Marruecos electoral. La alternancia gubernamental se convierte en una necesidad

0

 

Rue20 Español /Rabat

Ikrame El Haouari

 

Marruecos celebra este miércoles las elecciones legislativas y municipales en un contexto especial marcado por la alerta epidemiológica.

Estas elecciones van a decidir el destino del partido islamista marroquí, Justicia y Desarrollo, que encabeza el actual Gobierno de coalición.

Marruecos celebra tres elecciones de forma simultánea este año, legislativas, regionales, y municipales. 6815 candidatos se han presentado para ocupar los 395 escaños de la Cámara de Representantes ( cámara baja de un Parlamento bicameral) a través del sufragio directo. Son una media de 17 candidatos por cada asiento.

En las regionales, 9.892 candidatos competirán por los 678 escaños en los consejos de las doce regiones del país, una media de 15 candidatos por cada escaño.

En las municipales, los votantes marroquíes elegirán entre 157.569 candidatos a más de 31.000 concejales en el país.

Los marroquíes están obligado a inscribirse en el registro electoral para poder votar, ya que todavía no se vota sólo con el carnet de identidad.

Un total de 17.983.490 personas están inscritos de los alrededores de 24 millones de marroquíes mayores de 18 años, lo que supone el 75% de la población mayor de edad.

En las elecciones de 2021 en Marruecos, cerca de 30 partidos políticos se presenten en esos comicios, pero se aparece que cuatro partidos encabezados la mayoría de los escaños

El partido » PJD» aspira a renovar su tercer mandato, pero todos los analistas predicen su declive.

El Partido Autenticidad y Modernidad (PAM), el nacionalista e histórico Partido Istiqlal(PI), tiene muchas posibilidades de estar entre los cuatro primeros.

El partido  Reagrupamiento Nacional de Independientes (RNI) es el favorito a ganar las elecciones y liderar el próximo gobierno.

Este último partido (RNI), encabezada por Aziz Akhannouch, el ministro de Agricultura, se considero como el partido más predilecto para los ciudadanos marroquíes, y según los analistas, puede quitarle el primer puesto al PJD. Este último sufre divisiones internas y desgaste tras una década perdida en la presidencia del gobierno.

La nueva ley electoral basada en el llamado cociente electoral reducirá aún más la influencia de los islamistas al cambiar la forma en que se asignan los escaños parlamentarios, lo que dificulta que los partidos ganen un gran número de escaños, es decir, el parlamento estará más fragmentado, pero más equilibrado.

Según el diario Swissinfo, el nuevo método perjudicará a los grandes partidos, que perderán escaños a favor de los minoritarios. Los observadores creen que la nueva medida favorecerá a partidos socialistas históricos como la Unión Socialista de Fuerzas Populares (USFP) o el Partido del Progreso y Socialismo (PPS) y que están en caída libre en esta última década.

En las elecciones de 2021, los ciudadanos marroquíes, especialmente los jóvenes que muestran en las redes sociales poco interés y desconfianza en los partidos y la acción política.

En este contexto, la última reforma electoral incrementó el número de escaños reservados a las mujeres, que serán 90 en ligar de los 60 actuales de un total de 395, esta cuota supone un 22.7 del total de asientos en el Parlamento marroquí, lo que muestra que la presencia de los mujeres marroquíes en las elecciones legislativas fue reforzada, pero las feministas no estaban satisfechas con esto, y aspiran a la paridad prometida en la Constitución.

Además, debido a la propagación de Covid-19 en el Reino, se han prohibido las reuniones de más de 25 personas, por eso, la campaña electoral está pasando prácticamente desapercibida y centrada en las redes sociales.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.