La Razón: Perú debe rectificar su posición respecto al Sáhara

Estos refugiados "viven en el desierto más árido y en las condiciones más inhumanas, por más de 45 años. Moran en carpas. No hay agua, ni luz. No hay trabajo, libertades ni esperanza de vida”

0

 

 

Rue20 Español/Rabat

 

El Perú, que ha sido víctima de una falsa propaganda y de presiones desde el exterior para restablecer relaciones diplomáticas con una entidad ficticia, debe rectificar su posición respecto a la integridad territorial de Marruecos, escribe el diario peruano «La Razón».

 

En un dosier especial dedicado al desarrollo en las provincias del Sur, en particular la ciudad de Dajla, el autor del artículo, Ricardo Sánchez Serra, subrayó que “la Cancillería debería rectificar, para no seguir cayendo en el ridículo y continuar perdiendo votos en la comunidad internacional y enemistarse con países amigos”.

 

Sánchez Serra advirtió, en este sentido, contra “las noticias erráticas e informaciones sesgadas sobre el Sahara: como que en Tinduf se asienta una república, inexistente por cierto, porque no tiene las condiciones para ser Estado, de acuerdo al derecho internacional”.

 

Sánchez Serra, que es vicepresidente de la Federación de Periodistas de Perú, dio un testimonio conmovedor sobre la realidad de Tinduf, en Argelia, donde unos 50.000 refugiados están secuestrados por el Polisario con la complacencia de Argel.

 

Estos refugiados «viven en el desierto más árido y en las condiciones más inhumanas, por más de 45 años. Moran en carpas. No hay agua, ni luz. No hay trabajo, libertades ni esperanza de vida”, escribe Sánchez Serra, quien cuenta haber visto sobre el terreno cómo las milicias del Polisario imponen una estrecha vigilancia para impedir que la gente huya hacia la libertad

 

El periodista peruano cuenta que “los únicos que viven bien son sus opresores, sus secuestradores, los dirigentes del Polisario y sus familias, cuyos hijos son enviados a estudiar al exterior, e incluso se benefician de las ganancias que les da la ayuda humanitaria mundial”.

 

En cambio, en la ciudad de Dajla, escribe Sánchez Serra, pasear por las calles da una impresión agradable. Dice que vio una ciudad tranquila, con gente trabajando en comercios. Una ciudad viva, floreciente, turística y en desarrollo.

 

Agrega que «el nivel de vida en Dajla y, en general en las provincias del sur de Marruecos es el más alto del país, debido al programa de desarrollo socioeconómico y sostenible ordenado en el 2015 por el Rey Mohammed VI, con una inversión de 7 mil millones de euros, cuya legislación otorga facilidades a los inversionistas”.

 

Destacando que se están llevando a cabo numerosos proyectos, especialmente en los sectores de la pesca, la energía, la agricultura, el turismo y las infraestructuras, el periódico peruano señaló que se han abierto más de una docena de consulados en Dajla, lo que confiere a esta ciudad una importancia especial en la promoción de las relaciones comerciales.

 

Asimismo, añade, el proyecto del megapuerto de Dajla se convertirá pronto en el mejor puerto del océano Atlántico africano, con zonas industriales que estimularán el crecimiento económico y darán trabajo a miles de personas en la región. El futuro puerto de Dajla será también el enlace entre Marruecos y toda África.

 

Sánchez Serra concluyó su reportaje con preguntas cuyas respuestas son obvias: si usted fuera saharaui, ¿en dónde quisiera vivir? ¿En el Sáhara marroquí, en libertad, en su tierra, reunificado con su familia, o en Tinduf, en la esclavitud, en tierra extraña, sin esperanza, sin libertad? Map

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.