Realidades distintas. Una hoja de ruta para ganar el Gordo español

La pizarra táctica de Walid Regragui es un medidor de calidad, un arma cargada de juego y de peligro. Walid sabe las debilidades de España. Sabe que Busquets es el medidor y termómetro de la calidad y el juego español

0

 

 

Rue20 Español/ Mohammedia

 

Toufiq Slimani 

 

«Los enemigos del técnico ya están esperando a ver qué pasa ante Marruecos», escribió Lluís Mascaró, director de Sport, hoy sábado en un artículo bajo título de «Los enemigos de Luis Enrique».

 

El periodista cree que las descalificaciones contra Luis Enrique han sido constantes. Algunas, incluso, ruines. «Todo porque Luis Enrique siempre ha querido ser independiente y jamás se ha plegado a los intereses particulares de cierto tipo de prensa», criticó. El director barcelonista salió en defensa del exentrenador del Barça ante los ataques de los madridistas. Normal.

 

«El enfrentamiento entre ciertos medios de comunicación madrileños/ madridistas y el técnico asturiano ha marcado la fase de grupos de la Copa del Mundo», explicó. Río revuelto ganancias de los pescadores.

 

Este ambiente de inestabilidad y duda que se huele en la orilla del norte de cara al partido decisivo el próximo martes a las 16h, no tiene nada que ver con el ambiente festivo y de confianza que se ve y se palpa en Marruecos. Walid dijo después de la victoria ante Bélgica y Canadá que olía el apoyo, cariño y complicidad de la afición y la prensa.

 

La prensa marroquí arropa al seleccionador nacional Walid Regragui tras la epopeya y gloria de la clasificación a Octavos de Final y como líder de su Grupo. Un éxito que andamos buscando desde 36 años. Unos puntos y victorias que serán recordadas para siempre.

 

Los aficionados y responsables marroquíes apoyan esta generación de oro encabezada por Walid Regragui y su jugador estrella Hakim Ziyech.

 

Pase lo que pase ante España, la continuidad de Regragui está más que asegurada y garantizada; mientras que la continuidad de Luis Enrique depende mucho de la clasificación ante Marruecos.

 

Marruecos mandó al paro al español Roberto Martínez, exseleccionador de Bélgica tras la eliminación por la derrota ante los Leones del Atlas, y podría echar a Luis Enrique del Mundial y mandarle también al paro. Dos realidades distintas.

 

Algunos círculos españoles anti-marroquíes por dogmatismo siguen despreciando y menospreciando el trabajo hecho por la selección marroquí en el Mundial. Estos círculos siguen pensando que tienen a los moros como rivales. Viven más en el pasado que en el presente.

 

Solo una parte de prensa española cree que, a priori, su selección al cruzarse con Marruecos tendría «más sencillo el camino hacia la final, auque ya se sabe que algún favorito podría caer eliminado por el camino y alterarse mucho las dos rutas que parecerían más lógicas». (SPORT). La mayoría piensa más en Cuartos de final.

 

Está bien. Menos prisión para Walid Regragui y sus pupilos. Menos prisión para los aficionados marroquíes. Más prisión para Luis Enrique y sus pupilos. Más prisión para la opinión pública española.

 

A veces la ventaja de partir como favorito podría convertirse en una desventaja en la cancha. Por historia, experiencia y títulos, España, sí, es favorita. Pero viendo las estadísticas del Mundial de Qatar, Marruecos también tiene sus opciones. Será un partido abierto.

 

Pero, en el fondo, Marruecos puede y tiene un enorme potencial para sorprender a la Roja. La recuperación del delantero de Sevilla, Youssef En-Nesyri, para la causa es una buena noticia. Gracias a Regragui, «En-Nesyri ha encontrado en la selección un aosis de felicidad», reconoce un periodista español.

 

Marruecos puede seguir los pasos de Japón para pinchar el fulgurante inicio de la selección española ante Costa Rica. Luego España se retrocedió ante Alemania salvando un punto, y ha sido un desastre total ante Japón perdiendo 2-1. Cuando se quiere, se puede.

 

La pizarra táctica de Walid Regragui es un medidor de calidad, un arma cargada de juego y de peligro. Walid sabe las debilidades de España. Sabe que Busquets es el medidor y termómetro de la calidad y el juego español.

 

Una hoja de Ruta para Walid: no dejar a España administrar el balón, no dejar a Busquets, Pedri y Gavi controlar el partido y eleminar la profundidad que ofrece Gavi con sus rupturas. Tratar de provocar un distanciamiento entre las líneas españolas. No desaprovechar los errores de Busquets que ya le resulta difícil corregir a tiempo.

 

Amén de saber aprovechar las debilidades de España atrás. El pobre rendimiento defensivo y la pérdida de fluidez deben ser aprovechados por el maestro Ziyech, el atleta Hakimi, el guerrero Amrabat y el rematador En-Nesyri.

 

Regragui ya tiene la hoja de ruta para conquistar la Península Ibérica. Ganar es posible.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.