15 C
Rabat
domingo, julio 14, 2024

Trujillo: Muy pocos periodistas españoles escriben sobre Marruecos proporcionando información 2/2

 

Rue20 Español/ Madrid 

 

- Anuncio -

Entrevistada por Ismail El Khouaja

 

Tras la polémica que ha generado la primera parte de la entrevista que la ex ministra española, María Antonia Trujillo, concedió a Rue20 Español al reivindicar tanto la marroquinidad del Sáhara como de Ceuta y Melilla, llegando incluso declararla como «person non grata» en dichas ciudades ocupadas, publicamos hoy la última parte en la que la ex ministra y ex Consejera de Educación de España en Rabat reflexiona sobre cómo es tradado Marruecos en la prensa española, sobre todo por algunos periodistas que velan por sembrar el odio entre dos países vecinos, así como sobre la situación del idioma español en el sistema educativo marroquí.

 

9.- La prensa española le seduce siempre lo que pasa en Marruecos, pero lamentablemente en la mayoría de los casos tiende a retratar al país como un vecino enemigo para España, ¿cree que el peso del colonialismo y la visión eurocéntrica ha contribuido a falsificar la realidad de lo que es Marruecos?

- Anuncio -

 

Como decía antes, fuera del ámbito académico especializado no se publica prácticamente nada sobre Marruecos. La prensa, en efecto, con carácter general, sigue viendo a Marruecos como vecino enemigo. Da igual que se trate de un tema de inmigración, de defensa, de cultura, de educación. 

 

La opinión –porque hay poca información- que se traslada se inclina en esa dirección. Y hay muy pocos periodistas que escriben sobre Marruecos proporcionando información. De los periodistas que escriben la mayoría opina y se pueden contar con los dedos de una mano los que informan. 

 

Por primera vez, ha sido un periodista del digital elconfidencial.com el 28 de marzo de 2022 el que por primera vez analizó el Plan de Autonomía de 2007 en un extenso artículo titulado Marruecos ofrece un Estado autonómico como el de España para el Sáhara, que se puede leer. ¿De quién es la opinión que trasladan los periodistas en sus artículos ? Ésa es la pregunta y la respuesta es fácil.

 

10.- Su amor hacia Marruecos y defensa de la marroquinidad del Sáhara le generaron un dolor de cabeza, ¿cree que existen actores periodísticos que no escatiman esfuerzo en atacar a todas las personas que trabajan para tender puentes entre España y Marruecos?

- Anuncio -

 

En absoluto, mi amor por nada ni nadie me llevará nunca a decir lo que no pienso y nunca me ha dolido la cabeza por expresarme con libertad, por opinar libremente. Cuando hablo es porque estoy convencida de lo que digo, porque lo he observado, estudiado y analizado. 

 

En este tema me he expresado con libertad, en un contexto académico, como jurista, concretamente como constitucionalista. De mis palabras sólo espero un debate científico y no político ni periodístico. No juego en esa división. Por tanto, no me importa la tempestad mediática sino el rigor académico e intelectual que no ha cuestionado mi posición, ni en Marruecos ni en España.

 

Como docente de derecho constitucional y como investigadora conozco muy bien las autonomías de España y estoy muy documentada sobre Marruecos. He vivido y trabajado en este país y lo seguiré haciendo. 

 

Y en esa dirección próximamente lanzaremos una FUNDACIÓN MARROQUÍ con la que pretendo seguir trabajando en el fortalecimiento de las relaciones bilaterales entre España y Marruecos siguiendo las orientaciones de su Majestad el Rey Mohamed VI en el Discurso dirigido a la Nación con motivo de la Revolución del Rey y del Pueblo el pasado mes de agosto. 

 

Nuestra misión será contribuir a fortalecer los lazos que unen a la comunidad marroquí residente en el exterior con su país y trabajar al servicio de los intereses generales. Hay cinco millones de marroquíes en el exterior, además de cientos de miles de judíos marroquíes, y ese capital humano de talento y competencias debe necesariamente implicarse en el modelo de desarrollo de Marruecos en todos los ámbitos: científico, económico, político, cultural, educativo, deportivo, etc. 

 

La plataforma está operativa y se están tejiendo las redes de contactos para convertirlos en permanentes y pronto se empezarán a ver resultados. Los hijos e hijas de Marruecos en España son los auténticos embajadores de ambos países.

 

En mis intervenciones como Consejera de Educación siempre he apoyado la movilidad universitaria y he pedido a esos hijos marroquíes que se van a estudiar a la universidad española que se integren en una cultura –compartida- al otro lado del estrecho, que se impregnen del saber y que, cuando regresen a Marruecos o desde el lugar donde estén, sirvan a los intereses de su país, que son también los de España, dando lo mejor de sí en beneficio de todos. 

 

La Fundación es una de esas herramientas especiales a que invitaba Su Majestad en el Discurso de 20 de agosto «encargada de acompañar a las competencias y talentos marroquíes en el extranjero, apoyando sus iniciativas y proyectos». 

 

Ello va a permitir el descubrimiento de competencias y el establecimiento de un contacto permanente con esta comunidad en el extranjero, concretamente en España, dándoles a conocer el potencial de su país, su dinámica de desarrollo y sus posibilidades de inversión. 

 

Los jóvenes y los emprendedores tienen que aprovechar las múltiples oportunidades que ofrece su país de origen y deberán ser acogidos y acompañados. Como decía antes, todos ellos son los auténticos embajadores.

 

11.- Se da la sensación de que los marroquíes conocen o por lo menos intentan conocer España, pero desde la otra orilla, la mayoría sigue mirando a Marruecos con las gafas del pasado.

 

Esto es cosa no sólo del pasado sino también del presente. Es constatable que desde que se independizó Marruecos del protectorado español los sucesivos gobiernos, del régimen franquista, brillaron por su ausencia, destacando más por deteriorar las relaciones con Marruecos que por mejorarlas. Tras el fin de la dictadura, se produjo un giro del Gobierno español en la relación bilateral, que tendría como primer hito el Acuerdo de Pesca entre España y Marruecos en abril de 1981, y el paso a una política de colaboración global basada en el principio de no interferencia española en los asuntos internos marroquíes y en la nueva doctrina del “colchón de intereses compartidos” que buscaba suavizar las tensiones bilaterales. 

 

Pero es, principalmente, gracias a la llegada al poder del PSOE, con Felipe González como Jefe del Gobierno en 1982, cuando las relaciones mejoraron ostensiblemente gracias al saber hacer del gobierno socialista, que entendió la idiosincrasia política del régimen de Hassan II. No obstante, no hay que olvidar que a pesar de estos acercamientos, la política exterior de España con Marruecos era limitada y lenta dejando que otros países como Francia y EEUU ocuparan el terreno que, en parte, debería haber sido ocupado por España ya que los vínculos culturales e históricos, así como de vecindad, le otorgaban más prioridad en el escenario político-social marroquí.

 

No se puede olvidar que desde la muerte de Franco hasta casi los años 90 España dejó un gran hueco que no se entendió. Los marroquíes del antiguo protectorado a través de vivencias y encuestas informales alegaron su abandono y aislamiento tanto por España como por Marruecos, dato muy significativo que hay que tener en cuenta. 

 

Los marroquíes creen que ellos conocen España mejor que los españoles, cuando en realidad, por parte española hay desconocimiento e ignorancia, pero por parte marroquí se ha instalado en el subconsciente colectivo una larga lista de lugares comunes sobre España a menudo discordantes con la realidad de las cosas. Entre los más frecuentes: “Marruecos está como España en los años 70”, “España se ha desarrollado por los fondos de la UE, sino Marruecos estaría mucho más desarrollado que España”, etc. El peor de los lugares comunes es que Francia fue mucho mejor colonizador que España y se dan ejemplos completamente desviados de la realidad histórica. 

 

Además, existe un grave problema: los falsos expertos, los que creen que conocen al vecino mejor que nadie, y que acaban consolidando unos lugares comunes pseudo-científicos que son los peores y más difíciles de deshacer y que se convierten en dogmas rígidos.

 

A ello se une el desconocimiento, la desinformación y las teorías de la conspiración, que existen en ambos lados, tienen un efecto multiplicador muy grave sobre la concordia y el entendimiento de ambos países.

 

Pero lo importante es que en esta “crisis de prejuicios mutuos” corresponde a ambos países, cada uno a partir de su idiosincrasia, romper ese círculo vicioso, y abrir un círculo virtuoso de concertación y cooperación en beneficio mutuo.

 

12.- El español perdió mucho peso en Marruecos en la última década, pese a que se trata de un idioma arraigado en el legado cultural del país, especialmente en el norte y sur. Como ex Consejera de Educación, ¿a qué se debe este retroceso y cuál es la receta para que esta lengua recupere su esplendor en el país?

 

Por un lado, la acción educativa española en Marruecos comprende la gestión de 11 centros docentes (ubicados en Nador, Alhucemas, Tetuán, Tánger, Larache, Rabat, Casablanca y El Aaiún) y la realización de actividades de cooperación educativa y de promoción del estudio de la lengua y la cultura españolas. En estos centros docentes la lengua vehicular es el español pero se colabora con otras instituciones (marroquíes, internacionales y también españolas) para promover y difundir nuestra  lengua. La enseñanza del español como lengua extranjera es competencia de los Institutos Cervantes pertenecientes al Ministerio de Asuntos Exteriores de España.

 

Por otro lado, hay que tener en cuenta que en el rico mosaico lingüístico de Marruecos el estudio de la lengua española en el sistema educativo marroquí dentro de la etapa de Secundaria ocupa el espacio propio de una segunda o tercera lengua extranjera. Insuficiente a toda vista para mantener viva la llama de la lengua española en Marruecos.

 

Es justo reconocer que este país ha emprendido una reforma profunda y global de su modelo escolar con el diseño de la visión estratégica 2015-2030 y con la ley marco 51.17 del Sistema Educativo, de la Formación Profesional y de la Investigación Científica, que tiene como objetivo último la mejora de la calidad y la excelencia de la escuela marroquí, adhiriéndose a la comunidad internacional en torno al 4º Objetivo de Desarrollo Sostenible, en concreto, el compromiso para el acceso a una educación de calidad sobre una base de igualdad y el desarrollo de las posibilidades del aprendizaje a lo largo de la vida, sumando como motor del cambio a la FP para la cualificación de los jóvenes, sobre todo en el medio rural y en las zonas periurbanas. 

 

La Ley marco 51.17 se refiere al concepto de alternancia en la enseñanza de los idiomas con el objeto de aumentar el nivel de competencia del alumnado en esta materia. Y eso se articula a través de la integración lingüística en todos los niveles de estudios, particularmente en la enseñanza de materias científicas. En este sentido en mi etapa de Consejera teníamos preparado el Acuerdo de creación de secciones bilingües en español en el ámbito científico para su firma en la RAN que se suspendió en diciembre de 2020. Confío que en la próxima RAN este Acuerdo sea una realidad.

 

A pesar de estos esfuerzos, lo cierto es que el número de estudiantes y profesores de español en el sistema educativo marroquí previo a la Universidad ha ido disminuyendo año tras año. Lo mismo ha sucedido en la educación universitaria, en los Departamentos de Lengua y Literatura Española, a pesar de la actividad de promoción que realizan y de la enseñanza que se imparte. En el curso académico pasado, 2019-20, sólo había 1772 estudiantes en estos Departamentos. 

 

Por parte española se ha hecho un gran esfuerzo en los últimos 4 años entrando en las escuelas marroquíes con campañas de sensibilización, acompañando a los hispanistas, trabajando con las universidades y escuelas superiores con el español con fines específicos orientado a la empleabilidad (en el ámbito del turismo, la economía, el derecho, la salud, etc.).

 

Pero lo cierto es que sin voluntad política en ambos países para trabajar juntos en esta dirección y con la escasa coordinación por parte española en los programas de promoción y difusión de la lengua y cultura españolas no se puede avanzar. Esto es paradójico si se constata el interés por el español de la población marroquí de todas las regiones de Marruecos sin excepción. El español es una lengua viva en Marruecos. El español es la lengua que puede unirnos a todos: a los hispanistas, al profesorado, al alumnado y a los responsables de todos los sectores.

 

13.- ¿Cree que ha llegado el momento de abrir colegios e institutos Cervantes en las provincias del sur del Reino, principalmente tras el apoyo del Gobierno de España a la marroquinidad del Sáhara?

 

En El Aaiún se gestiona el Colegio Español La Paz de titularidad del Estado Español. Se trata de un centro público donde se imparte el sistema educativo español. Finalmente en este curso escolar se ha conseguido que se imparta ya la Educación Secundaria, de 12 a 16 años y no sólo la Educación Primaria. 

 

Era lamentable la situación en la que se encontraban las familias del Sáhara que llevaban a sus hijos a este Colegio a estudiar la Educación Primaria y después tenían que enviarlos a la península, a las Islas Canarias o a otros centros educativos españoles en Marruecos para continuar sus estudios. Unos padres valientes, unas familias comprometidas con lo español a los que se ha tardado décadas en darles una respuesta justa a pesar de los informes elaborados en los últimos años para reparar esta injusticia. 

 

Por fin se ha solucionado con la implantación de la Educación Secundaria durante este curso escolar y el siguiente paso necesariamente debe ser la implantación del Bachillerato. Ahora se necesita un acercamiento de España a la región del Sáhara y olvidar esos límites que nos imponía Madrid sin argumentos. No se podía viajar al Sahara. Yo he sido la primera diplomática que viajó allí a visitar el Colegio La Paz. Todavía quedan rémoras en los documentos administrativos –donde aparece Sahara Occidental-, en los mapas –con esa odiosa raya- que tantos conflictos han suscitado.

 

Si la pregunta es si España va a crear nuevos centros públicos españoles en Marruecos, creo que la respuesta es no, pero no formo parte del Gobierno de España para confirmar la misma. Si se quiere avanzar en las relaciones bilaterales, España debería diversificar su oferta educativa en Marruecos y este país aceptarlo permitiendo distintos modelos de gestión: gestión pública ,que es la que existe actualmente, gestión mixta y gestión privada.  Estamos peor que en la época del protectorado. No hemos dado ni un paso hacia adelante. 

 

Nos quedamos obsoletos comparados con otros sistemas educativos implantados en Marruecos, el británico, el americano, el belga, etc. Parece que no hay interés. Por ello, desde la Consejería trabajé en la redacción de un nuevo tratado internacional que permitiera la apertura de establecimientos escolares españoles privados en Marruecos cuya firma no se llevó a cabo, de nuevo, por la suspensión de la RAN de diciembre de 2020. Confío que pronto pueda ser una realidad porque se trata de la educación y de la economía, del mercado del español en Marruecos, sobre lo que hay mucho que decir y yo reflejo en un libro de próxima aparición.

 

14.- ¿Por qué usted elige vivir en Marruecos (concretamente, en Larache)?

 

La verdad es que desde que vine a Marruecos por primera vez en 1979 nunca me fui de aquí. Y aquí continúo, concretamente en Larache. Con esta decisión también me gustaría darle a mi país, España, más oportunidades de unirnos por el bien de ambos pueblos y trabajar por unas mejores relaciones entre ciudadanos hermanos.

 

Seguiré trabajando no sólo como política que ha ocupado cargos de alta responsabilidad en España (Consejera del Consejo Económico y Social de Extremadura, Consejera de Presidencia y Consejera de Fomento de la Junta de Extremadura, Vicepresidenta de la Junta de Extremadura, diputada en la Asamblea de Extremadura, Ministra de Vivienda del Gobierno de España, Presidenta de la Comisión de Medio Ambiente, Agricultura, Alimentación y Pesca del Congreso de los Diputados) sino también como Doctora en Derecho y experta en Derecho Constitucional, Derecho Autonómico y Derecho Europeo.

 

Como constitucionalista, podré contribuir -y lo hago- a las cuestiones que afectan a la integridad territorial del Reino de Marruecos, a través del profundo conocimiento que tengo de este país desde que lo visité por primera vez en 1979, desde el inmenso respeto a esta cultura a la que nos unieron siglos de historia y el amor que me unía a mi difunto marido y a mi padre, que pasó su calvario preso durante el franquismo en ciudades como Larache, Sidi Ifni, El Aaiún y Alhucemas.

 

Como política, podré seguir presentando esa responsabilidad derivada de mi entrada en la historia como Ministra del Gobierno de España presidido por Zapatero, ya que me ha permitido reunirme con partidos políticos marroquíes, sindicatos, corporaciones, órganos constitucionales y jurisdiccionales, empresarios, el Gobierno de este país, los equipos ministeriales y trabajar con ellos codo a codo y fructíferamente. 

 

Además, aquí están mis amigos y amigas entrañables, soy ciudadana del mundo, amo a este país y a su gente y me lo puedo permitir, en definitiva.

 

 

El enlace de la primera parte:  https://es.rue20.com/?p=69762

 

Mira nuestro otro contenido

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Anuncio

VIDEOS

Entradas populares

CONTINÚA LEYENDO