Las cuevas de Rabat, llenas de secretos y joyas misteriosas

0

 

Rue20 Español/ Fez 

 

Meryem Ghoua   

 

Un estudio científico publicado por la revista «Nature» reveló que las aceitunas eran una fuente principal de alimento para las civilizaciones mediterráneas hace miles de años. 

 

Asimismo, un artículo publicado, ayer lunes, por el diario marroquí Hespress informó que un equipo de investigadores llegó a esta conclusión basándose en evidencias arqueológicas, que son los restos de un hueso de aceituna, encontrados en cuevas ubicadas en las afueras de Rabat, lo indica la presencia de estos árboles en la costa atlántica del Reino. 

 

Es de destacar que estos descubrimientos son los primeros de su tipo en el continente africano, ya que los estudios anteriores se centraron en la región de Oriente Medio y en las costas meridionales del continente europeo. 

 

De hecho, los investigadores no esperaban encontrar rastros de aceitunas en Marruecos, ya que su estudio se centró en comprender las plantas cosechadas por el Homo sapiens, lo cual es un verdadero desafío dado que las plantas rara vez perduran en el tiempo. 

 

Los investigadores encontraron que los granos de aceituna se usaban como combustible para el fuego, porque provocan una combustión lenta después de moler con las llamas para ser utilizados para cocinar dentro de las cuevas habitadas por humanos hace miles de años. 

 

En el mismo contexto, Mohamed Abdeljalil Al-Hajrawi, investigador del Instituto Nacional de Arqueología y Patrimonio de Rabat, dijo que la persona que descubrió aceitunas en las cuevas de Rabat descubrió muchas cosas por primera vez, como materiales de costura, joyería y el uso de fuego en hornos. 

 

Según Al-Hajrawi, las cuevas de Rabat contienen una serie de secretos sobre la historia humana, especialmente las cuevas de «Dar Al-Sultan 1», «Dar Al-Sultan 2» y «Harhoura 2», además de la cuevas de «Mnasra».

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.