Visados. Una organización marroquí de DDHH protesta ante la UE

0

 

Rue20 Español/ Rabat 

 

La Asociación Marroquí para los Derechos Humanos protestó en una carta dirigida a la embajadora de la Unión Europea en Marruecos y a funcionarios de la misión diplomática de la Unión Europea en Rabat, contra lo que calificó de «trato humillante y degradante por parte de los servicios consulares de la mayoría de los países de la Unión Europea en Marruecos con los solicitantes visado».

 

En su carta, la Asociación aclaró que “en vista de la terrible violación del derecho a la libertad de movimiento de los ciudadanos marroquíes por la gran parte de la Unión Europea, especialmente los países incluidos en el espacio Schengen, estos países insisten en otorgar visas solo a un número limitado de los solicitantes de visado, a pesar de que éstos cumplen con todas las condiciones requeridas”.

 

«Ante estas violaciones, los países de la Unión Europea han reducido mucho y de manera repentina las posibilidades de solicitud de visa, cerrando periódica y progresivamente las plataformas de entrada para la toma de citas vía Internet para pagar solicitudes de visa, y solo las abre por períodos limitados; lo que dio paso a mafias que se especializaron en obtener citas y venderlas a altos precios a ciudadanas que no tenían todas las posibilidades para tomar citas en condiciones adecuadas y seguras», agregó la carta.

 

La Asociación reveló que «lo que agravó estas violaciones es que estos países han confiado a empresas intermediarias que reciben los expedientes de los solicitantes de visa y se los entregan a las autoridades competentes a cambio de sumas de dinero pagadas por ciudadanos sin darles ninguna garantía de que obtendrán la visa”.

 

Según la carta, «las autoridades competentes dependientes de las embajadas y consulados de la Unión Europea no explican de manera convincente las razones del creciente rechazo de solicitudes de visa, y no devuelven el dinero a los ciudadanos cuyas solicitudes fueron rechazadas; lo cual se considera una toma ilegal de esos fondos». 

 

La carta insistió en que «muchos países de la Unión Europea que han ratificado todos los convenios y pactos internacionales de derechos humanos están obligados ante la comunidad internacional a respetar sus compromisos internacionales e implementar las disposiciones de esos convenios y pactos integrándolos en sus políticas públicas generales».

 

Cabe destacar que decenas de asociaciones, organizaciones e instituciones magrebíes han pedido a las autoridades francesas y a los países europeos en general que reconsideren las restricciones a la concesión de visados ​​para la entrada de los marroquíes. 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.