Al-Atlassi: Terminaron los días de tutela sobre Marruecos

"No tenemos nada de qué avergonzarnos (...) Tenemos mucho de qué enorgullecernos, y estamos avanzando, tanto cuantitativa como cualitativamente, en la consolidación de la democracia y en el establecimiento de los principios y el respeto de los derechos humanos en Marruecos"

0

 

Rue20 Español/Rabat

 

La organización Human Rights Watch (HRW) ha hecho caso omiso de toda conducta deontológica en materia de derechos humanos en la publicación de su último informe sobre Marruecos, afirmó el periodista y escritor Talaâ Saoud Al-Atlassi.

 

En un artículo publicado el miércoles en el sitio web «Machahid24.com», Al-Atlassi explicó que una conducta adecuada en materia de derechos humanos debe incluir «el respeto del principio de jurisdicción de los derechos, el examen minucioso de las alegaciones y el mantenimiento de la equidistancia con las partes del pretendido conflicto».

 

En el artículo de opinión titulado «Human Rights Watch, un informe político con tintes de derechos humanos», el autor considera que HRW ha sucumbido a los cantos de sirena de la política apartándose de un enfoque riguroso de los derechos humanos.

 

La organización se ha aventurado a lanzar ataques politizados contra Marruecos, en particular usando «definiciones estrechas» a nivel cultural, político e histórico del concepto de «Majzen», escribió.

 

El gran error de la organización americana, agregó el periodista, fue basar su informe en un movimiento político «de izquierdas» y «marginalizado» en Marruecos, limitado tanto «en calidad como en cantidad en el tejido político marroquí».

 

HRW sacó lo que quiso de este «tintero», antes de «cocinarlo en la salsa de su hostilidad personal hacia Marruecos», subrayó Al-Atlassi.

 

También destacó que la comunidad marroquí de derechos humanos y de medios de comunicación, al tiempo que rechaza el contenido del informe de HRW, exponiendo su naturaleza política y cuestionando sus orígenes malintencionados, observa que la organización ha sufrido un caso de «adolescencia política».

 

El autor añadió que los días de «tutela de los derechos humanos» sobre Marruecos han terminado, ya que el Reino experimenta «una oleada de desarrollo y transformación generalizada».

 

«No tenemos nada de qué avergonzarnos (…) Tenemos mucho de qué enorgullecernos, y estamos avanzando, tanto cuantitativa como cualitativamente, en la consolidación de la democracia y en el establecimiento de los principios y el respeto de los derechos humanos en Marruecos», dijo.

 

«HRW no quiere ver esto y se esfuerza en explorar incidentes esporádicos que tergiversa para falsear sus informes contra Marruecos, en lo que constituye un servicio político para sus enemigos y opositores y para quienes desconfían de su progreso», señaló.

 

También subrayó que este tipo de «terrorismo político» no afectará a un Marruecos «fuerte en la unión de sus componentes, Rey y pueblo, para avanzar en su proyecto de reforma y modernización». Map

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.