Dos Revoluciones a la marroquí: La nueva Constitución y el Nuevo Modelo de Desarrollo

El nuevo modelo de desarrollo, "el importante logro de la nación marroquí tras la Constitución de 2011"

0

 

RUE20 ESPAÑOL/ RABAT

 

La elaboración del nuevo modelo de desarrollo constituye «el importante logro de la Nación marroquí después de la Constitución de 2011», declaró el embajador itinerante encargado de las cuestiones de derechos humanos, Ahmed Herzenni.

 

«Todo el mundo esperaba la apertura de la obra social tras los importantes pasos dados en materia de infraestructuras y reformas sociales, como la regionalización, la mudauana, la institucionalización de la lengua amazigh y la transición democrática», afirmó Hezenni, que intervino el sábado en Laayún en un coloquio nacional sobre «El enfoque de los Derechos Humanos y el nuevo modelo de desarrollo».

 

Si bien se han realizado progresos significativos en estos sectores, persisten carencias y debilidades en los ámbitos de la pobreza, el empleo, la economía informal, la vivienda digna, la sanidad y la educación, añadió, señalando que estas carencias han tenido un impacto negativo en la clasificación de Marruecos en el índice internacional de desarrollo humano.

 

Herzenni señaló, en este contexto, que la elaboración del nuevo modelo de desarrollo llegó «en el momento oportuno», recordando que el Consejo Consultivo de Derechos Humanos (CCDH-ahora Consejo Nacional de Derechos Humanos), que él presidía, había abogado en su momento por que Marruecos «pasara a los derechos económicos, sociales, medioambientales y culturales» tras la derechos sociales, medioambientales y culturales» tras la realización de todas las recomendaciones de la Comisión de Equidad y Reconciliación (IER) y «después de haber empezado a sentir que los derechos políticos y cívicos de los marroquíes están garantizados y en buenas manos».

 

El embajador itinerante encargado de las cuestiones relativas a los Derechos Humanos invitó a los poderes ejecutivo, judicial y legislativo, así como a todos los actores de la sociedad civil, a apropiarse del nuevo modelo de desarrollo y a actuar en favor de la aplicación de las recomendaciones de la comisión especial encargada de su elaboración, insistiendo en particular en el desempleo en el contexto de la pandemia del Covid-19 y del desarrollo tecnológico, que han repercutido en la situación del empleo en Marruecos y en el mundo.

 

El secretario general del Consejo Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Mounir Bensalah, se congratuló de los «importantes» avances registrados por Marruecos en el ámbito de los derechos humanos y la ampliación de las libertades, especialmente tras la adopción de la nueva Constitución de 2011.

 

Bensalah señaló que el ciudadano debe ser el fin y el actor de todas las políticas de desarrollo, subrayando que el nuevo modelo de desarrollo es el resultado de un enfoque de Derechos Humanos que responde a las expectativas de los ciudadanos.

 

Añadió que el seguimiento y la evaluación de las políticas públicas es una tarea esencial para el éxito del nuevo modelo de desarrollo y para que los Derechos Humanos y las libertades estén en el centro de cualquier proceso de desarrollo.

 

Para la Organización Paz y Tolerancia para la Democracia y los Derechos Humanos, que organiza este coloquio nacional con motivo del 73º aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en colaboración con la Facultad de Derecho de Agdal-Rabat, la sociedad civil tiene un importante papel que desempeñar en el éxito de la aplicación del nuevo modelo de desarrollo a escala regional, para garantizar los derechos económicos y sociales de los ciudadanos.

 

En esta ocasión se rindió homenaje a varios activistas y defensores de los Derechos Humanos, entre ellos Herzenni y la presidenta del CNDH, Amina Bouayach. MAP

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.