El Banco Africano de Desarrollo avisa a Túnez

0

 

 

Rue20 Español/ Rabat

 

El Banco Africano de Desarrollo (BAD) espera que la economía tunecina crezca un 2,5 % en 2022, un 0,7 % menos respeto a su anterior estimación, y un 3,2 % para el próximo ejercicio, tres décimas por debajo de lo que tenía previsto, impulsada principalmente por el sector turístico e industrial.

 

Según su último informe de Perspectivas Económicas para el Norte de África, Túnez se situaría en el penúltimo puesto de los seis países analizados- con una media de crecimiento del 4,5 % para este año- seguido por Marruecos con un 1,8 %.

 

 

Aunque la entidad financiera registró una mejora en el marco macroeconómico, señaló que esta recuperación no es lo suficientemente «robusta» para recuperar los 130.000 puestos de trabajo perdidos desde el inicio de la pandemia, reveló un reciente estudio realizado por la BAD y el Instituto Árabe de Líderes Empresariales (IACE).

 

«Las proyecciones realizadas muestran que es necesario mejorar el clima de negocios y estimular la competencia para acelerar la recuperación de la inversión privada. Para mitigar los riesgos será necesario restaurar la sostenibilidad de las finanzas públicas, la gestión prudente de la deuda y la disponibilidad de alimentos esenciales a precios asequibles para las poblaciones vulnerables», advirtieron los autores de este estudio.

 

Asimismo recordó que los presupuestos generales para este año tenían como referencia que el precio medio del barril de petróleo sería de 75 dólares, lejos de los 93 dólares que alcanzó el pasado mes de octubre.

 

Por otro lado, el aumento de los precios de las materias primas podrían suponer 2.300 millones de dólares adicionales- 440 millones destinados a productos de primera necesidad- por lo que el informe sugirió la implementación de reformas para garantizar a largo plazo la sostenibilidad del gasto público.

 

El Gobierno y el principal sindicato del país, la UGTT, acordaron en septiembre una subida salarial del 3,5 % para funcionarios y empleados de empresas públicas, estimado en 650.000 funcionarios, así como un aumento en el salario mínimo- fijado en 140 euros- del 7 %.

 

El pasado mes, Túnez obtuvo un acuerdo preliminar con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para un nuevo crédito- el tercero de la última década- por valor de 1.900 millones de dólares después de presentar un programa de medidas económicas y sociales que incluye la retirada de los subsidios a productos de primera necesidad y carburantes así como reducir el número de funcionarios.EFE

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.