El Gobierno mauritano responde al clérigo marroquí Raisuni

"Son palabras condenables que no están basadas sobre ninguna noción de la historia, y no tienen ninguna credibilidad", dijo.

0

 

Rue20 Español/ Rabat

 

 

El portavoz del Gobierno mauritano, Mohamed Malainine uld Eyih, condenó las palabras del clérigo marroquí Ahmed Raisuni, presidente de la Unión Internacional de Ulemas Musulmanes, quien en una reciente entrevista definió la existencia de Mauritania como «un error» y habló de marchar hasta Tinduf (en Argelia) para resolver el conflicto del Sáhara Occidental, lo que desató una gran polémica en el Magreb.

 

 

«Son palabras condenables que no están basadas sobre ninguna noción de la historia, y no tienen ninguna credibilidad», denunció anoche en una rueda de prensa Eyih.

 

 

El ministro mauritano -que preside también el partido en el poder en el país- añadió que las declaraciones de Raisuni son contrarias al derecho internacional y al comportamiento «de quien debería propagar la quietud y el respeto del otro en lugar de dedicarse a la provocación».

 

 

Se trata de la primera reacción oficial sobre las palabras del religioso en Mauritania tras una serie de reacciones condenatorias en las redes sociales y por la clase política, parlamentarios y religiosos del país magrebí, que exigieron al clérigo marroquí presentar excusas.

 

 

En una entrevista publicada el pasado 2 de agosto por un medio local marroquí, Raisuni dijo que Marruecos heredó el conflicto del Sáhara Occidental de la era colonial, y señaló que el país debería «recuperar sus fronteras históricas antes de la ocupación europea», refiriéndose al Protectorado francés y español (1912-).

 

 

El clérigo marroquí, que criticó la normalización de relaciones con Israel a cambio de reconocimiento de Estados Unidos de la soberanía marroquí sobre la excolonia española, dijo que los marroquíes «están dispuestos a marchar sobre Tinduf si el rey lanza este llamamiento».

 

 

Raisuni en sus declaraciones se mostró partidario del «Gran Magreb o Gran Marruecos», un concepto desarrollado por Allal el Fassi (1910-1974), líder del nacionalismo marroquí y fundador del histórico partido Istiqlal, quien reclamaba las fronteras históricas de Marruecos antes del Protectorado francés y español que incluyen el territorio saharaui, todo el territorio de Mauritania, algunas partes del oeste de Argelia y las ciudades de Ceuta y Melilla.

 

 

Las palabras de Raisuni también levantaron revuelo en Argelia, país que tiene rotas sus relaciones diplomáticas y cerrado el espacio aéreo con Marruecos desde agosto de 2021, y muchos medios, políticos, religiosos y parlamentarios denunciaron sus declaraciones.

 

 

La polémica ha llevado a la misma organización que preside Raisuni, fundada en 2004 y con sede en Catar, a aclarar ayer que las palabras del clérigo se circunscriben al «ámbito de una opinión personal» que no implican a la organización.

 

 

El mismo Raisuni difunció ayer en su página web una aclaración en la cual indicó que Mauritania es un país reconocido a nivel internacional y justificó sus palabras por su ambición de alcanzar la unidad entre los pueblos magrebíes. EFE

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.