La justicia catalana desnuda la credibilidad del diario El Mundo

El Tribunal de Barcelona condenó a "El Mundo" por haber publicado artículos fabricados contra el Secretario General del Consejo de la Comunidad Marroquí en el Extranjero

0

 

Rue20 Español/ Rabat 

 

El tribunal de Barcelona ha condenado al diario español El Mundo por un artículo lleno de acusaciones falsas y maliciosas contra el Secretario General del Consejo de la Comunidad Marroquí en el Extranjero (CCME), Abdellah Boussouf, publicado en 2019.

 

La Audiencia Provincial de Barcelona ha considerado que las informaciones publicadas por El Mundo están tergiversadas y escritas en un tono que no es neutral ni profesional.

 

La Audiencia Provincial de Barcelona ha considerado también que se ha producido una intromisión ilegítima al honor. 

 

Por ello, ha condenado al periódico español a pagar simbólicamente 1 euro, a retirar la noticia y a publicar otra nueva tanto en papel como en digital sobre la sentencia, según el fallo al que tuvo acceso Rue20 Español. 

 

Con esta sentencia, El Mundo – uno de los periódicos españoles más famosos – ha caído en un error profesional garrafal, lo que dañará sin duda su imagen y reputación.

 

Cabe recordar que en junio de 2019, el suplemento “Crónica” del periódico El Mundo publicó un reportaje sobre una investigación judicial por un presunto fraude en unas subvenciones procedentes de organismos del Estado Marroquí.

 

A lo largo del reportaje se nombra a una agencia de viajes ubicada en Mataró y creada por tres mujeres socias. En el artículo, se acusaba a la empresa de ser “fantasma” y de haber sido creada para blanquear dinero al considerar que se habían emitido varias facturas falsas por un valor de 50.000 euros.

 

Luego, la agencia de viajes denunció al periódico El Mundo y a su redactor al considerar que, como empresa, se había vulnerado su derecho al honor al manifestar que las acusaciones eran falsas.

 

En el escrito de demanda, la agencia de viajes calificó de “falsas” las afirmaciones obtenidas en la noticia de ser una “empresa fantasma”, «usada para desviar el dinero que recibía la Unión Centros Culturales Islámicos de Cataluña UCCIC del Gobierno de Marruecos». 

 

A lo que añadió que también era falso que se emitiesen facturas por valor de 50.000 euros, por lo que las afirmaciones atentaban contra su honor y reputación. 

 

Por otro lado, también consideró que el artículo fue más allá de proporcionar una información que en lo que se refiere a la agencia de viajes introducía valoraciones y expresiones innecesarias.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.