Vergüenza total. Españoles abandonan a sus compatriotas víctimas del Polisario por odio a Marruecos

En vez de presentar una Proposición no de Ley que condena los crímenes del Polisario, maniobran para legitimar el separatismo en España en el seno del Congreso

0

 

Rue20 Español/Rabat

 

Ismail El Khouaja

 

Desde nuestra orilla siempre se ha planteado la pregunta: ¿por qué la prensa española se interesa demasiado de Marruecos, mientras «se olvida» o hace caso omiso de lo que pasa en Argelia o el Polisario.

 

Si, por ejemplo, Marruecos decide instalar una piscifactoría en sus aguas cercanas a Melilla o Canarias, toda la maquinaria mediática española pone los focos sobre el tema, criticando y condenando por doquier, pero cuando sale una víctima (incluso española) a denunciar las atrocidades del Polisario, caso omiso.

 

Que el Polisario asesinó a centenares de españoles ya no es noticia para la mayor parte de la prensa española; en contraste, se recibe a su líder, clandestinamente y con identidad falsa, por razones «humanitarias», al tiempo que se presta una gran ayuda financiera a los campamentos de Tinduf (Argelia), ayudas que acaban en los bolsillos de los líderes del Polisario, dejando sufrir a decenas de saharauis retenidos contra su voluntad en extrema pobreza.

 

Sin embargo, y tras la reconciliación entre Marruecos y España, voces se empezaron a escuchar desde España, incluso en el Parlamento, condenando las matanzas del Polisario a ciudadanos españoles y saharauis.

 

En una entrevista concedida a El Confidencial domingo pasado, la presidenta de la Asociación Canaria de Víctimas del Terrorismo (ACAVITE), Lucía Jiménez, pidió al Gobierno y la Justicia española que recuperaran memoria y condenaran los crímenes cometidos por los responsables del Polisario.

 

Lucía Jiménez felicitó la reconciliación hispano-marroquí, pero al mismo tiempo dijo que esto no tiene que acabar así y hacerse olvidar de los crímenes del Polisario, pidiendo necesariamente justicia a las familias de las víctimas.

 

«Es indecente apoyar al Polisario y abandonar a españoles víctimas de sus bombas«, dijo calculando las víctimas que dejó el Polisario «Entre secuestrados, heridos, asesinados y desaparecidos en alta mar, por eso son delitos de genocidio y lesa humanidad» llegan «alrededor de 289«.

 

Escuchando esta cifra, sin contar los desaparecidos, el uno se pregunta: y ¿por qué los líderes del Polisario viven de lujo en pleno suelo español? Los mismos que el entonces presidente del gobierno Felipe González ordenó la expulsión de «todas las personas identificadas como miembros del Frente Polisario» y el cierre de sus oficinas en España.

 

Se trata de una pregunta legítima que necesita respuesta clara que va en acorde con la nueva etapa que los dos vecinos concretarán esta tarde en el Iftar que el Rey Mohamed VI ofreció al Presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, sobre todo si este tema fue planteado ayer en pleno Parlamento español.

 

El diputado de Ciudadanos, Miguel Gutiérrez, hizo recordar de las atrocidades criminales del Polisario dejando claro que «el Frente Polisario es un grupo terrorista» que asesinó a «289 españoles«.

 

 

Así pues, en apenas una semana, dos veces ha sido abierto este expediente criminal del Polisario. Se trata de un cambio importante que sin duda destapará la verdad de lo que es el Polisario, que llevaba muchos años escudándose de falsas y engañadas cuestiones «humanas’ para ganar el cariño del pueblo español.

 

Es de recordar que el politólogo español y portavoz del Grupo Internacional de Apoyo a la Paz y la Reunificación Saharaui, Pedro Ignacio Altamirano, sacó a luz este tema en un importante artículo titulado «El eje Argelia-Polisario-ETA», publicado en octubre de 2021, donde evidenció, con números y pruebas que solo pueden calificarse de chocantes, la implicación del régimen militar argelino en la fabricación del terrorismo en la región mediante la banda del Polisario, apoyada por el País Vasco.

 

El autor, basándose en cifras oficiales,  calcula que «entre 1973 y 1986, el Frente Polisario llevó a cabo 289 atentados terroristas contra ciudadanos españoles, de forma más precisa contra trabajadores de las minas de fosfatos de Fosbucraa, en el Sáhara, y pescadores, de Canarias, Galicia, País Vasco y Andalucía, que faenaban en aguas del banco sahariano».

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.