Bourita: Es ya hora de disipar los malentendidos sobre la migración

Para reforzar la asociación África-Europa, es necesario disipar los malentendidos sobre el fenómeno migratorio

0

 

Rue20 Español/Rabat

 

Para reforzar la asociación África-Europa, es necesario «disipar los malentendidos que rodean el fenómeno migratorio», declaró, ayer jueves, el ministro de Asuntos Exteriores, Cooperación Africana y Marroquíes Residentes en el Extranjero, Nasser Bourita.

 

Expresándose por videoconferencia en una reunión de alto nivel sobre «Migración y Movilidad en la Asociación África-Europa», organizada por la Fundación África-Europa en vísperas de la 6ª Cumbre UE-África en Bruselas (17 y 18 de febrero), Bourita dijo que «aunque la migración es una cuestión común, los intereses implicados siguen siendo a menudo contradictorios».

 

«Para que confluyan (los intereses), hay que disipar los malentendidos que rodean al fenómeno migratorio», subrayó el ministro, señalando que el primer malentendido es el del «conocimiento».

 

«Las políticas migratorias deben resistir el examen de la verdad en lugar de ceder a la tentación de la polémica. Deben admitir, con cifras, que la crisis no es migratoria sino política», explicó Bourita, y añadió que el segundo malentendido se refiere al objetivo de las políticas migratorias.

 

En este sentido, el ministro indicó que hay que «dejar de hacer creer a la gente que las políticas migratorias podrán algún día detener los flujos migratorios».

 

«Nada, ni siquiera una pandemia, detendrá un fenómeno natural que siempre ha existido y seguirá existiendo», dijo.

 

El tercer malentendido tiene que ver con el método, continuó el diplomático, explicando que es necesario dejar de confiar las claves de la gestión de la migración a los traficantes cerrando las vías legales de acceso a Europa, del mismo modo que es necesario reconocer que el flagelo no es la migración, sino el tráfico de migrantes, que constituye, además, la tercera fuente de beneficios para las organizaciones criminales.

 

«Debemos, en definitiva, cambiar de método, es decir, reconocer que la migración no necesita estrategias paliativas e inmediatas, sino medidas creativas e ingeniosas que combinen el corto, el medio y el largo plazo», dijo Bourita en la reunión, a la que asistieron el Presidente de Ruanda, Paul Kagame, el Primer Ministro de Grecia, Kyriakos Mitsotakis, y numerosos dirigentes y representantes de organizaciones regionales e internacionales.

 

En este sentido, el ministro señaló que la migración «no consiste en la gestión de las fronteras», indicando que también se trata de promover y organizar la movilidad legal.

 

Asimismo, añadió Bourita, la migración no es una herramienta, ni se puede externalizar. «La gestión de la migración debe formar parte de una cooperación que no sea asimétrica y unilateral», abogó.

 

«Queremos que la migración sea la fuerza y no el talón de Aquiles de la asociación entre Europa y África», sostuvo el ministro, subrayando que «aunque a menudo se la señale, África está cumpliendo su parte».

 

La migración, destacó, puede contribuir a remodelar la asociación África-Europa, ya que crea vínculos humanos, complementariedades económicas y cooperación política.

 

Bourita también aprovechó la ocasión para recordar el papel de SM el Rey Mohammed VI como líder africano en materia de migración, subrayando que el Soberano está en el origen de la política africana unificada en materia de migración contenida en la «Agenda Africana para la Migración» y de la creación del Observatorio Africano de la Migración que se inauguró el 18 de diciembre de 2020 en Rabat.

 

Marruecos ha participado en todos los debates regionales e internacionales sobre la migración, resaltó el ministro. Desde el Foro Mundial sobre Migración y Desarrollo, pasando por el Diálogo Euroafricano sobre Migración y Desarrollo (o Proceso de Rabat), hasta la adopción del Pacto de Marrakech, Marruecos siempre ha prestado su concurso, dijo.

 

El Reino, continuó, también se compromete a organizar una reunión de los países campeones del Pacto de Marrakech. En este contexto, y en la medida en que más de un tercio de los países campeones son africanos, la ambición del Reino es aprovechar esta oportunidad para hacer del Pacto de Marrakech una plataforma de acción para la asociación África-Europa.

 

«Queremos que esta cuestión figure en el orden del día de la próxima Cumbre UE-África», subrayó Bourita, indicando que «lo que está en juego en la gestión de la migración es, de hecho, toda nuestra visión de la asociación». MAP

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.