El Gobierno: La situación de las finanzas públicas sigue bajo control

0

 

Rue20 Español/Rabat

 

La situación de las finanzas públicas en Marruecos sigue controlada a pesar de los gastos adicionales y urgentes movilizados, indica la nota marco del proyecto de ley de finanzas (PLF) para el ejercicio 2023, dirigida por el Jefe del Gobierno a los departamentos ministeriales.

 

«La situación de las finanzas públicas de Marruecos sigue controlada, gracias a la dinámica positiva registrada en materia de recaudación de los ingresos ordinarios, que aumentaron en 28 mil millones de dirhams (MMDH) a finales de junio de 2022, lo que constituye un aumento del 24% con respecto al mismo período de un año antes y una tasa de realización del 56% con respecto a las previsiones de la Ley de finanzas de 2022», precisa esta nota.

 

En general, según la misma fuente, las finanzas públicas han demostrado solidez y resistencia frente a las perturbaciones externas, lo que ha permitido al Reino preservar su soberanía financiera, con la posibilidad de movilizar márgenes financieros suplementarios capaces de preservar el presupuesto dedicado a la inversión pública, por una parte, y colocar la deuda del Tesoro en una trayectoria bajista, por otra.

 

Por otra parte, la nota marco repasa las medidas adoptadas por el Gobierno, en particular para controlar la subida de los precios y limitar sus repercusiones sobre el poder adquisitivo de los ciudadanos, paralelamente a la atenuación de los efectos de la sequía, dedicando más de 30 MMDH adicionales al apoyo de los productos de primera necesidad, los sectores de transporte, el turismo y la agricultura.

 

También se ha hablado de hacer frente, con todo rigor y responsabilidad, a las especulaciones y a la manipulación de los precios, en aplicación de las altas orientaciones de SM el Rey.

 

Asimismo, la consagración de la paz social constituye una prioridad para el Gobierno, a través de la firma de la Carta Nacional del Diálogo Social con los interlocutores económicos y sociales, que incluye varias medidas que pueden mejorar la situación financiera de los asalariados y los funcionarios.

 

Se trata también de la culminación de los proyectos de reforma y desarrollo, de la continuación de la ejecución de los proyectos estructurales y de los compromisos del Gobierno en el marco de la ejecución de su programa, en ejecución de las altas orientaciones reales y de acuerdo con las recomendaciones del nuevo modelo de desarrollo (NMD) para responder a las expectativas de las ciudadanas y ciudadanos y ello con vistas a sentar las bases de una transición cualitativa y estructural en los planos económico, social y medioambiental.

 

El Gobierno se esfuerza por avanzar en la aplicación de otras reformas estructurales, acelerando su ritmo y reforzando su convergencia.

 

Se trata también de la reforma de la salud, la educación y la formación, la consagración de la justicia espacial mediante el fortalecimiento de la regionalización y el papel de las colectividades territoriales en el desarrollo, además de la aceleración de la descentralización de la administración, la simplificación y la digitalización de los procedimientos y el fortalecimiento de la gobernanza, así como la reactivación de la inversión mediante la aplicación de la nueva Carta de la Inversión y el apoyo a las empresas y los productos nacionales.

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.