Otro Guiño estéril de Sánchez hacia Rabat desde Dubái.. ni quiere ni puede por la piedra

Sánchez: Siempre hemos considerado a Marruecos un aliado estratégico en muchos campos, como la inmigración, el desarrollo económico y la seguridad

0

 

Rue20 Español/ Mohammadia

 

Toufiq Slimani 

 

Mostrarle los dientes a Marruecos no ha beneficiado a nadie a lo largo de los últimos nueve meses. Los dos países han perdido mucho tiempo por una decisión desmedida del Gobierno de Coalición español presidido por el joven socialista, Pedro Sánchez, al acoger clandestinamente y bajo identidad falsa en un hospital de Zaragoza al presunto líder del Polisario, Brahim Gali, el pasado 18 de abril.

 

La Moncloa no midió bien la acogida de Gali y sus consecuencias. Tampoco ha medido, de la mejor manera, su «táctica dilatoria» respecto a la reconciliación con Marruecos. Éste último solo pide a su vecina norteña más claridad, atrevimiento y confianza.

 

Por el momento, Sánchez y sus aliados de Podemos se aferran a la vieja postura sin tomar en consideración la nueva dinámica regional acerca del Conflicto del Sáhara tras la decisión estadounidense de reconocer la marroquinidad del Sáhara el 10 de diciembre de 2020.

 

Sánchez y su staff diplomático liderado por José Manuel Albares, desde el pasado julio, no dejan de mandar mensajes positivos y de reconciliación hacia Rabat, pero, en el fondo, Sánchez tiene una piedra en su zapato: sus aliados podemistas, los socios republicanos de Podemos, los comunistas y la izquierda de la izquierda del PSOE.

 

Desde los Emiratos Árabes Unidos, Sánchez ha vuelto a lanzar un nuevo gesto hacia Marruecos. Siempre dichos sin hechos.

 

Hoy se celebra el Día de España en la Expo2020Dubai. «Nuestro pabellón es un ejemplo de creatividad, sostenibilidad y arte y muestra con orgullo nuestros vínculos con el mundo árabe. Con este evento, seguimos trabajando hacia una mayor colaboración con Emiratos Árabes Unidos», dice Sánchez.

 

En la rueda de prensa, Sánchez comentó el estado de las relaciones hispano-marroquíes en inglés, asegurando que mantiene «una relación muy positiva» con Marruecos.

 

 

«Siempre hemos considerado a Marruecos un aliado estratégico en muchos campos, como la inmigración, el desarrollo económico y la seguridad», ha agregado.

 

«Estamos deseando fortalecer esa colaboración bilateral», expresó sin precisar cómo ni cuando.

 

Sánchez no desaprovechó la respuesta, afirmando que «España es un importante aliado» de Rabat en el seno de la UE y «esto es importante para ambas sociedades», según la Agencia de noticias Europa Press.

 

 

El los últimos días, España lanzó varios y diversos mensajes de reconciliación hacia Marruecos. Pero son mensajes estériles para Marruecos, ya que la Moncloa sigue aferrándose a su vieja postura respecto al Sáhara.

 

El poeta argentino, El Martín Fierro-José Hernández, cuño el verso inmortal: no pinta quien tiene ganas, sino quien sabe pintar. Así, Sánchez tiene ganas, pero no sabe ni cómo ni cuándo por la piedra podemista-comunista en su zapato.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.