Crónica. Cinco claves para entender el derbi madrileño

0

 

Rue20 Español/Rabat

 

Roberto Morales

 

1 – Marcos Llorente-Vinícius

 

El derbi llega con un nombre como protagonista por encima del resto. Es Vinícius Junior, a quien nada ni nadie cambiará su forma de entender el fútbol y la vida. La dimensión que ha adquirido le sitúa en el centro de la diana. Cuando no es por su estilo de juego, la fantasía en los regates pierda o golee a rivales, en momentos en que enciende al que va perdiendo y provoca situaciones como las vividas ante el Mallorca, se pasó a la crítica a sus celebraciones con bailes y se acabó con el color de su piel. Aislado de cualquier polémica comparecerá en el Metropolitano con cuentas pendientes por saldar.

 

Aparece el Atlético de Madrid como uno de los equipos a los que aún no ha marcado. Derbis en los que su protagonismo decreció. En el recuerdo reciente un marcaje de los que consigue tapar al brasileño. Lo ejerció Marcos Llorente, que se presenta como principal baza de Diego Simeone para poner freno al jugador que más fútbol ofensivo fabrica del rival. La condición física de Llorente, su fortaleza, lo fuerte que es al choque, la velocidad, son cualidades que desafían el momento de ‘Vini’, autor de gol en las cuatro últimas jornadas. La baza Nahuel Molina sería la natural pero su rendimiento aún está lejos de lo esperado en su fichaje y al brasileño le espera una batalla ante uno de esos ‘gladiadores’ como Marcos, que nunca bajan los brazos en la batalla.

 

2 – Diego Simeone-Carlo Ancelotti

 

Dice Ancelotti que no habrá nada nuevo en su duelo ante Simeone. El margen de sorpresa entre ambos se ha reducido al máximo tras tantos enfrentamientos. Será el decimosexto como técnicos de Real Madrid y Atlético de Madrid, el tercero desde el regreso del técnico italiano a la casa blanca. Un triunfo para cada uno el pasado curso, el rojiblanco teñido de la poca necesidad madridista con la Liga ya en su bolsillo y la mente desviada a la Liga de Campeones que también acabó conquistando.

 

De la impotencia inicial en su primera etapa de ‘Carletto’, el único técnico de la historia del club blanco que no ganó al Atlético en ninguno de sus cuatro primeros enfrentamientos ligueros: tres derrotas y un empate, se pasó a la conquista de la décima en Lisboa como momento inolvidable para la historia madridista.

 

El duelo llega en un momento de máxima felicidad para Ancelotti, con un pleno de triunfos en un arranque de temporada que ha extendido la dinámica ganadora del pasado curso; y de más dudas que despejar para el ‘Cholo’. No hay mejor encuentro que un derbi ante el eterno rival rojiblanco, para cambiar la dinámica y engancharse a la pelea por el título de la que parece desconectado desde el arranque. La ausencia de Karim Benzema presenta nuevas variantes en la pizarra. La variedad ofensiva de Simeone le permite disponer de varios perfiles para retar la estabilidad defensiva de la zaga blanca que aún no ha conseguido dejar su portería a cero en LaLiga.

 

3 – Álvaro Morata-Thibaut Courtois

 

Será la cuarta ocasión que Morata se enfrente a su exequipo como 9 del Atlético de Madrid. Ningún triunfo (dos derrotas y un empate), ningún gol. Le marcó en los dos enfrentamientos que disputó con el Juventus pero nunca defendiendo al gran rival de la ciudad. Y necesita goles porque su rendimiento se ha desplomado y comienza a sentir la amenaza seria de Matheus Cunha por el puesto. En pretemporada demostró con un rendimiento impecable que no deseaba un regreso pasajero. Quería quedarse y se lo ganó a base de goles. Su doblete de la primera jornada al Getafe invitaban al optimismo pero desde su gol en la cuarta jornada a la Real Sociedad, su rendimiento ha caído. Le espera a Álvaro un pulso de la más alta exigencia desde lo físico con Antonio Rüdiger. Máxima dificultad para ganar cualquier balón en el juego aéreo y otras vías para generar peligro a Courtois.

 

En ese cruce de caminos de los dos protagonistas, en el caso de Courtois nunca perdió con el Atlético desde su adiós. Ni en dos enfrentamientos con el Chelsea, ni en los ocho disputados como figura clave en el éxito madridista. Dejó su sitio a Lunin en el último precedente y exhibe números de mérito, apenas dos goles recibidos en 750 minutos de derbis. Lograr sellar su portería en LaLiga es el gran objetivo del belga. Lo que ha conseguido en las dos jornadas de la ‘Champions’ no lo traslada a la competición doméstica, en los que ha encajado en cada una de las jornadas disputadas sin encontrar la regularidad del pasado curso. Pilar de los títulos recientes, su figura reconocida ya como mejor portero del mundo, marcará el resultado de su equipo en el Metropolitano.

 

4 – Joao Félix-Luka Modric

 

Suelen imponerse los bloques en los derbis, partidos tácticos, de mayor lucha que belleza futbolística en el juego. Para obtenerla, sin duda habrá que desviar la mirada a dos magos del balón. El portugués Joao Félix de rojiblanco y el croata Luka Modric de blanco. Como ocurre para muchos atléticos, el duelo ante el Real Madrid se presenta como la oportunidad perfecta para brillar y disparar la confianza. Joao, que debe liderar tras dar el paso definitivo que se esperaba de él, aún no sabe lo que es ganar un partido de máxima rivalidad al vecino. Cinco derbis, tres empates y dos derrotas. Ningún gol. Es el jugador que debe generar desequilibrio entre las líneas madridistas, el que debe aparecer en los últimos metros en acciones decisivas con su visión y llegada.

 

Para Luka, el Atlético de Madrid es el rival al que más se ha enfrentado en su carrera. Hasta en 31 ocasiones con recuerdos de todo tipo. Finales de Copa y Supercopa perdidas, finales de Liga de Campeones ganadas que lo compensaron todo. Hasta una de las dos expulsiones sufridas en su carrera sufrida ante el equipo de Simeone. Incombustible, sigue siendo referente con 37 años, dando sentido al juego madridista y con una respuesta física en cada partido que desafía a la lógica. El paso del tiempo ha provocado un reconocimiento del mundo del fútbol y es habitual ver a aficiones rivales despedirlo con aplausos cuando es sustituido. No será el caso en el Metropolitano, donde confía en que no sea su último baile.

 

5. Witsel-Tchouaméni

 

Viéndoles jugar en sus equipos nadie podría afirmar que es su primera temporada. Axel Witsel ha confirmado desde el inicio el acierto de su llegada al Atlético pese a hacerlo con 33 años. Su experiencia ha provocado una adaptación perfecta, convertido en general de Simeone desde una posición inesperada, el centro de la defensa. Bien sea como libre o como central, el belga aporta firmeza defensiva y la visión de la que dispone como mediocentro junto a su carácter competitivo.

 

Será su primer derbi como rojiblanco, estreno de titular como el de Aurélien Tchouaméni que a su llegada al Real Madrid no podía imaginar que tendría un papel tan importante en su primer curso. La inesperada salida de Casemiro aceleró el proceso y al mediocentro francés no le ha pesado la responsabilidad ni el escudo blanco. Será su primer duelo de altos vuelos, el día que debe demostrar que el equilibrio que aportaba el brasileño lo puede mantener en un estadio donde la presión será máxima. Y va más allá por su gusto a dar un paso al frente y aportar en la faceta ofensiva descolgándose en cuanto tiene ocasión. EFE

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.