Marruecos deja en libertad a un activista expulsado por España

"Mi caso tiene trasfondo político y social. Han usado la radicalización como una excusa para echarme del país"

0

 

Rue20 Español/ Casablanca 

 

El pasado sábado, 18 de noviembre de 2022, el Ministerio del Interior de España expulsó, ilegalmente, al activista Mohamed Said Badaoui a Marruecos.

 

El activista marroquí ha sido acusado, sin prueba alguna, de «fomentar y expandir el radicalismo islámico en las comarcas de Tarragona (España)». 

 

Said reprocha que se han vulnerado sus derechos más fundamentales y que no ha podido defenderse de unas acusaciones que tilda de «falsas» e «injustas». 

 

 

Los policías de la demarcación de Tarragona, así como los agentes marroquíes, le dan la razón. 

 

Las autoridades de Marruecos ya lo dejaron en libertad, ya que no existe ninguna prueba que demuestre que son reales esas acusaciones del Ministerio del Interior de España.

 

Said Badaoui ahora está en Marruecos, en casa de sus padres, y espera poder volver a España «lo antes posible».

 

 

Su familia sigue en Reus. «Mi mujer, mis hijos, mis sobrinos, mis hermanos… están muy afectados. Mis hijos y mi mujer van a reunirse conmigo para poder estar juntos. El pequeño, de 5 años, no ha estado nunca en Marruecos y mi hija de 14 hace diez años que tampoco viene. Van a verse obligados a cambiar su escuela, su entorno… Hay otro idioma, otra cultura, otro sistema radicalmente distinto a lo que estaba acostumbrados en Catalunya. Me preocupa mucho cómo se encontrarán», ha dicho en una entrevista concedida a El Periódico de Aragón

 

Sobre el trato de las autoridades marroquíes, ha subrayado que ha sido «cordial y amable. Se sorprendieron del despliegue policial. Los agentes nos dijeron que nunca lo habían visto. Desde el primer momento ya me dijeron que no se creen el relato de la Policía Nacional, que mi caso tiene trasfondo político y social. Me lo dijeron tal cual, que han usado la radicalización como una excusa para echarme del país». 

 

 

«Aquí me interrogaron y me dejaron en libertad. La Policía Nacional no ha aportado ni una sola prueba de que soy un yihadista. Pero además, no he tenido derecho a defenderme dignamente. No me he podido expresar, no ha habido ningún juicio», ha añadido.

 

«Es falso que yo adoctrinara a los jóvenes en las actividades de la mezquita. Lo único que he hecho es reclamar los derechos de los musulmanes:… Solo he denunciado las vulneraciones de derechos contra la comunidad musulmana y migrante que cometen las administraciones», ha explicado.

 

«Han usado mi figura para aleccionar a las personas musulmanas que defienden los derechos de la comunidad en España. Me quieren sacar de en medio y que esto sirva de ejemplo. Pero no tenemos que pasar página, seguiremos luchando para reivindicar los derechos básicos en el Estado español y esta deportación, como tantas otras, es un ejemplo de que no se cumplen», ha destacado.

 

Hablando de sus próximos pasos, ha revelado que tiene que hablar con sus abogados «pero sin duda emprenderemos un proceso judicial porque se han vulnerado mis derechos. Se me acusa de algo muy grave sin una sola prueba y no me he podido defender ni dar explicaciones», ha concluido.

 

Cabe recordar que Mohamed Said fue arrestado el 19 de octubre y, durante este tiempo de estancia en un CIE ha recibido visitas de ONG y asociaciones de derechos humanos.

 

 

ERC, CUP, Junts y Unidas Podemos-En Comú Podem denunciaron tras su detención que Mohamed Said es víctima de «represión política mediante la Ley de Extranjería». De ahí que instaran a la Generalitat de Cataluña a «activar todas las herramientas administrativas, jurídicas y diplomáticas para velar por sus derechos».

 

La decisión de la Audiencia Nacional de España afectó también a Amarouch Azbir, arrestado por los mismos motivos.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.