Chile en busca de quiénes quieren quemar el país

El gobierno chileno afirmó que existen "pruebas concretas" de que los incendios en el país fueron causados intencionalmente

0

 

 

Rue20 Español/ Rabat

 

El ministro del Interior, Rodrigo Delgado, afirmó que hay «pruebas concretas» sobre la intencionalidad en nuevos focos de incendios forestales. Estos siniestros, que han afectado principalmente a la zona sur del país, han dañado más de 30 mil hectáreas.

 

“Nosotros tenemos pruebas concretas, las estamos poniendo obviamente a disposición de las investigaciones, de que hay imágenes, testigos, relatos, de que efectivamente hay personas o grupos de personas que se están aprovechando en este momento de los incendios forestales para, de alguna forma, generar nuevos focos de incendio”, señaló el secretario de Estado en conversación con el medio local Radio ADN.

 

«Esto no es una especulación, vimos cómo se les disparó (a la avioneta de Mininco) (…) tenemos un comportamiento bastante inusual de focos de incendios en La Araucanía», prosiguió el titular de Interior.

 

«Tenemos equipamiento, aviones vigías, imágenes satelitales para ver y se configuran cómo se van dando los focos. Y hay patrones que dicen cuándo hay intencionalidad (…) estamos hablando de ataques arteros, coordinados para poder generar daño, caos. No es muy distinto al fuego que cuando se ve cuando se quema una maquinaria, cuando se quema a una casa», añadió.

 

El ministro adelantó que los antecedentes sobre la intencionalidad de nuevos focos serán derivados a la Justicia.

 

Actualmente, según informó la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior (Onemi), hay 44 incendios forestales registrados a nivel nacional, de los cuales 19 se encuentran activos, 22 controlados y tres fueron extinguidos.

 

La zona desde la Región de O’Higgins hasta Los Lagos -en el centro y sur del país-, reportaron, se encuentra seriamente afectada por las llamas, totalizando más de 30 mil hectáreas quemadas durante el segundo semestre.

 

El incendio en Quillón, Ñuble, es de los lugares más afectados y hasta allá se trasladó -para ver en terreno la situación- el ministro del Interior Delgado.

 

El funcionario señaló que se trasladó a la zona “porque se estaban dando condiciones muy adversas, temperatura, falta de oxígeno que permite que el incendio avance más rápido en término de las mismas temperaturas, la vegetación y la cercanía también con viviendas. Eso fue un criterio que utilizamos para poner todos los recursos en esa zona”.

 

En ese sentido agregó que, junto a la ministra de Agricultura, María Emilia Undurraga, han trabajado en la panificación para combatir incendios “durante varios meses”, y eso permitió que, por ejemplo, se adelantara en un mes el arriendo de aeronaves, poniendo así todos los recursos en el combate del fuego.

 

“Se evitó la quema de casi 300 viviendas. Hay que poner en perspectiva que en Castro se quemaron alrededor de 150 viviendas”, añadió. “Pusimos el foco ahí, y se logró detener en primera instancia, y ya se está controlando, pero no está extinto”. MAP

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.