15 C
Rabat
domingo, julio 14, 2024

Ammadi: El Sáhara es el barómetro para determinar las relaciones con el próximo inquilino de la Moncloa

 

Rue20 Español/ Rabat 

 

- Anuncio -

Entrevistado por Ismail El Khouaja 

 

El pasado domingo, 28 de mayo de 2023, se celebraron las elecciones municipales y autonómicas de España. En estas elecciones, el Partido Popular (PP) consiguió una victoria contundente. Las elecciones generales tendrán lugar el próximo mes de julio de 2023, tal como anunció el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez.

 

Mostafa Ammadi, Catedrático e hispanista marroquí (Escuela Superior Rey Fahd de Traducción de Tánger), reflexiona en esta entrevista concedida a Rue20 Español sobre los resultados de las elecciones municipales y autonómicas y su posible impacto sobre las relaciones hispano-marroquíes.

- Anuncio -

 

 

¿Cómo analiza usted el resultado de las elecciones del 28M en España?

 

Las elecciones del 28M confirman que en España se inicia un nuevo ciclo y un relevo de los partidos que han apoyado al PSOE en más de ocho mil ayuntamientos, en las instituciones provinciales, insulares y autonómicas.

 

El mensaje de los votantes el pasado domingo ha sido muy claro al decidir que la derecha y los más conservadores tengan también participación en la gestión municipal.

 

- Anuncio -

Por ello, el presidente Sánchez asumió en primera persona estos desfavorables resultados para su partido y adelantó las elecciones generales al 23 de julio, pese a que no estaban previstas hasta el mes de noviembre.

 

¿Esperaba el desplome de la izquierda?

 

La caída de los partidos de izquierda fue definida el pasado 28 de mayo por algunos medios de comunicación como “un tsunami de cambio” que se auguraba en las encuestas y por muchos analistas, salvo en los datos del CIS.

 

Muchos españoles de a pie tenían la certeza de que el Partido Popular iba a imponerse en estas elecciones y que gobernaría en muchas ciudades importantes, así lo he constatado personalmente en un reciente viaje a Sevilla y Madrid.

 

Pienso que se veía llegar este descenso de votos a la izquierda, aunque sin la magnitud alcanzada y de la forma sorprendente que se ha vivido en la noche del 28M.

 

¿Cree que la división de la izquierda afectó al PSOE?

 

La debacle electoral de la izquierda en España no ha sido el resultado de una crónica anunciada, aunque la población ha percibido la división interna del partido y una gestión cuestionada del PSOE desde las propias filas de los socios del gobierno de Sánchez desde la pandemia.

 

A pesar de que el presidente se ha esforzado mucho durante la legislatura en desarrollar políticas sociales afines a sus aliados, descolocando en muchas ocasiones a la oposición y la ciudadanía, en el tablero político se ha resituado el juego por mantener y alcanzar el poder con gran impacto en los resultados del 28M.

 

¿Cuál es el mejor escenario para Marruecos de cara a las próximas elecciones generales? 

 

El Reino de Marruecos debe seguir llevándose muy bien con todos sus vecinos, como siempre lo ha hecho, independientemente del color del partido que esté en la Moncloa.

 

Nuestra buena relación con el PSOE ha sido cimentada sobre bases de confianza y ha de continuar así, también con los demás partidos que velan por la buena vecindad. Fortalecer esta relación es una labor que han de trabajar y apoyar también nuestros partidos políticos marroquíes, que están llamados a consolidar y tejer buenas relaciones con agrupaciones políticas españolas de todas las tendencias partidistas.

 

No hay duda de que la refundación de nuestras relaciones hispano-marroquíes requiere un único escenario, el de cooperar con el vecino, sobre la base del respeto de la buena vecindad.

 

¿Sería mejor para Marruecos un futuro Gobierno central del PP?

 

Hay que reconocer que Marruecos ha tenido con el gobierno liderado por el PSOE importantes proyectos y líneas de colaboración internacional a nivel económico, comercial y educativo, entre otros ámbitos.

 

Al Reino de Marruecos le conviene siempre que en España haya un gobierno estable y con valores democráticos, un gobierno que tenga entre sus prioridades la cooperación y respete la vecindad.

 

Sin lugar a dudas, el punto de partida para considerar estas buenas relaciones con todos los partidos españoles es la cuestión del respeto a la territorialidad marroquí, la posición en torno a nuestro Sahara como bien lo ha dejado claro SM el Rey -que Dios glorifique- es el barómetro para determinar unas relaciones duraderas con cualquier partido que llegue a la Moncloa.

 

Las perspectivas de resolución de este supuesto conflicto son ahora enormes y Marruecos no toleraría ninguna intromisión en sus asuntos que estancarían todavía más el futuro prometedor de nuestras zonas del sur bajo soberanía de nuestro Reino Alaoui.

 

Mira nuestro otro contenido

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Anuncio

VIDEOS

Entradas populares

CONTINÚA LEYENDO