Detenido el rapero Toto tras unas denuncias contra él presentadas por 6 personas

0

 

Rue20 Español/ Rabat

 

 

El rapero marroquí El Grande Toto fue detenido ayer tras denuncias presentadas contra él por seis personas, que le acusan de insultos, difamación y amenazas de muerte, entre otros delitos.

 

Una fuente policial, que pidió el anonimato, confirmó a Efe que el rapero «ha sido puesto bajo custodia policial por exigencias de la investigación judicial preliminar» en su contra y que fue ordenada por la Fiscalía.

 

La detención del músico, cuyo verdadero nombre es Taha Fahssi, se produjo pocos días después de que la Justicia marroquí le prohibiera abandonar el territorio nacional tras esas denuncias presentadas por cuatro compositores, un periodista y un agente de seguridad.

 

La primera denuncia fue hecha por un periodista que le acusa de difamación y amenazas después de que el reportero criticara las palabras del cantante en una rueda de prensa que dio el pasado 24 de septiembre antes de un concierto en Rabat.

 

El rapero, muy activo en redes sociales, explicó en esa rueda de prensa que consumía droga y que la traía de la región norteña marroquí de Ketama, donde se cultiva el cannabis. «Fumamos hachís, ¡qué pasa!», dijo.

 

Durante el concierto en la capital marroquí, el cantante utilizó un lenguaje considerado por algunos sectores marroquíes como un ataque al buen gusto. «Que me escuchen, yo no censuro mis palabras», afirmó el cantante sobre el escenario.

 

Tras las críticas del periodista, que reside en Bélgica, el cantante reaccionó con un tono considerado amenazante por el reportero.

 

La prensa recogió el pasado 8 de octubre una frase de Toto en su cuenta de Instagram dirigida al periodista en la que supuestamente dijo: «No te hagas ilusiones por estar en Bélgica, si alguna vez te encuentro allí no sabes lo que te va a pasar».

 

Las palabras del rapero sobre su consumo de cannabis y su lenguaje en los escenarios ya fueron en su momento objeto de controversia. El ministro portavoz del Gobierno marroquí, Mustafa Baitas, reaccionó a su actitud rechazando «categóricamente» las palabras del cantante por socavar «la buena moral».

 

Pocos días después de ese concierto en Rabat, El Grande Toto dio otro en el marco de un festival organizado por el Ministerio de Cultura en Casablanca, al que siguieron actos de violencia y vandalismo que terminaron con la detención de 20 personas. EFE

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.