Acuerdos de Abraham, dependientes del nuevo gobierno israelí

0

 

 

Rue20 Español/ Rabat

 

 

El futuro de los Acuerdos de Abraham presenta más dudas que certezas de cara a 2023, tanto por el ascenso de la ultraderecha en Israel como por la difícil relación entre Washington y Arabia Saudí, considera el presidente del Instituto Israelí para la Política Exterior Regional (Mitvim), Nimrod Goren.

 

«La voluntad de continuar está, pero las realidades políticas que se puedan desarrollar debido a la composición del nuevo gobierno israelí y sus políticas puede generar dificultades en estos nuevos vínculos», explica a EFE Goren sobre el futuro inmediato de las relaciones entre el Estado judío y sus nuevos socios regionales.

 

El presidente del Instituto Israelí para la Política Exterior Regional (Mitvim), Nimrod Goren.

 

Estos son Emiratos Árabes Unidos (EAU), Baréin y Marruecos, con los que estableció lazos diplomáticos en 2020 bajo los denominados Acuerdos de Abraham, mediados por Estados Unidos y de los cuales también es parte Sudán, aunque pendiente de ratificación.

 

La preocupación de Goren por la composición del nuevo ejecutivo israelí se debe a la inclusión en él de tres partidos de extrema derecha con miembros abiertamente racistas y antiárabes.

 

«El principal interrogante es qué tan resistentes son estos lazos diplomáticos a una nueva escalada de violencia entre judíos y árabes en Israel o entre israelíes y palestinos, sobre todo si el desencadenante son las políticas ultraderechistas del nuevo gobierno o provocaciones de sus miembros más radicales», advierte.

 

Si bien Benjamín Netanyahu, que encabezará el gobierno a partir del año entrante, ha posicionado la normalización de relaciones con Arabia Saudí como una de sus prioridades de política exterior, Goren apunta que el país del Golfo no ha dado indicios de que vaya a cambiar su política de supeditar el vínculo con Israel a la resolución del conflicto con los palestinos.

 

«Es importante que esto continúe así porque Israel necesita avanzar en el proceso de paz con los palestinos y la presión de los países árabes es necesaria para que eso suceda», opina el analista. EFE

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.