Sánchez vuelve a enviar un mensaje fuerte a Argelia y Rusia

0

 

 

Rue20 Español/ Mohammedia

 

 

Terminada la cumbre de la OTAN, que tuvo lugar en el Recinto Ferial IFEMA de Madrid el 29 y 30 de junio de 2022, coincidiendo con el 40º aniversario de la adhesión de España a la Alianza Atlántica, Pedro Sánchez, presidente del Gobierno español, envió un mensaje fuerte a Argelia y a Rusia.

 

 

Sánchez expresó su apoyo total a Marruecos, por una parte, y avisó a Argelia por otra.

 

 

 

El Concepto Estratégico adoptado por los miembros de la OTAN tras la cumbre de Madrid reza que Rusia es una amenaza directa e inminente. Sánchez reconoció que Rusia es ahora el primer y principal enemigo de UE y la OTAN. Así, los amigos y aliados de Rusia son también enemigos de la UE y la OTAN. En palabras muy sencillas, Argelia hoy es un enemigo de España, UE y la OTAN.

 

 

No es ningún secreto que España y la UE ven la mano de Rusia tras las últimas decisiones argelinas de suspender el Tratado de Amistad, Buena Vecindad y Cooperación con España y de congelar las operaciones comerciales y bancarias con las empresas españolas.

 

 

“Estamos en un momento definitorio del orden internacional. Había tres objetivos bien claros. El primero de ellos, trasladar un mensaje de unidad frente a la brutal agresión de Putin en Ucrania. En segundo lugar, desde el punto de vista del Gobierno de España, incorporar el frente sur como una amenaza a la Alianza Atlántica. Y, finalmente, proyectar un posicionamiento de España como lo que realmente es a la hora de organizar este tipo de conferencias internacionales: un país solvente, moderno y comprometido con sus aliados”, afirmó Sánchez en una nueva entrevista concedida hoy al diario El País.

 

 

Tras cuatro meses de una guerra que martiriza en vidas y destrucción a Ucrania, sus consecuencias amenazan con una hambruna en África. Por lo tanto, terminar la guerra en Ucrania tendrá un impacto positivo en África y reducirá los flujos migratorios. Sánchez explicó el porqué el flanco sur está incluido en el documento del concepto estratégico de la OTAN.

 

 

“Lo mismo que significa para los países del Este. En el Sahel, cada vez hay una mayor presencia de paramilitares rusos a través de esta empresa paramilitar, Wagner. En Malí, particularmente. También hay focos de terrorismo yihadista, están los efectos que puedan tener en estos países la desertificación y el cambio climático, y además la utilización de la inmigración irregular como elemento de desestabilización de democracias como la nuestra”, dijo.

 

 

Sánchez reconoció la influencia y expansión de Rusia en África. La salida de las fuerzas europeas de Malí se debe a la influencia de Rusia. “Hay una redefinición. Hace meses hubo un golpe de Estado en Malí, el nuevo régimen militar está más alineado con Rusia. La naturaleza de la misión que tiene la Unión Europea, y en la que participa con muchos efectivos España, es la del entrenamiento de las fuerzas militares de Malí. Estamos dispuestos a continuar en el África subsahariana, pero con una redefinición de nuestra propia misión”, concluyó Sánchez.

 

 

 

Para disminuir los problemas en África, Sánchez llama a la diplomacia y el diálogo, pero sin olvidar la fuerza. “España siempre ha defendido que debíamos tener una vía diplomática abierta con Putin. Hemos respaldado a Francia y a Alemania, que han tratado de abrir diálogos para encontrar acuerdos. También en el caso de Erdogan. Desgraciadamente, hoy Putin no está en una posición para poder abrir esa vía diplomática. Tendrá que ser Ucrania también quien decida el futuro que quiere para su país, y nosotros respaldarlo hasta el momento en el que se produzca esa vía diplomática, esa vía para la paz. No puede haber equidistancia entre el agredido y el agresor. Después de Ucrania pueden venir otras democracias”, explicó.

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.