27 C
Rabat
jueves, julio 25, 2024

Descarrila el tren del Consejo Nacional de Prensa por su cúpula

 

 

Rue20 Español/ Rabat

- Anuncio -

 

 

El Consejo Nacional de Prensa fue creado en 2016 para dar un nuevo impulso a la prensa en Marruecos. Una oportunidad de oro para plasmar los logros de la prensa marroquí desde el siglo pasado. Una gran nación merece una una gran institución, que organiza y gestiona este sector vital, a la altura de las aspiraciones de los marroquíes.

 

 

- Anuncio -

El Consejo Nacional de Prensa en sí es una buena iniciativa y podría aportar muchas cosas a la prensa en el Reino. Pero el primer problema es la directiva del Consejo que se ha convertido en parte del problema de la prensa en vez de ser parte de la solución.

 

 

La cúpula del Consejo Nacional de Prensa, y no todos los miembros del Consejo, no ha aportado nada a los periodistas, las empresas periodísticas y al sector desde su llegada a la directiva del Consejo en octubre de 2018.

 

Su mandatario en cuatro años ha sido un desastre a todos niveles. Hasta el Gobierno y el Parlamento estaban obligados hace semanas a prorrogar por seis meses el mandato de los miembros del Consejo Nacional de la Prensa (CNP).

 

Si preguntas a algún periodista qué te aportó el Consejo de Prensa, te va a decir que «nada». Nada de nada, excepto una cosita: ha cambiado el nombre del carnet de Prensa. Antes se llamaba «Prensa», hoy se llama «Carnet de Prensa Profesional». Dos palabras más. ¡Gran logro! Cuatro años, todo un mandato y seis meses más para dos palabras más. ¡Gran trabajo!

- Anuncio -

 

 

Además de estas dos palabras en cuatro años. La directiva del Consejo Nacional de Prensa ha logrado otro éxito: amenazar a la prensa que no aplauda ni bendiga las decisiones de su cúpula. El diario Rue20 ha sido víctima del tren descarrilado del Consejo Nacional de Prensa.

 

 

El diario Rue20 en su versión árabe publicó el año pasado un artículo en que denunció la retirada de la tarjeta de circulación (en tren) a uno de sus periodistas en la versión española. El compañero en la versión española tenía la tarjeta de tren desde seis años. Rue20 solo se preguntó y criticó la decisión del Consejo de Prensa. Semanas después, el Consejo rectificó su error entregando la tarjeta de circulación al compañero, pero después se vengó del editor y director de la versión árabe.

 

 

El Consejo de Prensa decidió no otorgar el carnet de Prensa Profesional al editor y director de Rue20, Adil Arbai, este año. Una decisión que ha sido recurrida por el diario ante el Tribunal administrativo.

 

Adil Arbai es uno de los periodistas más destacados en la prensa marroquí. Ha creado una empresa que aporta su granito de arena al panorama periodístico marroquí. Una empresa que representa al Marruecos de hoy y sus aspiraciones. Una empresa que ofrece trabajo a periodistas y empleados.

 

La única empresa periodística que optó en abril de 2021 por crear la versión española. Un éxito que molesta a muchos, sobre todo, a la cúpula de la cúpula del Consejo Nacional de Prensa que se jacta de su trayectoria profesional en español y de ser hispanista, pero al mismo tiempo quiere silenciar y fusilar al destacado diario digital marroquí en español, Rue20 Español.

 

Hay quien quiere ser el único portavoz de los periodistas hispanistas en Marruecos. Hay quien no escribe ni una palabra en español a lo largo del año, pero avasalla.

 

 

Hay que apoyar a las empresas periodísticas marroquíes en español en vez de aspirar a castigarlas. Vivir del pasado debe ser acompañado por un esfuerzo en el presente y futuro.

 

Hay que dar paso a la juventud y a los jóvenes periodistas, en general, e hispanistas en particular.

 

Hay quien se aferra al sillón. Las mismas caras desde décadas. El bipartidismo periodístico destruye la prensa y la ética profesional.

 

Compañeros, el periodismo es la mejor profesión del mundo como dijo Gabriel García Márquez, pero, por el sillón, hay quien quiere convertirla en la peor profesión en Marruecos.

 

 

La cúpula del Consejo Nacional de Prensa pasa por demócrata, progresista, socialista y modernista, pero su actitud hacia el diario Rue20 y su director la deja en evidencia. En pleno ataque de parlamentarios europeos a Marruecos por la libertad de prensa y de expresión, un ataque que no tiene pies ni cabeza, la cúpula del Consejo Nacional de Prensa regala con sus decisiones contra Rue20 bazas al Parlamento Europeo para justificar su última decisión contra el Reino.

 

 

Nadie quiere que la cúpula del Consejo Nacional de Prensa se convierta en un organismo autoritario. Nadie quiere quejarse por gusto o criticar por criticar, sino por que duele el descarrilamiento de la cúpula del Consejo.

 

 

Nadie quiere que se usen las decisiones del Consejo contra nuestro país. Pero el tren del Consejo descarrila y su cúpula no tiene quien le avise. Así, es mejor avisar antes de que pase el tiempo.

 

Mira nuestro otro contenido

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Anuncio

VIDEOS

Entradas populares

CONTINÚA LEYENDO