La farsa participación del Polisario en la cumbre UA-UE de Bruselas

0

 

Rue20 Español/Bruselas

 

Adil ZAARI JABIRI

 

La sexta cumbre Unión Africana-Unión Europea clausuró sus trabajos, este viernes, con nuevas iniciativas y la promesa de una asociación renovada que permita a los dos continentes liderar su futuro común en materia de solidaridad, seguridad, paz y desarrollo sostenible.

 

Sin embargo, una anomalía rayó la seriedad de este cónclave y provocó el malestar visible en la parte europea.

 

La nota falsa que rompió la música del ambiente fue la discutida y cuestionable presencia del líder de las milicias del Polisario, que se dejó llevar por sus caprichos, dándose galones más anchos que sus hombros al querer medirse con los legítimos Jefes de Estado y de Gobierno irrumpiendo en la cumbre.

 

Atendido por la generosa logística argelina, que estuvo, como de costumbre, muy atenta a este criminal, desde su llegada al aeropuerto a bordo del famoso avión de «Benbatouch Airlines», hasta su traslado a un lujoso palacio de la capital europea, el jefe del Polisario y su pandilla que le acompañaba se dedicaron a tomarse selfies detrás de su trapo cuatricolor y a pedir caritativos apretones de manos a los que encontraban en su camino, para utilizarlos después como material de intox para destilar en sus redes de propaganda.

 

Estos breves y placenteros momentos siempre se topaban con la terca y amarga realidad de no encontrar un oído atento o una mirada comprensiva que consolara su frustración. Los servicios de comunicación europeos, por su parte, estaban atentos para evitar cualquier intrusión de fotos en sus soportes que pudieran alimentar la propaganda relacionada con la presencia del hombre-ligio de Argel.

 

Repasemos ahora la película de esta patética participación:

 

Incluso antes de que la banda de »Ghali y compañía» llegara a Bruselas, la Unión Europea hizo una declaración pública en la que reiteraba, de la forma más clara posible, su posición constante y de larga data de no reconocimiento de la seudo »rasd». Que así sea.

 

Al percibir la molestia causada en las instituciones europeas por este fastidioso invitado, el portavoz de la UE tuvo que subrayar, durante una rueda de prensa, que la posición europea no sufre ninguna ambigüedad, recordando la unanimidad de los 27 Estados miembros sobre el no reconocimiento de la entidad títere. Además, esta indeseable participación, no sólo por los europeos sino por casi todos los Estados africanos, fue rechazada firme y definitivamente por los dirigentes de la UE, que opusieron un boicot plácido y asumieron a este individuo, reducido a un asiento plegable en el fondo de la sala de conferencias.

 

Recluido en la sombra del ministro de Asuntos Exteriores argelino, que también tenía un aspecto sombrío durante la cumbre, el genocida B. Ghali fue excluido de toda participación en la cumbre.

 

Ghali fue excluido de cualquier contacto con los líderes europeos, incluso durante la ceremonia oficial de acogida de los participantes, en la que los presidentes de los organismos europeos se negaron a recibirlo y saludarlo. Map

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.