Marruecos exige respeto a la prensa española

Rue20Español a La Vanguardia: Los Leones del Atlas son marroquíes de pura cepa y no selección de la ONU

3

 

Rue20 Español/ Doha

 

Ismail El Khouaja

 

Había un tópico en Marruecos cada vez que participaba la selección nacional en un mundial: deben dejar encendido el avión para dar la vuelta.

 

La selección marroquí, pese a disponer de buenos jugadores, no tenía suerte y caía eliminada de la competición mundial en la fase de grupos. Desde el mundial de México 1986, Marruecos no pudo sellar su pase a los 16 top mundiales, aunque lo rozaba en el Mundial de Rusia 2018 si no fuera por la nueva tecnología europea: El VAR. 

 

Un gol polémico de Cristiano Ronaldo en el duelo frente a Portugal tras una falta clara que cometió Pepe; un córner pitado de un lado y lanzado del otro lado que llevó el gol de fuera de juego de Aspas en el último suspiro del partido ante España, y una serie de «VarVaridades» que acabó con el sueño marroquí y el de otras selecciones africanas y asiáticas. 

 

Las cosas han cambiado. África y Asia han renacido y vuelto: Marruecos, Senegal, Japón y Corea del Sur echaron a los grandes y ya están en octavos.

 

El Mundial celebrado en el país árabe Qatar es de locos, no sabe de nombres, no es apto para cardíacos y tampoco para eurocentristas.

 

La selección marroquí, con pólvora, fortaleza defensiva y calidad ofensiva, dirigida por Walid Regragui, dejó por el camino a Bélgica, envió a la segunda plaza a la subcampeona Croacia y dejó colista a Canadá, y con ello los Leones del Atlas lograron romper una sequía de hace 36 años.

 

Un pase que no viene por sorpresa o de la nada, sino de un trabajo arduo de la Federación Real Marroquí de Fútbol, de la experiencia que han cogido los jugadores, y de la magia del nuevo seleccionador Walid Regragui. Hay que tener en cuenta que nueve de los jugadores que estaban presentes en el mundial de Rusia forman la actual combinación nacional: Bono, Hakimi, Saïss, Ziyech, Amrabat, Boufal, Tagnauti, Mohammadi y En-Nesyri.

 

Este último, pese a un año sabático en LaLiga con el Sevilla por lesiones que acompañaron duras críticas, En-Nesyri acaba encontrando recompensa en este mundial. El jugador está disputando partidos de infarto y con un gol que le abrió la puerta de la historia por ser el primer marroquí que marca en dos mundiales, un dato que abrillanta al León del Atlas. 

 

Sin embargo, continúan las críticas desde que se dio a conocer que Marruecos se medirá a España en octavos. Desde el programa deportivo El Chiringuito, el tertuliano sevillista, Cristóbal Soria, sigue dando palos al marroquí: «Tienen un delantero (En-Nesyri) que no tiene nivel para Primera División».

 

Un comentario que huele a racismo hacia el marroquí que tanto brilló y lo dio todo al sevillismo. Cualquier jugador pasa por momentos difíciles en su trayectoria. La lesión de En-Nesyri le frenó una maravillosa racha con el Sevilla. Sin embargo, en vez de palos, debía haber recibido cariño y confianza. 

 

Para esto está Walid Regragui que no dejó de arroparlo y defender su elección para disputar este Mundial. Y las cifras le dan la razón. El jugador recorre todo el césped, defiende, hace alta presión, mete goles y deja su pellejo en el campo.

 

Venir para menospreciar al marroquí no es bueno. Sobre todo de una de las figuras del sevillismo y en un programa muy conocido y de mayor influencia. Parece que Soria todavía no se ha olvidado de la ocasión de gol que faltó En-Nesyri ante el Bayern en la final de Supercopa. Todavía recuerdo cómo entró en El Chiringuito repitiendo el nombre En-Nesyri cien mil veces, con una cara llena de odio.

 

 

Desde aquí agradecemos el tuit de Soria felicitando el pase de Marruecos a octavos, pero lo de En-Nesyri no tiene explicación.

 

Hoy, La Vanguardia ha salido con un titular que sigue la misma línea de algunos círculos anti-marroquíes: “España, contra la selección de la ONU”, en referencia a los jugadores marroquíes nacidos fuera del país. Titulares racistas no van a faltar estos días… Desgraciadamente..

 

 

Desde aquí se respetan todos los jugadores de la Roja. No se cuestiona su nivel de juego ni tampoco su nacionalidad. El fútbol une, no separa.

 

El partido Marruecos vs España tendrá un sabor especial, sobretodo en esta nueva dinámica que conocen las buenas relaciones entre los dos vecinos. Por lo cual, debe haber respeto. No es momento de menospreciar a nadie. Es momento de disfrutar del buen fútbol. 

 

El martes va a ser una cumbre futbolística especial. ¿Leones o Toros?, ¡que gane el mejor!

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

3 Comentarios
  1. Ernesto dice

    Sobre todo va separado, hombre.

  2. Medzog dice

    Un ejemplo de inso fati .
    Es Español ha nacido en Francia!!!

  3. Kamal dice

    Gracias por este artículo tan real ,para q vean q hasta en el fútbol no nos permitieron lucir.
    Me pregunto si nuestros jugadores fueran ziyecheño (de brazil) lo q costarían y donde jugarían
    Mabrouk maghreb .como dicemos NO ESPERAMOS VUESTRO RECONOCIMIENTO EUROPA LO HACEMOS X LOS NUESTROS