27 C
Rabat
viernes, abril 12, 2024

Con o sin Brahim, la selección marroquí mira al futuro

 

Rue20 Español/ Fez

Meryem Ghoua

- Anuncio -

«Déjalo libre. Si regresa es tuyo, si no, nunca lo fue», dice el dicho.

Los jugadores de origen marroquí brillan en el extranjero. Son objeto de la codicia de las selecciones de sus países de adopción y están sometidos a la presión de sus sucesivos clubes para tomar “la elección correcta”. Es un juego limpio y frustrante al mismo tiempo.

El episodio de Lamine Yamal aún no está digerido cuando se presenta el de Brahim Díaz, el joven jugador del Real Madrid, que tras varias experiencias, en Inglaterra con el Manchester City e Italia con el AC Milán, por fin está brillando dentro del club de su vida. Está anunciado para la selección española por todos los periódicos españoles y parece que se aleja de la selección marroquí que, por su parte, puja fuerte por él.

Marruecos alcanzó las semifinales del Mundial y eso podría influir en la decisión de cada jugador con doble nacionalidad. Por lo que, la selección marroquí, a pesar de su fracaso en la Copa de África, también resulta muy atractiva a nivel deportivo.

La última visita del centrocampista merengue Brahim Díaz, pasada semana a Marrakech y otra en plena CAN, ha despertado algunas esperanzas en los aficionados marroquíes. Vino a celebrar la boda de su hermana y estuvo acompañado de sus amigos del vestuario madridista, Camavinga, Vinicius Jr y un exjugador de la Real, Marco Asensio.

- Anuncio -

Estas estrellas no han pasado desapercibidas. Vinicius Jr, importante jugador del fútbol mundial, aprovechó para visitar un colegio de la ciudad ocre y jugar fútbol con los niños. No olvidemos que es el poseedor del Premio Sócrates 2023, un trofeo reservado a los futbolistas conocidos por su implicación en cuestiones sociales. Camavinga también habría adquirido propiedades en la ciudad ocre. Las actividades de Brahim y sus amigos fueron muy bien difundidas en las redes sociales.

A pesar de todo, no hay que sobreinterpretar la visita de Brahim Díaz a Marrakech ya que la ciudad roja es una capital turística mundial, es la más importante, al menos de África, y no es la primera vez que un jugador de renombre mundial pasó sus vacaciones o organizó un evento familiar allí. Este año Enzo Zidane, hijo de Zinédine Zidane, se casó allí y jugadores como Cristiano y Mbappé tienen allí sus costumbres.

Además, debemos evitar pensar que Brahim ya eligió defender la camiseta nacional para presionarlo. Sí, sería de gran beneficio para Marruecos pero a fin de cuentas hay que respetar su elección.

La solución alternativa, que está dando sus primeros resultados, es la política de formación iniciada por la Academia Mohammed VI. Ésta, nos permitió lanzar al mercado internacional a jugadores brillantes como Azzedine Ounahi, Youssef En-Nesyri y Nayef Aguerd a los que hay que sumar a Yassine Bounou, Yahia Attiat Allah, Achraf Dari y Badr Banoun y Abderrazak Hamdallah, formados sucesivamente en Wydad, en Raja y Safí.

Esta política de formación es útil. Permitió a Francia convertirse en una de las naciones más importantes del fútbol mundial. Pero, casi todos sus jugadores han emigrado y es en campeonatos más exitosos donde han adquirido la cultura de ganar.

Esto nos lleva de nuevo a la selección marroquí, que debe representar al país en eventos importantes. La CAN en 2025, las eliminatorias al Mundial de 2026, la presencia en esta edición es imprescindible, y finalmente en el Mundial de 2030 que organizará el país norteafricano junto con España y Portugal. Con o sin Díaz, la selección marroquí tendrá que mantener la brillantez que logró en 2022.

Mira nuestro otro contenido

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Anuncio

VIDEOS

Entradas populares

CONTINÚA LEYENDO