25 C
Rabat
lunes, julio 22, 2024

Marruecos y Francia en la encrucijada

 

 

Rue20 Español/ Mohammedia

- Anuncio -

 

Toufiq Slimani

 

«Marruecos es un árbol cuyas raíces se hunden en África y cuyas hojas respiran aire europeo», Rey Hassan II.

 

- Anuncio -

 

La geopolítica se impone en las relaciones franco-marroquíes. Francia ha pasado de la alfombra roja al rechazo en Marruecos, en particular, y toda África, en general.

 

En la última década hemos asistido a tropiezos y percances en la política exterior francesa hacia Marruecos. Actos hostiles que van en la dirección contraria a los intereses sublimes de los marroquíes. Pero ha llegado la hora de la verdad y el momento de despejar las incógnitas y salir de la ‘zona de confort’ como no dejaban de reclamar las autoridades marroquíes.

 

Francia sabe mucho y es consciente del daño que ha causado a los países africanos desde el siglo pasado. África ha sido saqueada, explotada, espiada y manejada por Francia a lo largo de décadas. Los países africanos han sufrido y siguen sufriendo las consecuencias del imperialismo francés.

 

Tras la independencia, los países africanos aspiraban a llegar a construir unas relaciones bilaterales de interdependencia con Francia. Sin embargo, pasadas las décadas, los africanos han descubierto que pasaron de la dependencia dura (militar y económica) a la independencia blanda (Francia está en todo sin estarlo suavemente) con la complicidad de una élite autóctona afrancesada hasta la médula. Marruecos no es ninguna excepción, sufre y sigue sufriendo las consecuencias del protectorado francés. El conflicto del Sáhara es una de esas consecuencias.

- Anuncio -

 

 

Desafortunadamente, Francia no aprendió las lecciones de su pasado en Marruecos y África. La llegada de Emmanuel Macron al Poder en Francia en 2017 ha empeorado las relaciones francesas con África. «Macron, rey sin corona», como lo describió Marc Bassets en 2018 quiere ser Napoleón, «Su autoridad se ve ahora como autoritarismo. Su audacia, como capricho’, afirmó Basset.

 

En su segundo mandato, Macron trata de recuperar el imperialismo francés en una nueva versión más suave. En palabras de un editorial del diario Le Monde: ‘Francia debe recuperarse en África’ (6 marzo 2023). Pero África y Marruecos de hoy, no son los de ayer, insistían los responsables marroquíes y africanos. Las reacciones del Parlamento marroquí y del presidente de la República Democrática del Congo reflejan el rechazo al paternalismo francés.

 

Una Francia en decadencia en todo el mundo, precisamente, en África no puede dar órdenes ni presionar a los africanos. La apuesta de los africanos por la Madre Tierra, África, molesta a Francia que considera este continente como su patio trasero.

 

La entrada de otros grandes actores mundiales como China, EEUU, India, Rusia, Turquía, entre otros, a África desquicia a Francia. Y la desquicia más el nuevo espíritu africano aspirante a la independencia total de Francia y la cooperación intrafricana como ya subrayó el rey de Marruecos, Mohamed VI, llamando a una «África para los africanos».

 

Este artículo aspira a contribuir a entender la actual tensión entre Francia y Marruecos. La mención de África en los párrafos introductorios puede servir para comprender una parte de los actos franceses hacia Marruecos en las últimas semanas. También para entender la nueva visión de Marruecos hacia Francia. Unas visiones cruzadas por el momento por diversas razones que vamos a analizar en este artículo.

 

Elementos a tomar en consideración 

 

La vuelta de Marruecos a la Unión Africana en enero de 2017; su apuesta constante por la inversión, la presencia y la influencia en el continente; su papel en la mediación entre los libios, su acercamiento estrecho a EEUU, Gran Bretaña, Alemania, España, Israel y la mayoría de los países africanos, su diplomacia espiritual y económica en África; la diversificación de sus socios y aliados cercanos y lejanos; los grandes éxitos de Marruecos en el conflictos del Sahara en las dos últimas décadas; el tándem Marruecos-EEUU-Israel; el tándem España-Marruecos-Alemania; la apuesta por la lengua inglesa y el español en detrimento del francés; todo esto fue seguido con gran interés y preocupación desde París.

 

Muchos círculos franceses están descontentos con la nueva estrategia marroquí en la región en un nuevo orden mundial y regional que está por nacer. Los franceses creen que la política de Marruecos está demasiado orientada hacia EEUU, a nivel mundial, y hacia España, Alemania y Bretaña, a nivel europeo, en detrimento de Francia. Lógico. Al volver la vista atrás, se ve que la experiencia marroquí con Francia tras la Independencia no ha sido muy feliz del todo. En 50 años, Francia se aferró al apoyo de Marruecos, y desde 2007, solo respalda el Plan de Autonomía para el Sahara con dicho sin pasar a los hechos. El rey Mohamed VI ya afirmó que el Sáhara es las gafas con que Marruecos ve y mide sus relaciones con sus socios.

 

España, Alemania y otros países europeos han adelantado a Francia al reconocer la marroquinidad del Sahara marroquí siguiendo los pasos de los EEUU. Parece que se ha perdido la madurez política de Francia heredada de la época de De Gaulle. Ahora el país galo se encontraba «al borde de la ruina».

 

La nueva realidad franco-marroquí ya no la pueden tapar los discursos oficiales ni los trucos cosméticos. Una relación que se vio y ve debilitada por unas tensiones imparables en los últimos meses como las restricciones de visados, Sáhara, apuesta argelina de Emmanuel Macron.

 

Francia no supo cuidar sus relaciones bilaterales con Marruecos. También sacó provecho de la penúltima grave crisis de 2014.

 

Abdelatif Hamouchi, jefe de la Dirección General de Supervisión del Territorio (DGST), fue convocado por la Justicia francesa en febrero de 2014 durante una visita a París. Aquel acto francés desató una crisis de gran envergadura entre ambos países. Francia rectificó unos meses después al condecorar a Abdelatif Hamouchi con la medalla de Oficial de la Legión de Honor en 2015. Si Francia hubiera aprendido las lecciones del pasado le habría ido bien en Marruecos.

 

Por eso, ambos países están llamados a salir a explicar y evaluar el estado de la salud de sus relaciones bilaterales. Hablando se entiende la gente. ambos países se necesitan. Pero siempre dentro del respeto mutuo.

 

Es mejor optar por la reconciliación y el entendimiento porque no se puede borrar décadas de interconexiones e intercambios humanos, sociales, económicos, comerciales y diplomáticos en unos meses.

 

La Realpolitik y el pragmatismo nos pueden llevar a un paso adelante. Cualquier paso hacia atrás siempre hay quienes podrían sacar provecho de él. Y hay quienes han sacado provecho de la debacle de Francia en África y Marruecos. La cosa podría ir a más.

 

La misma Francia es la única responsable. La crisis podría ser una muy buena oportunidad para Marruecos para profundizarse en su política de diversificación de sus socios y su protagonismo en África.

 

La gota que desbordó el vaso y el tema de fondo

 

La Resolución del Parlamento Europeo sobre la libertad de Prensa y de expresión en Marruecos el mes pasado ha sido la gota que desbordó el vaso de las relaciones franco-marroquíes. Marruecos señaló a Francia. Parlamentarios marroquíes acusan a un eurodiputado muy cercano al Elíseo de mover los hilos de la ‘guerra sucia’ contra Marruecos en el seno del PE.

 

Las relaciones bilaterales han ido empeorando y llegó el polémico reportaje de France24 en su versión española para envenenar más las relaciones franco-marroquíes. No conviene echar sal en las heridas, pero parece que Francia no quiere frenar su creciente impopularidad y rechazo en Marruecos y África.

 

Francia busca un equilibrio en el Magreb en detrimento de Marruecos y favorable a Argelia en plena crisis energética mundial y la creciente inseguridad en el Sahel. Rabat captó la maniobra francesa. Y supo arrinconar a Francia acercándose a España, Alemania,  Bretaña, Polonia, EEUU, Israel, América Latina, entre otros. Pero el Elíseo acaba pagando los platos rotos de su política parcial y egoísta hacia el Magreb.

 

Marruecos, un actor regional que molesta a Francia

 

Desde Marruecos, es verdad que el principal factor de interferencia en las relaciones bilaterales con Francia era y sigue siendo, como la actual crisis ha revelado, la posición francesa acerca de su apoyo negativo a la iniciativa marroquí sin salir de la zona de confort desde 1976.

 

Las maniobras de la prensa francesa y los eurodiputados franceses se convirtieron en un elemento de fricción en las relaciones bilaterales, cuyo alcance trató de ser minimizado por el mismo Macron y su Gobierno. Marruecos atribuye a Francia la responsabilidad de que el Parlamento Europeo aprobase esa resolución y de que France24 publicase ese reportaje.

 

En el fondo, el protagonismo de Marruecos en África molesta a Francia. «Marruecos refuerza sus vínculos con el continente africano desde el 30 de enero del año 2017, con motivo de la 28ª Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Africana (UA). Marruecos se reincorpora a dicha institución internacional después de tres décadas fuera de ella; concretamente desde 1984» después de que la UA reconociera al Polisario como miembro de pleno derecho. «Su reingreso fue apoyado por 39 de los 54 Estados que la conformaban’, rezó un estudio del Instituto Español de los Estudios Estratégicos, el 6 de mayo de 2021, elaborado por Carla Villamayor García bajo título de ‘Marruecos: ¿una nueva potencia regional en África?’.

 

 

Además, Marruecos forma parte del Tratado de Libre Comercio Africano que, el 30 de mayo de 2019, entró en vigor, cuyo objetivo «es y será convertir a África en uno de los mercados económicos y de libre circulación de personas más grandes del mundo; integrado por 55 Estados, lo que se traduce en más de 1200 millones de personas hasta la fecha», según la misma fuente. También «el fortalecimiento de las relaciones entre Marruecos y la región del Sahel» molesta a Francia.

 

No se puede comprender los ataques franceses a Marruecos sin volver sobre las crecientes relaciones comerciales de Rabat con África. «El interés de Marruecos por acercar posturas y estrechar lazos con sus homólogos africanos no es ni mucho menos reciente, pues lleva dando pasos afianzados en esta dirección desde comienzos de los años 2000. Desde la subida al trono de Mohamed VI en 1999, el Rey puso en práctica una vigorosa y dinámica diplomacia panafricanista que le ha llevado a emprender más de cuarenta viajes oficiales a más de treinta países de África subsahariana, aunque con especial atención a la comunidad francófona, entre los que se encuentran: Costa de Marfil, Senegal, Gabón, Mali, Guinea-Bissau, Ruanda, Tanzania, Etiopía, Nigeria, Ghana y la República de Guinea’, dice Carla Villamayor García.

 

Marruecos tiene varias bazas para avanzar y convertirse en un gran actor en África. La diplomacia religiosa es una baza que no está al alcance de Francia. Amén de la diplomacia económica. «A los países tradicionalmente influyentes en el Sahel, se le suma recientemente Marruecos que. (…) La deriva de Malí hacia el extremismo violento sobre el referencial religioso ha permitido que Marruecos ejerza por primera vez una política de soft power a través de la legitimidad religiosa encarnada por el rey Mohamed VI», reflexiona la investigadora Beatriz Mesa en una análisis bajo título de ‘El Sahel, escenario de rivalidades magrebíes’, publicado en la revista AFKAR/ Ideas (Núm. 63, verano de 2021).

 

A nivel económico, desde la vuelta de Marruecos a la Unión Africana, «la integración económica de Marruecos en esta parte del continente africano se ha acelerado notablemente. Las exportaciones marroquíes a los países vecinos del Sahel han aumentado un 9% y la inversión extranjera directa un 4,4%. Los países donde Marruecos exporta sus productos incluyen Senegal, Mauritania, Malí, Costa de Marfil y Nigeria, siendo éstos los mayores compradores africanos de productos marroquíes, así como de alimentos, maquinaria y productos químicos’, subraya Beatriz Mesa. P.33

 

IMG 20230310 WA0008

 

Marruecos está muy bien interconectado con el continente africano. «La Royal Air Maroc, sale con rumbo a uno de los 22 destinos del África subsahariana en los que se invierte en recursos. Varios datos ilustran claramente la estratégica visión de futuro del país magrebí en el Sahel y en África occidental: el banco Atijjari Wafabank se ha convertido en el cuarto más importante en la región. En lo que se refiere a las telecomunicaciones, la compañía Maroc Telecom adquirió el 54% de Mauritel (Mauritania), el 51% de Gabon Telecom en 2007, el 51% de Onatel (Burkina Faso), y el 51% de Sotelma (Malí)’, agregó Beatriz. P. 33.

 

Esta investigadora llegó a la conclusión de que Marruecos quiere convertirse en un país clave en cuanto a inversiones, exportaciones e importaciones en África en beneficio de los africanos. Una visión que se contradice con la visión de Francia hacia África.

 

Es una realidad que Marruecos es el primer inversor en África occidental y el segundo de todo África detrás de Sudáfrica. Es una realidad que Marruecos tiene mucha influencia religiosa y económica en la región del Sahel. Es una realidad que Marruecos es el primer socio de EEUU en el Norte de África. España es el primer cliente de Marruecos en detrimento de Francia. Es una realidad que el conflicto del Sahara es el termómetro de la salud de las relaciones bilaterales, pero la geopolítica se impone. un Marruecos como actor muy bien posicionado en África no se ve con buenos ojos en Francia.

 

Sin embargo, en la política y diplomacia nunca se puede decir nunca. Ambos países están llamados a abordar los deberes que todavía tienen pendientes. Toca encauzar la crisis. Las crisis son una oportunidad. Y basta con que Macron tenga la humildad de ver la receta española para superar la crisis con Marruecos. Marruecos y Francia podrían ir de la mano en África siempre que el Elíseo piense en una África para los africanos y respete la soberanía de los países africanos. Por el momento, Francia está cada vez más lejos de Marruecos.

 

 

Mira nuestro otro contenido

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Anuncio

VIDEOS

Entradas populares

CONTINÚA LEYENDO