Francia y Argelia se telefonean de nuevo, y Macron no cede

Los presidentes de ambos países, Macron y Tebboune, aseguran que la dinámica de su relación es ahora "positiva"

0

 

 

Rue20 Español/ Rabat

 

Los presidentes de Francia, Emmanuel Macron, y de Argelia, Abdelmadjid Tebboune, se felicitaron este sábado de la «dinámica positiva» de su relación bilateral, que ha pasado en los últimos tiempos por diversas desavenencias.

 

El Elíseo destacó, en un comunicado sobre la conversación telefónica que mantuvieron los dos jefes de Estado, que esa buena evolución de las relaciones entre los dos gobiernos se da particularmente en el terreno de la seguridad y de la economía.

 

Macron habló con Tebboune de sus iniciativas en Francia sobre la memoria de la colonización y la guerra de independencia de Argelia y mostró su disposición a trabajar sobre este tema con él.

 

«En particular en lo que tiene que ver con la búsqueda de los desaparecidos y el mantenimiento de los cementerios en Argelia», subrayó la presidencia francesa.

 

El pasado miércoles Macron tuvo un gesto simbólico hacia los «pieds noirs», los colonos franceses o europeos establecidos en Argelia que tuvieron que ser repatriados con la independencia de ese país norteafricano en 1962.

 

Reconoció como «masacres» dos matanzas en Argel y en Orán ese año en las que las víctimas fueron europeos, la primera perpetrada por las fuerzas del orden francesas y la otra atribuida a los independentistas del Ejército de Liberación Nacional.

 

El ambiente entre Argel y París se ha visto enrarecido en los últimos meses por varios contenciosos, que son relativamente frecuentes entre la antigua colonia y su metrópoli.

 

Uno de los más importantes son unas supuestas declaraciones de Macron en las que reprochaba al sistema «político-militar» argelino de utilizar la memoria sobre la guerra de la independencia para justificar su inmovilismo y la mala situación en el país.

Otro obstáculo al diálogo entre las dos capitales son las quejas de Francia porque las autoridades argelinas prácticamente no aceptan la entrada de nacionales que Francia intenta expulsar por estar en su territorio sin los papeles en regla.

 

París amenaza a Argelia, como lo ha hecho con Marruecos y con Túnez, con restringir los visados mientras no se acepten esas expulsiones.

 

 

La conversación entre Macron y Tebboune sirvió igualmente para la preparación de la cumbre entre la Unión Europea y la Unión Africana programada en Bruselas el 17 y el 18 de febrero. EFE

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.