11 C
Rabat
viernes, marzo 1, 2024

VOX y Unidas Podemos son diferentes en todo menos en su enemistad a Marruecos

 

Rue20 Español/ Agadir

 

- Anuncio -

Mostapha Maelainin 

 

 

Desde la llegada de VOX y UNIDAS PODEMOS a la escena política española, han tenido un impacto significativo en la forma en que se discuten y abordan los temas políticos en el país. Ambos partidos se consideran por muchos como partidos «extremistas» y ya han generado controversia y división entre los ciudadanos españoles.

 

- Anuncio -

A pesar de ello, VOX ha logrado obtener una importante cantidad de votos y ha logrado obtener representación en el parlamento español.

 

Por otro lado, UNIDAS PODEMOS ha logrado atraer a un gran número de seguidores entre la población más joven y los trabajadores precarios.

 

Sin embargo, también han generado una polarización en la sociedad española, con votantes cada vez adoptando posturas más extremas en lugar de buscar soluciones consensuadas con los otros partidos tradicionales.

 

En la mayoría de las veces – como resultado de su extremismo- sus políticas conducen a caminos divergentes, a puntos muy alejados entre sí, pero se nota que su dicho extremismo les llevó sorprendentemente al mismo punto: su enemistad con Marruecos y su desacuerdo radical con el país vecino.

 

- Anuncio -

Ambos partidos han tenido una postura controvertida en cuanto a las relaciones hispano-marroquíes. Vox ha abogado por una política exterior más rígida hasta el punto de presentar Marruecos a la opinión pública como «el país enemigo» tomando medidas políticas que han sido criticadas por ser islamófobas y anti-inmigrantes.

 

Por otro lado, UNIDAS PODEMOS ha mostrado una postura crítica con respecto a la relación entre los dos países, especialmente en cuanto a la cuestión del Sáhara marroquí, según muchos observadores se trata de una clara injerencia en los asuntos internos de Marruecos y un llamamiento explícito para agravar aún más la situación exigiendo un supuesto referéndum.

 

Un referéndum que fue diseñado en algunos de los pasillos de las Naciones Unidas pero imposible de aplicar en la vida real, un referéndum que no ha tomado en cuenta la visión de Marruecos que define quién es “el saharaui” el que tiene derecho a voto en el referéndum. Mientras que el Polisario considera que los saharauis son los que están incluidos en el censo español de 1974, en cambio Marruecos afirma que todos los saharauis que tengan relaciones familiares o consanguíneas con el Sáhara tienen derecho a votar en el referéndum, independientemente de que fueron incluidos o no en el censo español, y esa es la misma visión que tuvo el exsecretario general de Naciones Unidas, Javier Pérez de Cuéllar, que ha expresado en sus memorias “Peregrinación por la paz” que el censo español de 1974 no podía constituir la única base para el referéndum, ya que el estilo de vida de los saharauis se basa en el nomadismo y el movimiento continuo de personas y familias, ya sea para escapar del colonialismo y los conflictos bélicos, ya sea por razones económicas o en busca de conocimiento y educación, por lo que el censo español no pudo incluir a todos los saharauis.

 

De hecho, los propios españoles admitieron que el censo no incluía todo el suelo saharaui, y muchos líderes tribales locales afirmaron que el censo ignoró a miles de saharauis y refugiados saharauis.

 

Ahora la pregunta que se impone es: ¿sería justo excluir a miles de saharauis de este proceso y privándolos de su derecho al voto sólo por razones políticas? Por esta y otras razones varios altos cargos de la ONU admitieron la imposibilidad del referéndum en el Sáhara marroquí, y en consecuencia desde 2004, el Consejo de Seguridad de la ONU ya no se refiere a este procedimiento, sino que insta a la necesidad de buscar una solución política, negociada y aceptable para todas las partes. Y esto exactamente lo que pasó en 2006 cuando Marruecos presentó una nueva iniciativa para solucionar el conflicto: Una autonomía en el Sáhara, que otorga a la región una amplia autonomía conservando los símbolos de soberanía como la bandera, la política exterior y la moneda. Dicha iniciativa fue considerada – por muchos países e instituciones internacionales – una iniciativa seria e importante para poner fin al conflicto que duró ya muchas décadas.

 

La influencia de los dos partidos VOX y UNIDAS PODEMOS en la política española ha sido significativa, y ha tenido un impacto en la forma en que se discuten y abordan los temas políticos en el país. Sin embargo, tienden a ser muy rígidos en el tema de las relaciones hispano-marroquíes. Y contrariamente a los demás partidos tradicionales (PP y PSOE) -que a pesar de las diferencias que pueden tener con las políticas del país vecino- pero en la mayoría de las veces han sido pragmáticos, buscando fortalecer las relaciones bilaterales con Marruecos bajo el lema de win-win o ganador-ganador y promover la cooperación en muchos temas como la seguridad y la economía, mientras que VOX y UNIDAS PODEMOS ponen sus ideologías extremistas por encima de los intereses de su propio país, unas ideologías que no ven más allá de la doctrina de sus respectivos partidos, ignorando en muchas ocasiones el concepto “ganador-ganador”, VOX vive en un mundo paralelo exageradamente nacionalista y proteccionista, donde creen y quieren ser los únicos, los mejores.

 

Asimismo UNIDAS PODEMOS vive en otro mundo paralelo donde a diferencia de VOX no quieren ser los únicos.. pero sí quieren que todo el mundo sea una copia idéntica a su ideología, y de allí sale la rigidez de sus políticas hacia el reino de Marruecos.

 

En la actualidad hay una coalición de PSOE y UNIDAS PODEMOS que ha enfrentado una serie de desafíos que han sido un obstáculo para la estabilidad política y económica de España. En las próximas elecciones generales cada partido buscará una mayoría sólida que le permita un mayor control sobre el gobierno para tener la deseada estabilidad política, y la capacidad para implementar su agenda política. Dicho esto, en cuanto al partido de UNIDAS PODEMOS , los votos que recibirá no lo calificarán para ser parte de pactos interesantes y mucho menos para formar un gobierno. En cambio el afán del PP por gobernar en solitario chocará con que VOX ganará más escaños respecto a las últimas elecciones, lo que llevará al PP a pactar con VOX…

 

En conclusión, no se puede predecir con certeza el comportamiento del próximo gobierno español y cómo va a ser su política exterior especialmente en las relaciones hispano-marroquíes, pero lo cierto es que la política es un proceso dinámico y cambiante, es importante tener en cuenta que las opiniones de un partido político pueden cambiar con el tiempo y puede ser influenciada por muchos factores, incluyendo la situación política internacional, o simplemente cuando cambian de la oposición al gobierno.

 

Así que por el bien de los dos dos países vecinos.., ya sea por los desafíos regionales, o por la necesidad de negociar y alcanzar acuerdos mutuos ante los cambios económicos globales, sería beneficioso que el partido de VOX cambie su posición para lograr los intereses superiores de ambos países.. y contribuir así a un mundo más pacífico, próspero y comprensivo.

 

IMG 20230220 WA0065
Mostapha Maelainin, hispanista marroquí.

 

 

 

 

 

 

 

Mira nuestro otro contenido

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Anuncio

VIDEOS

Entradas populares

CONTINÚA LEYENDO