27 C
Rabat
jueves, julio 25, 2024

La privatización de las playas genera malestar entre los marroquíes

 

Rue20 Español/Rabat

Soukaina Aboudrar

- Anuncio -

Con el comienzo del verano, éste se traduce para la mayoría de las personas en una palabra: playa. Para refrescarse del calor sofocante, las playas son, por excelencia, el lugar preferido de los veraneantes.

En Marruecos, el norte es conocido por sus bellas y diáfanas playas, lo que las convierte en un destino turístico tanto de los visitantes extranjeros como de los marroquíes.

Sin embargo, durante los últimos años estos parajes naturales vienen experimentando un aventurado fenómeno: la privatización. Es decir, el acceso a las playas se encuentra restringido por los establecimientos hoteleros y/o entidades privadas ahí instaladas.

Sólo los usuarios hospedados en dichos hoteles tienen derecho a disfrutar del baño en las playas, mientras el resto de visitantes y turistas que desean darse un chapuzón deben buscarse otro lugar.

Entre las medidas tomadas por estas entidades privadas para prohibir la entrada a personas no alojadas están: el levantamiento de barreras, la contratación de agentes de seguridad que impidan el acceso a las playas, implementación de señales de advertencia que restringen el acceso a los hospedados en los hoteles, etc.

- Anuncio -

Las asociaciones locales en la zona, así como sus habitantes, se han levantado en contra de este fenómeno, denunciando el uso exclusivo de los parajes naturales y pidiendo el cese de su privatización.

Asimismo, denuncian que esta situación incide en las desigualdades económicas, conllevando a potenciar la disparidad social entre los diversos sectores de la población.

A nivel ambiental, la explotación económica podría repercutir gravemente en la protección del paisaje y el medioambiente, conllevando a un deterioro inminente de estos parajes naturales.

Mira nuestro otro contenido

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Anuncio

VIDEOS

Entradas populares

CONTINÚA LEYENDO