20 C
Rabat
viernes, mayo 24, 2024

Burkina Faso mata a 50 yihadistas y el Sahel inquieta más

 

 

Rue20 Español/ Rabat

- Anuncio -

 

Cincuenta combatientes yihadistas han sido abatidos en varias operaciones militares desde el pasado 19 de mayo, entre ellos dos importantes líderes terroristas, confirmó este viernes el Ejército burkinés.

«Desde el 19 de mayo, se vienen produciendo acciones ofensivas combinando medios aéreos y artillería en la región Norte que han resultado en la destrucción de las bases terroristas de Rimbolo, Bidi y Ouloukaba así como la neutralización de unos 50 de terroristas y la recuperación de materiales diversos», dijo en una rueda de prensa el teniente coronel Yves Didier Bamouni, jefe del Comando de Operaciones del Territorio Nacional (COTN, en francés).

«Estas acciones estratégicas permitieron durante las últimas dos semanas la neutralización de dos importantes jefes terroristas», añadió Bamouni, en referencia a unas muertes que las autoridades ya habían confirmado.

El pasado 26 de mayo, las Fuerzas Armadas burkinesas mataron en ataques aéreos a 12 terroristas, entre los que se encontraba el líder yihadista Tidiane Djibrilou Dicko, responsable de varias emboscadas mortales en la carretera entre las localidades de Bourzanga y Djibo y que dirigió un ataque en enero de 2020 contra su pueblo natal, Silgadji (en la provincia de Soum), matando a unas 40 personas.

- Anuncio -

En otra operación dos días después, el 28 de mayo, el Ejército abatió al líder Mamoudou Dembo Sangaré, implicado en el ataque la noche del 7 al 8 de mayo contra la prisión de la localidad de Nouna, en la provincia de Kossi (oeste) -que permitió la fuga de alrededor de 60 presos- además de en varias emboscadas contra las Fuerzas Armadas.

Según Bamouni, desde el pasado 28 de mayo tiene lugar en la región del Boucle de Mouhoun (noroeste) una operación terrestre y aérea alrededor de dos bases terroristas que está teniendo «importantes resultados» y en la que habrían muerto ya 39 terroristas.

El jefe del COTN -un comando creado específicamente para combatir el yihadismo por la junta militar que gobierna el país- lamentó las represalias terroristas contra la población civil, como el ataque que dejó al menos once muertos en el departamento de Gorgadji (en la norteña provincia de Seno) el pasado 22 de mayo.

«El aumento de poder de las fuerzas (del Ejército) empuja a los grupos terroristas a desquitarse con la población», aseguró Bamouni.

Burkina Faso sufre a menudo ataques yihadistas desde abril de 2015, perpetrados por grupos vinculados tanto a Al Qaeda como al Estado Islámico.

La región más golpeada por la inseguridad es la de Sahel, que comparte frontera con Mali y Níger, aunque el yihadismo también se ha expandido a otras áreas vecinas, y, desde 2018, a la Región Este.

En noviembre de 2021, un ataque contra un puesto de la Gendarmería causó 53 muertos (49 gendarmes y 4 civiles), lo que generó un gran descontento social que se tradujo en fuertes protestas para exigir la dimisión del entonces presidente burkinés, Roch Kaboré.

Meses después, el pasado 24 de enero, los militares tomaron el poder en un golpe de Estado -el cuarto en África occidental desde agosto de 2020- y depusieron al presidente.

- Anuncio -

La inseguridad ha ocasionado que el número de desplazados internos en Burkina Faso ascienda ya a más de 1,85 millones de personas, según los últimos datos del Gobierno. EFE

 

Mira nuestro otro contenido

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Anuncio

VIDEOS

Entradas populares

CONTINÚA LEYENDO