismo Marruecos»,  la cocina marroquí empezó a gestarse en el siglo XIV, en los palacios de la dinastías amazighs, y generalmente, las mujeres forman la base de la cocina marroquí en el país.

Es obvio que Marruecos es un país donde el arte culinario es rico, variado y refleja el profundo patrimonio cultural del país, ya que es considerado como una mezcla de gastronomías procedentes de los bereberes, moriscos, de Oriente Medio, Mediterráneo y África.

El cuscús, el tajín, la pastilla, la mrouzia y r’fissa, son los platos inefables de Marruecos que forjan las delicias de los amantes de la buena mesa. Gracias a estos platos Marruecos goza de una reputación indiscutible en la escena mundial.

Cabe señalar que tanto los mercados como los restaurantes de Europa tienen bastante muestras de la cocina marroquí, especialmente en Francia y España.

En fin, la historia de Fez sufrió un importante revés cuando en 1522 sufrió un terremoto que la dejó parcialmente destruida. Pero, tras su recuperación, ahora es la capital del realismo mágico a la marroquí.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.