Haddad aboga por la construcción de una visión común entre Marruecos y la UE

0

 

Rue20 Español/ Rabat

 

 

El copresidente de la comisión parlamentaria mixta Marruecos-Unión Europea, Lahcen Haddad, abogó, este miércoles en Bruselas, por la construcción de una visión común de futuro entre Rabat y Bruselas en el ámbito de las cadenas de suministro.

 

«La pandemia de Covid-19 no es sólo una crisis a corto plazo, ya que ha tenido implicaciones duraderas en la forma de trabajar de las personas y en el funcionamiento de las cadenas de suministro», dijo Haddad en una reunión en el Parlamento Europeo sobre el tema «Cooperación y comercio UE-Marruecos para el desarrollo sostenible en el Mediterráneo».

 

Haciendo hincapié en la urgencia de que las empresas refuercen la resiliencia a largo plazo en sus cadenas de valor para hacer frente a futuros desafíos, llamó a adoptar un enfoque holístico para la gestión de la cadena de suministro, crean la suficiente flexibilidad para protegerse contra las futuras perturbaciones, y desarrollar un marco sólido que incluya una capacidad de operaciones de gestión de riesgos sensible y resiliente.

 

«En efecto, Marruecos tiene varios activos para desempeñar un papel importante en el ecosistema de las cadenas de suministro europeo», subrayó, señalando que el Reino está «geográfica y políticamente cerca de Europa, sus normas están armonizadas con Europa y cuenta con infraestructuras logísticas adecuadas, además de la existencia de complementariedad entre Marruecos y la UE en varios sectores».

 

Al arrojar luz sobre las oportunidades de cooperación entre Marruecos y la UE en materia de energías renovables, el parlamentario y experto en energía, Khammar Mrabit, señaló, por su parte, que la situación energética en el Reino y en la UE está marcada tanto por la fuerte dependencia de las energías fósiles importadas del exterior como por la voluntad de los gobiernos de garantizar una transición que favorezca las energías bajas en carbono (solar, eólica, hidráulica, hidrógeno) y que combine la energía nuclear y el gas.

 

Marruecos, al igual que la UE, está plenamente comprometido con los esfuerzos internacionales en la lucha contra el cambio climático, emanados de la visión real, traducidos en el tiempo por acciones y programas concretos en diversos sectores y especialmente el de la energía, dijo, señalando que esto ha permitido a Marruecos elevar su ambición en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero a más del 45% en 2030 como parte de su Contribución Nacionalmente Determinada en el marco del Acuerdo de París y estar en el camino de la neutralidad del carbono.

 

 

La contribución de las energías renovables a la satisfacción de la demanda es cada vez más importante, con una cuota superior al 35% en 2021, y la proporción de la capacidad de las energías renovables en la capacidad total instalada debería alcanzar el 40% a finales de 2022 y superar el objetivo del 52% fijado para 2030, añadió.

 

Hoy en día, los progresos realizados por Marruecos en su transición energética se concretan en inversiones muy importantes (decenas de miles de millones de dírhams) para la puesta en marcha de programas y hojas de ruta relativas, en particular, a la producción de hidrógeno, la desalinización del agua de mar, así como la descarbonización de la industria nacional gracias a una energía baja en carbono y competitiva, dijo Mrabit.

 

Añadió que el desarrollo del hidrógeno se llevará a cabo de forma progresiva, con el fin de garantizar una explotación óptima tanto para el mercado local como para la exportación.

 

La parlamentaria Bentaleb Fatima Zahra destacó, a su vez, una serie de cuestiones relacionadas con las energías renovables y las cadenas de valor agrícolas sostenibles, citando los principales retos y las acciones clave hechas en Marruecos.

 

Organizado por la Confederación General de Empresas de Marruecos (CGEM), en colaboración con el Parlamento Europeo, el encuentro, que exploró las oportunidades de una estrecha cooperación entre la UE y Marruecos en un contexto geopolítico inestable, debatió sobre el «potencial de las relaciones UE-Marruecos» y las oportunidades de «integración económica» y «cooperación en el ámbito de las energías renovables».

 

Al encuentro asistieron eurodiputados, parlamentarios marroquíes, miembros de la CGEM y de su homólogo BusinessEurope. 

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.