Reabierto el 92% de las carreteras afectadas por el terremoto

0

 

 

Rue20 Español/ Rabat

 

El ministro de Equipamiento y Agua, Nizar Baraka, realizó el sábado una visita sobre el terreno a varias zonas afectadas por el seísmo de Al Hauz, para comprobar el avance de las obras de apertura, ensanche y acondicionamiento de carreteras e itinerarios rurales, en particular en las zonas montañosas.

 

Esta visita fue una oportunidad para el ministro de constatar el avance de los trabajos, informase de los medios humanos y logísticos movilizados y comprobar los resultados de las obras de reapertura y ampliación de las carreteras, conforme a las Altas Instrucciones del Rey Mohammed VI relativas a la movilización de todos los recursos, con la rapidez y eficacia necesarias, para prestar ayuda a las poblaciones afectadas.

 

Baraka visitó los distintos puntos donde los equipos del ministerio trabajan en los tramos de la carretera nacional N7 afectados por el seísmo.

 

En Ijoukak, el ministro fue informado del avance de las obras de ensanche y refuerzo de la carretera, antes de desplazarse a las comunas de Talat N’Yaaqoub e Ighil, epicentro del seísmo, para conocer de cerca los enormes esfuerzos que se están realizando en esta zona.

 

En una declaración a la prensa al término de la visita, Baraka destacó que el Ministerio, en cumplimiento de las Altas Instrucciones del Rey Mohammed VI, trabaja en coordinación con el Ministerio del Interior, las Fuerzas Armadas Reales y las autoridades públicas desde los primeros momentos tras el seísmo, para abrir las zonas afectadas y prestar asistencia y apoyo a las poblaciones damnificadas.

 

El responsable añadió que 460 km de carreteras clasificadas y 470 km de caminos rurales fueron reabiertos, señalando que en sólo tres días se ha reabierto alrededor del 92% de las carreteras, lo que ha facilitado considerablemente la labor de los equipos de rescate y socorro y de las unidades sanitarias, así como la entrega de ayuda a los siniestrados.

 

Por otra parte, Baraka afirmó que las presas, construidas en estricto cumplimiento de las normas internacionales, no han sufrido daños a causa del seísmo, pero sí algunos daños en canales y algunas masas de agua, que han sido reconstruidos en estrecha coordinación con la Oficina Nacional de Electricidad y Agua Potable.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.