El Rey llama a consolidar la soberanía alimentaria y sanitaria en África

0

 

 

Rue20 Español/ Rabat

 

SM el Rey dirige un mensaje a los participantes en la Conferencia de lanzamiento del Foro Africano de Inversores Soberanos (una parte del discurso)

El Rey Mohammed VI dirigió un mensaje a los participantes en la Conferencia de lanzamiento del Foro Africano de Inversores Soberanos «ASIF», celebrada en Rabat.

 

He aquí el texto íntegro del mensaje Real, leído el lunes por el ministro delegado ante el ministro de Economía y Finanzas, encargado del Presupuesto, Faouzi Lekjaa.

 

«Loor a Dios, la oración y el saludo sean sobre nuestro señor Enviado de Dios, su familia y compañeros,

 

Excelencias,

 

Señoras y Señores,

 

Es motivo de alegría y gran satisfacción para Nosotros dirigirnos a los participantes en la Conferencia de Lanzamiento del Foro Africano de Inversores Soberanos «ASIF». Queremos felicitar a los fondos soberanos y estratégicos africanos reunidos hoy en Rabat por esta laudable iniciativa, que no dejará de promover el desarrollo y la realización de proyectos estructurantes, con un fuerte impacto de integración en nuestro continente, que saludamos y apoyamos.

 

En esta ocasión, Nos complace, de modo especial, dar la bienvenida a Nuestros honorables invitados, los líderes de los Fondos Soberanos y Estratégicos miembros de este Foro, así como a todos los intervinientes y participantes en este importante evento.

 

Vuestra iniciativa es una expresión más de la determinación de las fuerzas vivas de África de ser los protagonistas de su progreso y desarrollo. También vemos en ello la ilustración del África que bien deseamos, un África emprendedora y audaz, que asume sus desafíos transformándolos en oportunidades.

 

Efectivamente, de todos nosotros, en tanto que países africanos, depende el aprovechamiento de nuestro destino y trabajar, individual y colectivamente, en aras de transformar nuestros recursos y nuestras potencialidades en logros prometedores para nuestros ciudadanos y nuestras generaciones futuras.

 

Si a África se le ofrecen hoy oportunidades inéditas, particularmente en los sectores de la economía verde, la economía azul y en lo digital, nuestro continente debe continuar sus esfuerzos para abordar los numerosos desafíos relacionados con su soberanía alimentaria y sanitaria, sus necesidades en infraestructura y el desarrollo de sus recursos naturales y sus riquezas.

 

Estamos convencidos de que los múltiples retos a los que hoy se enfrentan muchos sectores, en realidad son oportunidades; oportunidades para dar saltos considerables en el desarrollo, posibilitados por los avances, particularmente en términos de productividad en la agricultura, de acceso a la información, de banca digital, de salud y de educación a distancia.

 

Excelencias,

 

Señoras, Señores,

 

Nuestro continente necesita el aporte de una verdadera industria africana de inversiones, capaz de garantizar una movilización masiva y perenne de capitales, asegurando una integración efectiva en los mercados financieros.

 

Los fondos de inversión soberanos y estratégicos son poderosos indicadores de oportunidades y constituyen guías para una mejor asignación de capitales en sectores que crean valor económico, con un fuerte impacto social.

 

Sin embargo, hay que constatar que hasta el día de hoy, y a pesar de los esfuerzos del continente en materia de reformas llevadas a cabo en varios países, el acceso al capital sigue siendo tímido y dominado principalmente por el financiamiento de agencias y bancos de desarrollo.

 

Ha llegado el momento para que África pueda afirmarse, tomar su destino en sus propias manos y ocupar el lugar que se merece. La percepción que el resto del mundo tiene de África, debe inexorablemente cambiar. ¿Acaso no se trata del continente del siglo XXI?; aquel que albergará la cuarta parte de la población mundial en el horizonte de 2050, que además es una población joven y creativa; el que constituirá un mercado de más de 1.200 millones de personas y un PIB acumulado de más de 3.400 mil millones de dólares a la puesta en funcionamiento de la Zona de Libre Comercio Continental Africana.

 

La realización de tal ambición requiere, en particular, la aceleración y optimización de la inversión pública para producir un efecto palanca sobre el capital privado en beneficio de los sectores estratégicos y productivos.

 

Por ello, en tanto que fondos soberanos y estratégicos que sois, os corresponde actuar como inversores informados y pacientes, asegurando el relevo entre las prioridades nacionales a largo plazo y los inversores privados, en el marco de un enfoque asociativo y de desarrollo sostenible.

 

Esto se hace aún más crucial cuando se trata de asegurar la vinculación de África al sistema financiero privado internacional, especialmente mediante el fortalecimiento y la generalización de las competencias para adecuarlas a los mejores estándares internacionales, consagrando así a África como una tierra de acogida para los inversores y las inversiones».

 

 

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.