Jurista francés: Argelia fue quien creó el diferendo del Sáhara

 

Rue20 Español/ Rabat

 

Impulsada por consideraciones geopolíticas, Argelia ha creado el diferendo regional sobre el Sáhara marroquí, patrocinando la creación del »polisario» y proporcionándole apoyo político, diplomático, financiero y militar, subrayó el martes en Belgrado el abogado francés Jerome Besnard.

 

La implicación militar de Argelia queda ilustrada, entre otros, por la batalla de Amgala en 1976, durante la cual fueron capturados varias decenas de soldados argelinos, que fueron entregados a su país unos meses más tarde, recordó Besnard, durante una conferencia bajo el lema «Unidos en valores, comparar los enfoques – experiencias de Marruecos y Serbia en la defensa de la integridad territorial y la soberanía nacional».

 

Argelia también ha delegado su autoridad sobre una parte de su territorio, concretamente los campamentos de Tinduf, al «polisario», en flagrante violación del derecho internacional humanitario, lo que les ha conducido a «permitirse las peores violaciones de los derechos humanos contra la población civil secuestrada en estos campamentos desde hace casi cincuenta años», señaló el profesor de derecho constitucional y editor del libro «Rethinking the Sahara Dispute : History and Contemporary Perspectives», durante este encuentro, organizado por la Facultad de Diplomacia y Seguridad de la Universidad de la Unión – Nikola Tesla, en colaboración con la Coalición por la Autonomía del Sáhara (AUSACO).

 

Según el jurista francés, que volvió a la génesis de este diferendo artificial, la cuestión del Sáhara marroquí sigue siendo una cuestión de finalización de la integridad territorial de Marruecos, subrayando que se trata ante todo de un contencioso regional de carácter geopolítico, que sólo podrá resolverse si Argelia se implica plenamente en el proceso político, realizado bajo los auspicios exclusivos de la ONU, de acuerdo con la resolución 2654 del Consejo de Seguridad.

 

El marco de referencia de la ONU se basa en el parámetro fundamental de la plena participación de Argelia en la búsqueda de una solución, y le pide que siga comprometida, con un espíritu de realismo y compromiso, con el proceso de las mesas redondas durante toda su duración, hasta que tenga éxito, señaló Besnard.

 

Besnard afirmó también que la persistencia del diferendo regional sobre el Sáhara marroquí sigue siendo un obstáculo para afrontar los grandes retos del cambio climático, la migración, la lucha contra el extremismo violento y el terrorismo, y la seguridad alimentaria.

 

argeliaJérôme Besnardpolisariosahara marroqui
Comentarios (0)
Agregar comentario