Trujillo desquicia a los partidos y políticos de Ceuta y Melilla por Marruecos

Las Asambleas de Melilla y Ceuta declaran "persona non grata" a la exministra Trujillo

0

 

 

Rue20 Español/ Rabat

 

 

La palabras de María Antonia Trujillo, ex ministra de Vivienda de España, ex Consejera de Educación en la Embajada de España en Marruecos y experta en Derecho Constitucional y Derecho Europeo, sobre las dos ciudades ocupadas de Ceuta y Melilla sigue derramando ríos de tinta en España y sacando de quicio a muchos políticos.

 

 

 

En España no sentaron bien las reflexiones de Trujillo en su intervención, titulada «Un plan para reforzar las relaciones entre España y Marruecos: ¿Dónde empieza la historia? ¿Dónde acaba España?», durante el Congreso Internacional sobre “Relaciones hispano-marroquíes: presente y futuro”, organizado en los días 2 y 3 de septiembre de 2022, en la Escuela Normal Superior de Tetuán (ENS-Tetuán), en colaboración con la Universidad Abdelmalek Essaadi y el Centro Marroquí de Estudios e Investigaciones en Economía y Desarrollo Sostenible.

 

 

 

 

Este evento tuvo como objetivo debatir varios temas que tienen que ver con «la dimensión política en las relaciones hispano-marroquíes», «el acercamiento cultural y educativo entre Marruecos y España» y «la cooperación económica y comercial entre ambos países».

 

 

 

 

 

Trujillo dijo que «los casos de Ceuta y Melilla –y los peñones e islotes- suponen una afrenta a la integridad territorial de Marruecos. Son vestigios del pasado que interfieren en la independencia económica y política de Marruecos y en las buenas relaciones entre los dos países. El peso relativo de los argumentos históricos y jurídicos ceden ante el devenir de los hechos que reclaman una respuesta política, ética, razonable y aceptable para ambos países mediante un diálogo abierto y sincero. Ante los efectos nocivos de unas «fronteras no sanas», la respuesta política es el diálogo y no mirar a otro lado y el silencio. La reivindicación marroquí está plenamente justificada, está inscrita en su ideario nacional y es irrenunciable».

 

 

 

«Teniendo en cuenta esto y si España ha cambiado su posición tradicional sobre el Sáhara ¿Por qué no puede cambiar España su posición sobre Ceuta y Melilla y los Islotes y Peñones?», ha concluido María Antonia Trujillo.

 

Días después, la Asamblea de Ceuta ha aprobado hoy, por unanimidad, una declaración de «persona non grata» a María Antonia Trujillo.

 

El portavoz del partido que sustenta el Ejecutivo ceutí, Carlos Rontomé (PP), ha afirmado que «poner en duda la españolidad es desconocer el sentimiento que nutre a todos los ceutíes, además de que sus palabras son un incumplimiento de la ley», según EFE.

 

 

 

Por su parte, el PSOE, a través de su portavoz Juan Gutiérrez, ha dicho que «aunque es una opinión personal de Trujillo, que ni milita ni es nada en el partido aunque en su día fuera ministra, lo cierto es que se necesita una respuesta clara, firme y contundente de rechazo».

Gutiérrez ha añadido que la españolidad de Ceuta «está por encima de cualquier sigla o partido y la opinión de Trujillo es un ataque absurdo, sin sentido y sin fundamento a los sentimientos de los ceutíes y melillenses, lo cual no vamos a consentir», agregó la misma fuente.

 

 

La propuesta se ha aprobado por unanimidad de todos los grupos políticos tras menos de media hora de sesión.

La Asamblea ceutí está formada por el PP (9), que gobierna en minoría, PSOE (7), VOX (4), MDyC (2) y Ceuta Ya¡ (1), además de dos diputados no adscritos.

 

 

 

Por su parte, la Asamblea de Melilla ha acordado también hace una semana por unanimidad declarar “persona non grata” a la exministra María Antonia Trujillo tras sus declaraciones sobre Melilla y Ceuta.

 

 

 

 

 

 

La Cámara ha aprobado que se declare “persona non grata” a María Antonia Trujillo por sus declaraciones, “en las que cuestiona la soberanía de nuestras dos ciudades, asunto que está fuera de toda duda” por razones históricas, culturales, sociales y políticas.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.