Exteriores: Marruecos no insulta el futuro

Marruecos tiene la voluntad de encontrar una solución en el marco de la iniciativa de autonomía y "nada más que la iniciativa de autonomía"

0

 

 

Rue20 Español/ Rabat

 

Marruecos tiene la voluntad de encontrar una solución al conflicto artificial en torno al Sáhara marroquí en el marco de la iniciativa de autonomía y «nada más que la iniciativa de autonomía bajo soberanía marroquí», afirmó el ministro de Asuntos Exteriores, Cooperación Africana y Marroquíes Residentes en el Extranjero, Nasser Bourita, para quien el marco de solución sería de las «mesas redondas con la participación de la verdadera parte en este diferendo regional», es decir, Argelia.

 

«Para Marruecos, existe una voluntad de encontrar una solución en el marco de la iniciativa de autonomía marroquí y nada más que la iniciativa de autonomía marroquí. El marco es el de las mesas redondas con la participación de la verdadera parte de este diferendo regional», subrayó el ministro en una entrevista al canal internacional de noticias francés France24 y a la radio RFI, al margen de su participación en Adís Abeba en la 35ª cumbre ordinaria de la Unión Africana.

 

«Marruecos, que está en su territorio y en legítima defensa, nunca ha buscado la confrontación. Marruecos está a favor de una solución en el marco de las Naciones Unidas, en el marco de la autonomía bajo soberanía marroquí», reiteró Bourita, subrayando la adhesión del Reino a las resoluciones de las Naciones Unidas.

 

«Fueron ellos quienes rechazaron las resoluciones del Consejo de Seguridad, no Marruecos. Y no fue Marruecos quien emitió un comunicado en octubre para decir que rechazo la resolución aprobada por el Consejo de Seguridad. Fue ese país (Argelia NDLR) el que rechazó oficialmente la voluntad de la comunidad internacional», dijo.

 

El ministro afirmó que «no se debe poner a Argelia y Marruecos en pie de igualdad». «Marruecos se alinea con la resolución del Consejo de Seguridad, mientras que Argelia no la rechaza. Marruecos se siente cómodo. El enviado personal del secretario general de la ONU para el Sáhara tiene un mandato, tiene un marco de acción, él mismo dice que trabaja para las mesas redondas. Si Argelia no quiere, es su problema».

 

En cuanto a la relación con Argelia y la decisión de ese país de romper unilateralmente las relaciones diplomáticas con Marruecos, Bourita estimó que «la ventaja de esta escalada argelina, cuando se es un actor de este problema, es que Argelia, hoy en día, ha demostrado que es la verdadera parte en este problema».

 

«Argelia ha adoptado posiciones unilaterales, es su derecho. El enfoque de Su Majestad el Rey ha sido no ir hacia la escalada, ni siquiera reaccionar a estas decisiones unilaterales y ésta será siempre nuestra posición», afirmó el ministro para quien ‘Argelia se excede y lo que es excesivo es insignificante, pero las posiciones de Marruecos son claras».

 

Preguntado sobre la hipótesis de una confrontación militar con Argelia, el ministro respondió que «Marruecos no está en la escalada. Marruecos no insulta el futuro. Y Marruecos piensa que nunca se cambia la geografía», reiterando el enfoque Real que es «no ir a la escalada y concentrarse en lo que nos une, no en lo que nos separa».

 

En esta entrevista con France24 y RFI, también se abordó la cuestión libia. A este respecto, Bourita reiteró la posición de Marruecos a favor de una solución realista y pragmática.

 

Según el ministro, «hay una percepción euro-céntrica que hace de las elecciones, (que estaban previstas el 24 de diciembre, pero que no han tenido lugar), la panacea para resolver todo. El contexto libio es un contexto particular. El objetivo es resolver la cuestión de la legitimidad pero sin perder la estabilidad de Libia. Por eso es necesario este equilibrio: cómo avanzar hacia esta elección pero sin crear el caos y la gestión de Marruecos ha sido siempre un enfoque realista y pragmático que responsabiliza en primer lugar a los actores libios».

 

Para el titular de Exteriores, «se pueden organizar todas las conferencias internacionales en Europa y otros lugares y establecer recetas. Pero, ¿están estas recetas adaptadas al contexto libio?, ese es el verdadero problema», afirmando que «Marruecos está en contra de crear un vacío en Libia denigrando las instituciones».

 

«Estas instituciones, nos gusten o no, pero al menos hoy permiten que el Estado libio siga funcionando, trabajando para la preparación de las elecciones abordando en estos nudos que se identificaron a través del proceso que no concluyó el 24 de diciembre», dijo el ministro.

 

«Hoy en día, las elecciones siguen siendo un objetivo en Libia, y Marruecos cree en ellas, pero no son un fin en sí mismas, porque lo más importante es que este país recupere su estabilidad, recupere su papel porque para Marruecos, como dijo SM el Rey, Libia no es un país vecino geográficamente, pero está muy cerca: «su estabilidad nos afecta, pero su inestabilidad también nos afecta y los vínculos entre los dos países son muy importantes y muy antiguos». MAP

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.