23 C
Rabat
lunes, julio 15, 2024

Marruecos en un posible Gobierno del PP: una continuidad con matices

 

Rue20 Español/ Mohammedia

 

- Anuncio -

Toufiq Slimani

 

‘’He prestado especial atención al refuerzo del diálogo y cooperación con nuestro vecino, Marruecos; un país que, bajo el reinado de Mohamed VI, ha emprendido un notable proceso de modernización y desarrollo’’, (Mariano Rajoy, 2019; p.128).

 

IMG 20230321 WA0094

- Anuncio -

 

Lo que es bueno, sobre todo en términos geopolíticos, para Marruecos es bueno también para España. En un difícil e incierto contexto regional y mundial los dos Reinos del Mediterráneo y del Atlántico no tienen más remedio que consolidar un Partenariado estratégico capaz de soportar las crisis cíclicas entre ambos países. Hoy por hoy, los dos reinos vecinos están muchos más condenados al entendimiento y la colaboración. Los desafíos son muchos en un nuevo orden mundial que está por nacer.

 

Esta nueva realidad impuesta por los enormes retos geopolíticos, geoestratégicos, migratorios, de seguridad, comerciales, económicos, climáticos, sanitarios, etc., la han entendido los dos gobiernos de España y Marruecos. Pero la gran pregunta en Marruecos y España es la siguiente: ¿qué pasaría si llegase el Partido Popular al Poder en España el próximo diciembre o en 2024? ¿Mantendría el PP la última decisión española de respaldar el Plan de Autonomía para el Sahara como única solución «viable, creíble y realista

 

Este análisis no pretende dar un escenario de lo que va a pasar si el PP, liderado por el político experimentado, Alberto Núñez Feijóo, hombre tranquilo y muy amigo de Mariano Rajoy, expresidente del PP y del Gobierno español, sino contribuir a comprender uno de los escenarios más compatibles con la visión del núcleo duro del PP hacia Marruecos.

 

Alberto Núñez Feijóo se califica como el «alumno aventajado de Mariano Rajoy». Algunos de sus discursos suenan a los de Rajoy. Pero, a decir verdad, Alberto Núñez Feijóo tiene también su estilo y sus matices. Alberto Núñez Feijóo, expresidente de la Xunta de Galicia por cuatro mandatos, era desde 2015 «el mejor posicionado para suceder a Mariano Rajoy al frente del PP». Unos también lo veían como el sucesor popular de Rajoy en la Presidencia del Gobierno español.

- Anuncio -

 

José Manuel Otero Lastres, Profesor de Mariano Rajoy y José Luis Rodríguez Zapatero y catedrático de Derecho Mercantil en la Universidad de Alcalá de Henares, al ser preguntado por el diario de Mallorca, en noviembre de 2011, sobre quién gobernaría España después de Rajoy, respondió: «Me gustaría que fuese Alberto Núñez Feijóo’» [1]. Se decía que era «uno de los delfines» del presidente Rajoy.

 

Pasados casi ocho años, Alberto Núñez se acerca a dar razón a los que se arriesgaban a calificarlo como «el segundo Rajoy». Ahora todos los sondeos, las encuestas y las estadísticas dan una ventaja mínima al PP y a la derecha para sacar a Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, de la Moncloa.

 

Nada está decidido a 9 meses de las elecciones generales previstas para diciembre de 2023 y a casi dos meses de las elecciones autónomas y municipales del próximo 28 de mayo. Sánchez y el PSOE siguen disfrutando de buena salud y podrían conseguir una remontada ante las diferencias abismales entre el PP y Vox.

 

Ahora vamos al meollo de la cuestión. El Partido Popular es un gran defensor de las decisiones del Estado. En general, las posturas del PP van en paralelo con las líneas generales del establishment o el estado profundo español dominado por los poderes económico y militar. Es decir, la política exterior del Partido Popular hacia los países y bloques estratégicos como Marruecos, EE.UU, UE, China, América Latina no cambia con el cambio de los gobiernos. Por supuesto, habrá matices. Pero los asuntos de Estado estarán a salvo de un cambio de Gobierno si al final llegase el PP al Poder.

 

Una España mejor acompañada por Marruecos

 

Alberto Núñez Feijóo, aficionado de la lectura y alumno aventajado de Rajoy, habría hecho algún vistazo al libro de su maestro Rajoy «Una España mejor». En este libro Rajoy enseña el camino a su sucesor para entrar a Marruecos y mantener unas buenas relaciones con un vecino amigo y socio estratégico en un flanco sur turbulento.

 

«He prestado especial atención al refuerzo del diálogo y la cooperación con los países africanos del Mediterráneo. Muy especialmente con Marruecos, país vecino con el que tantos lazos nos unen. Marruecos ha emprendido un notable proceso reformista de modernización y progreso y es un claro exponente de esa nueva África que todos deseamos«, subrayó Rajoy (p. 201) [2].

 

Rajoy no oculta que defiende una África a la marroquí. El expresidente sostenía la existencia de dos Áfricas enfrentadas.

 

«Una (África) combate con bombas, fusiles, machetes. La otra (África combate) con votos, con inversiones, con leyes. A mí no me cabe la menor duda de a cuál de las dos Áfricas pertenece el futuro, pero la batalla no está aún ganada. Debemos hacer todo lo que esté en nuestra mano para apoyar a la nueva África, porque es lo que los africanos desean y porque lo que es bueno para África es bueno para España», explica Rajoy (p. 201) [3]. Así, la decisión del Gobierno de Sánchez de respaldar la marroquinidad del Sahara, de reforzar sus inversiones en Marruecos y de tejer una alianza estratégica forman parte de la hoja de ruta lanzada por Rajoy de «apoyar a la nueva África» que trabaja por la paz, la seguridad, la estabilidad y la convivencia en y con el Sur.

 

Alberto Núñez Feijóo y su núcleo duro formado Cuca Gamarra, secretaria general, y Elías Bendodo, coordinador del partido y Ministro de la Presidencia, de la Administración Pública y del Interior del Gobierno andaluz, nunca han expresado una postura hostil hacia Marruecos, más bien no han dejado de mandar buenas señales a Marruecos [4]. Además, Alberto Núñez Feijóo ha fichado a Josep Piqué, ministro de Industria, de Exteriores y de Ciencia con Aznar (1996-2003), a la nueva causa para ganar las elecciones generales y pensar en las relaciones exteriores.

 

En el mismo día de la reconciliación histórica entre Marruecos y España, el 18 de marzo de 2022, en el mismo día de la histórica carta de Pedro Sánchez, al Rey de Marruecos, Mohamed Sexto, el Partido Popular (PP) ha dado pistas de su política exterior hacia Marruecos si llegase al Poder.

 

José Piqué insinuó, el 17 de marzo de 2023, en una entrevista concedida a El Mundo que su partido no vaya a cambiar la nueva postura española acerca del Sáhara marroquí. Piqué presidió el PP catalán (2002-2007) y el Círculo de Economía (2011-2013). Ha sido presidente de Vueling y consejero delegado de OHL, entre otros. Ahora es editor del grupo Política Exterior. Una persona que conoce muy bien los planes de su partido.

 

Al ser preguntado por Marruecos, Piqué respondió: «los ex ministros de Exteriores tenemos una especie de pacto implícito de no criticar la política exterior del Gobierno. En el caso de Marruecos sí puedo hacer algún comentario. Lo primero: la política exterior sólo tiene credibilidad si forma parte de un consenso que vaya más allá de la alternancia. En el caso del cambio de posición sobre Marruecos eso no ha sido así: no se ha compartido con la oposición, con el Parlamento ni con una parte del Gobierno. Sobre la cuestión de fondo habría mucho que decir. A estas alturas todos sabemos que un Estado saharaui no sólo sería difícilmente viable, sino que por su fragilidad podría ser un factor desestabilizador adicional a todo lo que sucede ya en el Sahel», subrayó Piqué [5].

 

La declaración de José Piqué ha dejado muy claro cómo va a ser la política exterior de Alberto Núñez Feijóo si llegase al Poder. Pero tres días después, Alberto Núñez Feijóo salió a dejar en la sombra lo que explicó Piqué. Una táctica electoral más que estructural.

 

Feijóo no quiere dar a conocer su visión hacia la relación con Marruecos antes de ganar las elecciones. Marruecos forma, de una manera u otra, parte de la política interna española. Es sabido que PP y PSOE caminan con pies de plomo cuando se trata de Marruecos de cara a las elecciones. Sin embargo, no dejan de mandar señales a través de figuras destacadas de su partido y por medio de la prensa.

 

Alberto Núñez en su última entrevista con 20Minutos no adoptó una postura hostil hacia el plan de Autonomía para el Sahara. Ha vuelto a criticar la forma y no el fondo de la cuestión de la nueva decisión sobre el Sahara. «El papelón que hemos hecho en nuestras relaciones con el Magreb, Argelia, Sáhara Occidental, Marruecos… ha sido lamentable. Que el jefe de Estado marroquí haya dado a conocer a qué nos hemos comprometido los españoles por una carta en francés del primer ministro español, como si nuestra lengua no sirviera, no tiene precedentes. Que nuestros amigos franceses hayan interrumpido el gasoducto con Francia utilizando un error del Gobierno central -interrumpir su ejecución en 2018-, tampoco. No se pueden cometer más errores en menos tiempo y, como consecuencia, hemos entregado nuestra posición de décadas en el Sáhara» [6], dijo en críticas a Sánchez.

 

La nueva etapa hispano-marroquí tras la decisión de Sánchez de respaldar la Autonomía tuvo el visto bueno simbólico del rey de España, Felipe VI. Durante la triste crisis (desde abril de 2021 hasta marzo de 2022) el rey español no ha dejado de llamar a la reconciliación con Marruecos. Las dos instituciones monárquicas han desempeñado un papel importante en la reconciliación y el acercamiento de posturas alejadas en aquel entonces.

 

El líder del Partido Popular sabe esto y lo demostró indirectamente al ser preguntado sobre su relación con el jefe del Estado, Felipe VI. Y respondió: «no solo correcta, sino yo diría que empática. Le tengo mucho respeto. Es el jefe del Estado mejor formado que hemos tenido en siglos y lamentablemente no le damos el rol y protagonismo que merece, como jefe de Estado y como el mejor ministro de Exteriores que pueda tener España» (7). La política exterior de Feijóo no iría contra la de los estrategas del Palacio español en caso de que llegase al Poder.

 

Buen amigo

 

La buena sintonía con el Gobierno España tras la reconciliación no impide que Marruecos mantenga el contacto con la Oposición española. En el marco de la diplomacia paralela, Marruecos supo mover todas las fichas para defender sus intereses y dar a conocer su visión acerca de varios asuntos al público y a los partidos políticos españoles.

 

Alberto Núñez Feijóo sorprendió a todos los asistentes y los medios, el 31 de mayo de 2022, desde Rotterdam, con motivo de la celebración del Congreso del PP Europeo, anunciando su reunión con el primer ministro marroquí, Aziz Akhannouch. El político español expresó su predisposición a escuchar a Aziz Akhannouch y a cooperar con Marruecos. “Vamos a hablar de lo que el primer ministro marroquí me quiera trasladar”, había dicho en aquella ocasión.

 

aziz akhannouch alberto nunez feijoo marruecos espana partido popular
Reunión entre Akhannouch y Feijóo (archivo)

 

El líder popular había dicho que iba a “trasladar al primer ministro marroquí, el interés de vernos”, agregando que “se acredita que el Gobierno marroquí tiene mucho interés en conocer nuestra postura tanto a través de la embajada de Marruecos en España como a través del Parlamento marroquí que estuvo su presidente en nuestro Congreso, y ahora con el primer ministro”.

 

Núñez Feijóo elogió a Akhannouch. “El primer ministro es un buen amigo de España. Un amigo que ha tenido una condecoración por el Gobierno de Rajoy por sus relaciones en el ámbito pesquero y agrícola con España. Nos conoce bien como ministro de pesca y agricultura, a saber, que el Partido Popular es un partido fiable”, aclaró el líder español.

 

def45810f3ab0895b537cd1b46561881 828x475 1
Reunión entre Akhannouch y Feijóo (archivo)

 

Una relación al estilo andaluz-marroquí

 

Elías Bendodo es el tercer hombre más fuerte del PP. También es el segundo hombre más fuerte en el Gobierno regional de Andalucía tras su presidente Juan Manuel Moreno. No es ningún secreto que Elías Bendodo tiene unas muy excelentes relaciones con el Reino de Marruecos, y es amigo de André Azoulay, Consejero del Rey de Marruecos, Mohamed VI.

 

Bendodo afirmó en abril de 2022 en su cuenta de Twitter, tras el famoso viaje e Iftar de Sánchez en Marruecos por invitación del rey, que “Andalucía es una tierra abierta, donde la convivencia de culturas es una de nuestras señas de identidad. Es un privilegio celebrar junto a mi amigo André Azoulay, co-presidente de Fundación Tres Culturas, este Iftar con el que se rompe el ayuno del Ramadán”. El twitter de Bendodo vino al margen de un Iftar celebrado en la Fundación Tres Culturas del Mediterráneo en su sede en Sevilla y al que asistió Azoulay, consejero del rey Mohamed VI.

 

IMG 20220423 WA0033 450x300 1
André Azoulay y Elías en una foto de Familia (archivo).

 

El Gobierno de Andalucía, presidido por el PP, mantiene unas excelentes relaciones con Marruecos y nunca ha criticado la nueva decisión española sobre el Sahara. Un posible Gobierno del PP a nivel nacional podría seguir la estela del Gobierno andaluz.

 

Relación de Estado

 

Aziz Akhannouch se reunió también con el vicepresidente del PPE, el español Esteban González Pons, en Rotterdam con motivo de la celebración del Congreso del Partido Popular Europeo. Aquella reunión dejó muy claro que el Partido Popular español sigue apostando por Marruecos y por la soberanía y la integridad territorial del Reino. El PP deja muy claro que es un “Partido de Estado” que se compromete con las decisiones del Estado. La última decisión española de apoyar el Plan de autonomía para el Sahara planteado por Marruecos en 2007 es una cuestión de Estado. Esteban González Pons en una entrevista, el 2 de junio de 2022, concedida al diario El Mundo, fue muy preciso y claro al hablar de Marruecos.

 

 

pons 1
Esteban González Pons

 

La política con Marruecos es una política de Estado y entre dos países que son más que vecinos, que son hermanos, que comparten muchas cosas, debe haber respeto mutuo y entendimiento mutuo”, insistió Pons, candidato a ministro de Exteriores si el PP conquista las urnas.

 

En un mensaje dirigido más a Sánchez que a Marruecos, el responsable popular dijo en referencia a la última decisión española acerca del Sahara: “lo más desconcertante de lo que ha hecho el Gobierno de Sánchez es cambiar la política tradicional de España con Marruecos, sin consultar al Parlamento y sin consultar al resto de fuerzas políticas. Nosotros volveremos a la política tradicional de España con Marruecos, que es una política de una estrechísima amistad”.

 

Pons volvió a confirmar que Marruecos es una prioridad máxima para su partido, por lo tanto, no buscarán problemas con el vecino más cercano. “No vamos a crearle un problema a Marruecos con el Sáhara, pero tampoco vamos a abandonar la línea de las resoluciones de las Naciones Unidas”. La Autonomía es una propuesta seria, creíble y realista que sigue la línea de las resoluciones de las Naciones Unidas.

 

En el fondo están de acuerdo

 

Ni el PP ni Alberto ni Josep Piqué ni Esteban González Pons ni Elias Bendodo están en desacuerdo, con la necesidad de consolidar una alianza estratégica entre Marruecos y España. También no están en desacuerdo, en el fondo con la decisión de Sánchez acerca del Sahara. Es verdad, que no comparten las maneras y formas de Sánchez a tomar la decisión y al lanzarla. Pero las formas son como los gustos, no hay nada escrito. Pero los pilares no cambian.

 

‘’Reconozco la importancia que tiene la cuestión del Sáhara Occidental para Marruecos y los esfuerzos serios y creíbles de Marruecos, en el marco de Naciones Unidas, para encontrar una solución mutuamente aceptable. En este sentido, España considera que la propuesta marroquí de autonomía presentada en 2007 como la base más seria, creíble y realista para la resolución de este diferendo’’, rezó la carta de Sánchez al rey Mohamed VI, fechada el día 14 de marzo de 2022, y publicada el día 18 del mismo mes por el Palacio Real marroquí.

 

Por su parte, Pons dijo: “No vamos a crearle un problema a Marruecos con el Sáhara, pero tampoco vamos a abandonar la línea de las resoluciones de las Naciones Unidas” [8].

 

Los dos dicen y confirman lo mismo. Todos estos elementos nos permiten llegar a la conclusión de que la decisión española sobre el Sahara no va a cambiar con el cambio del gobierno. La posible llegada del PP al Poder podría consolidar más esta decisión y la apuesta española por Marruecos.

 

La aceptación de Marruecos de formar parte de la candidatura ibérica para albergar el Mundial de 2030 es una garantía más para que un posible Gobierno del PP siga apostando por lo heredado del actual gobierno acerca de Marruecos. Un posible cambio, improbable, significaría disparar al propio pie y hacer estallar el sueño de traer la final del Mundial de 2030 a Madrid. Eso sin hablar de los retos migratorios, de seguridad, comerciales, económicos… el PP sabe muy bien lo que estaría en juego. Ahora el colchón de intereses es más fuerte que nunca. Siempre habrá matices, pero Alberto será una continuidad de Zapatero, Rajoy y Sánchez en su política hacia Marruecos.

 

Referencia

 

1- https://www.diariodemallorca.es/nacional/2011/11/30/rajoy-alumno-veia-presidente-judicial-4012929.html

2- Mariano, Rajoy; ‘Una España mejor’, Penguin Random House Grupo Editorial, 2022.

3- Mariano, Rajoy; ‘Una España mejor’, Penguin Random House Grupo Editorial, 2022.

4- https://es.rue20.com/2022/04/25/baraka-del-iftar-y-pragmatismo-el-nucleo-duro-del-pp-respalda-a-marruecos/

5- https://es.rue20.com/2023/03/18/bombazo-pp-acaba-con-las-fantasias-de-argelia-y-polisario/

6- https://www.20minutos.es/noticia/5111136/0/entrevista-alberto-nunez-feijoo-aspiro-reunir-mayorias-superar-trincheras-politicas-ideologicas/

7- https://www.20minutos.es/noticia/5111136/0/entrevista-alberto-nunez-feijoo-aspiro-reunir-mayorias-superar-trincheras-politicas-ideologicas/

8- https://www.elmundo.es/espana/2022/06/02/62972aa9e4d4d8952b8b45c6.html

 

Mira nuestro otro contenido

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Anuncio

VIDEOS

Entradas populares

CONTINÚA LEYENDO