Boussouf: Así nació la idea de construir la Mezquita de París

0

 

Rue20 Español/ Rabat 

 

Abdellah Boussouf, el Secretario General del Consejo de la Comunidad Marroquí en el Extranjero, reflexiona sobre la Mezquita de París. La idea de construir la Mezquita de París surgió en el marco de los textos del “Acuerdo de Paz y Comercio” firmado entre el Sultán Muhammad Ibn Abdellah y el representante del Estado de Francia, en mayo de 1767, concretamente el Capítulo 11 de este acuerdo, que garantiza la libertad religiosa para los franceses y europeos en Marruecos y la libertad religiosa para los seguidores del emperador marroquí durante su presencia en Francia…

 

 

Además de las cartas de acercamiento entre el general Napoleón y el sultán Moulay Suleiman (agosto de 1798) en materia religiosa.

 

 

 

«En mayo de 1824, hubo la confirmación del deseo de construir una mezquita en Francia por parte de Moulay Abd al-Rahman (1822-1859)», agrega Boussouf. 

 

Hay algunos documentos de los archivos franceses que «nos hablan de intentos franceses unilaterales en el siglo XX de construir una mezquita, pero la idea no tuvo éxito y no ganó la aceptación de los musulmanes porque iba a estar construida por ‘infieles o no creyentes’”.

 

Pero el astuto mariscal Lyautey -prosigue Boussouf-, que es el Residente General francés en Marruecos y está familiarizado con las tradiciones y costumbres del honorable Reino, trabajará para presionar a los funcionarios franceses en París para que aceptaran construir una institución islámica y una mezquita en París. 

 

«Es un reconocimiento a la bondad de las víctimas musulmanas de las colonias francesas que murieron en defensa de la libertad y la independencia de Francia durante la Primera Guerra Mundial, unos setenta mil (70.000) soldados (muertos) del norte de África», destaca Boussouf.

 

De acuerdo al Secretario General del Consejo de la Comunidad Marroquí en el Extranjero, para su construcción, se enfrentaron a dos grandes problemas:

 

El primero es la Ley de Separación entre el Estado y la Iglesia de 1905 y por consiguiente la imposibilidad de que el Estado francés financiara una mezquita para musulmanes en suelo francés y con cargo a fondos de Francia. Luego fue superada dicha problemática mediante la creación de la “Fundación para Habuses y Lugares Santos” en 1917, que recibió un préstamo de 500.000 francos tras la aprobación del Consejo de la Asamblea Pública en 1920, que se hizo cargo de la Institución Islámica y la Mezquita de París.

 

En cuanto al segundo y más complejo problema, tenía que ver con la “legitimidad religiosa”, es decir, la parte que le daría al proyecto la legitimidad legal, jurisprudencial, religiosa,… 

 

Porque las autoridades francesas en París aprendieron el conocimiento cierto, ya sea a través de estudios históricos y sociales realizados sobre los pueblos de la región, o a través de Informes de sus representantes oficiales en las colonias del norte de África, ya sean residentes generales, gobernantes, líderes militares, escritores y pensadores u otras fuentes, la Mezquita de París tenía que ser marroquí sí o sí.

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.