Las bazas de Luis Enrique contra Marruecos

0

 

 

Rue20 Español/ Doha

 

La pelea de Álvaro Morata por ser máximo goleador del Mundial de Qatar, autor de tantos en los tres partidos disputados, la posesión que convierte a España en la selección más dominadora del torneo, con Rodri como exponente de la fiabilidad en el pase y Pedri el que más acierta en el último tercio, más las asistencias de Jordi Alba, son datos que refuerzan a España antes de octavos de final.

 

El doblete del francés Kylian Mbappé marca un nuevo techo goleador para Morata. Otro reto que en caso de superar, tras igualar a Zarra como único jugador de la historia de la selección española que marcó en sus tres primeros partidos de un Mundial y encarar ahora el desafío de igualar los cuatro partidos seguidos marcando que solo logró David Villa, lanzarían a España en Qatar 2022.

 

El tanto del argentino Leo Messi a Australia aumentó los candidatos al galardón de máximo goleador del Mundial 2022 antes del golpe en la mesa de Mbappé, autor de un doblete en su cita de octavos frente a Polonia para sumar ya cinco dianas. Se distancia de Morata pese a una media demoledora de gol en el torneo, un tanto por cada 42 minutos que estuvo en el césped.

 

Con el mérito añadido de aportar los goles desde el banquillo en sus dos primeras apariciones, ante Costa Rica y Alemania, un dato que solo iguala el japonés Ritsu Doan y los alemanes ya eliminados Havertz y Füllkrug. Solamente Gakpo ha marcado en tres partido seguidos como el delantero español, que se perfila titular en octavos frente a Marruecos con vía libre de Luis Enrique a los momentos de máxima inspiración como el que protagoniza el delantero madrileño.

 

Para escapar definitivamente del susto sufrido en la tercera jornada, cuando España pasó de sentirse clasificada y tener el poder de jugar con su destino a verse eliminada en tres minutos de incertidumbre, encuentra Luis Enrique registros de su equipo que aumentan el optimismo antes de iniciar las eliminatorias.

 

Su equipo es que más posesión tiene de todas las participantes del Mundial, con un 77% de media que llegó a ser un abrumador 82% ante Costa Rica y Japón. Tan efectiva en el histórico debut para dar forma al triunfo más amplio de la selección española en la historia de un Mundial (7-0); tan improductiva en el tercer encuentro donde el abuso del pase horizontal y la ausencia de la mentalidad adecuada, relegó a España a la segunda plaza del grupo y puso el freno a las ilusiones relanzadas.

 

En esas estadísticas ligadas al dominio de los encuentros, aparecen figuras que se han convertido en intocables en el Mundial para Luis Enrique. Rodri, como central, por la salida de balón que aporta y la calidad en el inicio de jugada. Con diferencia el jugador que más pases da dio en un partido (215 ante Japón) y en todo el campeonato, 425 buenos de 444 intentos. El que más pases verticales da para lanzar ataques con 234. El jugador que más progresa con balón del Mundial.

 

El número total de pases de España muestran el sello con el que quiere conquistar el mundo. Hasta 2489 completados de 2737 intentos. Muy por encima de Argentina (1192) e Inglaterra (1932). Nadie amasa tanto las jugadas. Nadie somete tanto a sus rivales y los encierra en su terreno.

 

Es cuando es clave la figura de Pedri por su imaginación para romper líneas. Tercero según los datos de Besoccer para EFE en pases con éxito (256 de 277 intentos), el más acertado del Mundial en pases precisos en el último tercio (41 con éxito de 47).

 

Junto a Pedri, aparece como factor ofensivo desequilibrante Jordi Alba. Sorprendiendo desde el lateral con un gran despliegue físico. Segundo máximo asistente del torneo con dos pases de gol, solo superado por el delantero inglés Harry Kane. EFE.

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.