Desde ONU, Marruecos fulmina a Argelia y polisario

En cuanto a los vínculos probados entre el "polisario" y los grupos terroristas del Sahel, la delegación marroquí recordó a su homóloga argelina el caso del terrorista Adnan Abou Walid al Sahraoui, miembro del "polisario" que vivió durante mucho tiempo en los campamentos de Tinduf y que era el líder del grupo terrorista "Estado Islámico en el Gran Sahara", y que fue abatido el año pasado

0

 

Rue20 Español/Rabat

 

La delegación marroquí ante las Naciones Unidas ha emitido un derecho de respuesta a la declaración de Argelia en reacción al discurso nacional de Marruecos durante el debate general de la 77ª sesión de la Asamblea General de la ONU.

 

En este derecho de respuesta, la delegación marroquí subraya que su homólogo argelino ha considerado oportuno responder a la intervención del Reino de Marruecos en el debate general para reiterar sus observaciones falaces sobre la cuestión del Sáhara marroquí, en un intento de eludir su responsabilidad histórica, jurídica y política en este contencioso regional. Con ello, la delegación argelina intenta en vano engañar a la Comunidad Internacional.

 

La delegación marroquí se ha limitado a reiterar las decisiones tomadas por las Naciones Unidas y los hechos constatados, demostrando ante la AG de la ONU, por pruebas históricas, políticas y jurídicas, por decisiones de la ONU, así como por los propios hechos y acciones de Argelia, que esta última es la parte principal del diferendo regional del Sáhara marroquí, y que este diferendo es una cuestión de integridad territorial del Reino de Marruecos.

 

En el derecho de respuesta, la delegación marroquí señala que Argelia se menciona 5 veces en todas las últimas resoluciones del Consejo de Seguridad, incluida la resolución 2602 del pasado mes de octubre. Se le menciona el mismo número de veces que a Marruecos, y el Consejo lo convierte en parte principal de este diferendo.

 

«La propia Argelia se declara parte principal de este diferendo regional. Cabe recordar que en su carta de noviembre de 1975 al Consejo de Seguridad, el ex embajador de Argelia ante la ONU declaró que las partes afectadas e interesadas en la cuestión del Sáhara son Argelia, Marruecos y Mauritania. Esto consta en el documento S/11880 del Consejo de Seguridad, para quien quiera consultarlo», indica la delegación.

 

Añadió que Argelia había reaccionado oficialmente a todas las propuestas formuladas, tanto por el secretario general de la ONU y sus enviados personales, como por Marruecos.

 

«¿Acaso Argelia no rechazó oficialmente el Acuerdo Marco propuesto por el ex enviado personal James Baker? Su carta al secretario general de la ONU a este respecto está registrada en el informe del secretario general al Consejo de Seguridad», subraya la delegación, señalando que Argelia casi rompe sus relaciones diplomáticas y toma medidas de represalia económica contra los países que apoyan la iniciativa marroquí de autonomía.

 

La delegación marroquí recuerda también que Argelia presentó, el 2 de noviembre de 2001, en Houston, al entonces enviado personal del secretario general, James Baker, una propuesta de partición del territorio del Sáhara marroquí y de su población. Esto fue rechazado categóricamente por Marruecos.

 

Argelia creó el grupo separatista armado “polisario”. Lo acoge en su territorio, lo financia generosamente, le proporciona todas las armas y lo apoya diplomáticamente, dedicando todos los medios disponibles en su aparato diplomático», continúa la delegación.

 

Contrariamente a las afirmaciones engañosas de Argelia, la cuestión del Sáhara marroquí es una cuestión de integridad territorial y de unidad nacional del Reino de Marruecos, y en ningún caso una cuestión llamada de descolonización, subrayó la delegación, señalando que fue Marruecos quien puso la cuestión del Sáhara marroquí, en 1963, en la agenda de las Naciones Unidas, para recuperar definitivamente sus provincias del sur.

 

Marruecos ha recuperado de forma definitiva e irreversible su Sáhara mediante la firma del Acuerdo de Madrid el 14 de noviembre de 1975. Este Acuerdo fue registrado ante el secretario general de las Naciones Unidas el 18 de noviembre de 1975 y refrendado por la Asamblea General en su resolución 3458B de 10 de diciembre de 1975.

 

La cuestión del Sáhara marroquí figura en el orden del día del Consejo de Seguridad en virtud del capítulo VI de la Carta de la ONU, relativo al arreglo pacífico de los diferendos, como conflicto regional.

 

En cuanto al proceso de mesas redondas, y una vez más a diferencia de Argelia, Marruecos se ajusta a la legalidad internacional. De hecho, el proceso de las mesas redondas ha sido actuado, establecido y consagrado por el Consejo de Seguridad en todas sus resoluciones desde 2018, incluyendo la resolución 2602, continuó la fuente, señalando que el Consejo de Seguridad también ha consagrado el formato así como los participantes que son: Marruecos, Argelia, Mauritania y el «polisario».

 

Al atacar el proceso de mesas redondas, Argelia ataca la legalidad internacional, plasmada en las resoluciones del Consejo de Seguridad, única instancia encargada de examinar la cuestión del Sáhara marroquí, según la delegación marroquí.

 

En cuanto a las referencias tendenciosas de la delegación argelina a la iniciativa de autonomía marroquí, la delegación recuerda que la preeminencia de esta iniciativa está consagrada en las 18 resoluciones del Consejo de Seguridad, desde su presentación en 2007. Estas mismas resoluciones se felicitaron de la seriedad y la credibilidad de la iniciativa marroquí de autonomía.

 

La delegación marroquí subraya, en este contexto, que la iniciativa marroquí de autonomía, en el marco de la soberanía y la integridad territorial del Reino, es la única solución a este diferendo regional, apoyada por más de 90 Estados miembros de la ONU.

 

Destacando que las provincias del sur del Reino de Marruecos gozan del más alto nivel de desarrollo en toda la región norteafricana, la delegación dijo que 27 países y organizaciones regionales han abierto consulados generales en las ciudades marroquíes de Laayún y Dajla.

 

En cuanto a los vínculos probados entre el «polisario» y los grupos terroristas del Sahel, la delegación marroquí recordó a su homóloga argelina el caso del terrorista Adnan Abou Walid al Sahraoui, miembro del «polisario» que vivió durante mucho tiempo en los campamentos de Tinduf y que era el líder del grupo terrorista «Estado Islámico en el Gran Sahara», y que fue abatido el año pasado. Este es sólo un caso, entre otros, de los vínculos del «polisario» con el terrorismo en el Sahel.

 

Concluyó diciendo que la delegación argelina está llamada a favorecer la voz de la razón y a comprometerse, seriamente, en el proceso de la mesa redonda, tal y como pide la resolución 2602, para alcanzar una solución definitiva a este diferendo regional, sobre la base de la iniciativa marroquí de autonomía.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.