El activista argelino Kebir: el régimen argelino no respeta la vecindad y las decisiones soberanas

0

 

Rue20 Español/ Rabat

 

Toufiq Slimani

 

Las dos decisiones argelinas de suspender el Tratado de Amistad, Buena Vecindad Cooperación, y de congelar las operaciones comerciales y bancarias con España y sus empresas, no tienen ninguna justificación o explicación, excepto la justificación del fracaso interno de un régimen condenado a la desaparición.

 

 

El régimen argelino ha perdido muchas batallas diplomáticas en los últimos años y la situación interna está por estallar, por lo tanto, el régimen militar está creando enemigos con el objetivo de hacerle creer a su pueblo que está defendiendo a la patria.

 

Oualid Kebir, opositor, activista argelino y presidente de la Asociación magrebí por la Paz,  Cooperación y Desarrollo (MAPCD), desnuda al régimen argelino en esta entrevista concedida a Rue20 Español con motivo de la tensión hispano-argelina actual.

 

 

¿Cómo ve las dos recientes decisiones de las autoridades argelinas de suspender el Tratado de Amistad, Buena Vecindad y Cooperación con España y congelar los intercambios comerciales y bancarios entre ambos países?

 

La última decisión de suspensión del Tratado entre Argelia y España, el Tratado de Amistad, Buena Vecindad y Cooperación, que se firmó en octubre de 2002, es una decisión suicida que se suma a las demás decisiones suicidas tomadas por el régimen argelino, especialmente después de que Marruecos devolviera el tráfico al paso de Guerguerat en noviembre de 2020.

 

La decisión tomada por la autoridad gobernante en Argelia se produjo horas después de la intervención del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ante el Parlamento donde confirmó su apoyo a la propuesta de autonomía presentada por Marruecos en 2007, para encontrar una solución política al conflicto del Sáhara marroquí, que es un conflicto inventado por el régimen gobernante en Argelia desde 1975. La confirmación de Sánchez de que esa decisión es una decisión de Estado enfureció al régimen argelino.

 

La decisión de Argelia viene como reacción al renovado apoyo a la propuesta de autonomía por parte del presidente del Gobierno español. 

 

Esta decisión fue seguida por instrucciones emitidas por la asociación de bancos financieros de Argelia, exigiendo la cancelación de la exportación e importación hacia y desde España. 

 

Éste es un paso muy dañino para los intereses de los operadores económicos en Argelia. Aquí vemos la gran confusión de la autoridad gobernante al tomar esta decisión, lo que confirma que se encuentra en estado de quiebra.

 

Lo que ha hecho es una política agresiva que no respeta la buena vecindad con un Estado soberano que ha tomado una decisión a través de la cual corrige su posición histórica, su posición que ha sido ambigua desde que se retiró del Sáhara marroquí a principios de 1976.

 

Argelia dice que tomó esta decisión debido al alineamiento de España con Marruecos. ¿No cree que Argelia está tratando de explotar el frente sur de Europa para confundir a la Unión Europea, por un lado, y aliviar la presión sobre Rusia en el este de Europa, por otro lado?

 

El régimen gobernante en Argelia no tiene ninguna estrategia que pretenda hacer estallar un frente del sur en Europa. Esta es una decisión no calculada, y no saben la magnitud del riesgo en el que exponen a Argelia y los intereses de Argelia debido a su enfoque político agresivo con los países vecinos.

 

Piensan que con la presión del gas, especialmente en esta circunstancia que estamos viviendo como la guerra ruso-ucraniana, que provocó un aumento significativo de los precios de la energía, podrán imponer un liderazgo ficticio en la región. 

 

No creo que lo que están haciendo tenga algo que ver con Rusia. Estas son decisiones improvisadas que perjudican los intereses del país.

 

Prueba de ello es la no renovación del acuerdo del Gasoducto Magreb-Europa (GME) que pasa por Marruecos y llega a Europa, ya que esta decisión tomada por la autoridad gobernante en Argelia le ha costado y le sigue costando miles de millones de dólares en pérdidas por dejar de usar este enorme gasoducto, que aseguraba el flujo de unos 13 mil millones de metros cúbicos de gas al año.

 

¿Es Argelia capaz de enfrentarse a Europa, sabiendo que lo que afecta a Madrid también afecta a Bruselas?

 

Argelia no tiene la capacidad de enfrentarse a Europa, bajo este régimen gobernante, al que considero un «enano» en comparación con Argelia como Estado y como nación, porque no tenemos un gran volumen económico, ya que este último no supera los 175.000 millones de dólares, mientras que la economía de España supera los 1500 millares de dólares. 

 

El volumen de los intercambios comerciales entre España y Argelia no supera el 1%, por lo que la balanza comercial siempre ha sido a favor de Argelia. Por tanto, el paso por las autoridades argelinas es un paso inadecuado y perjudica en primer lugar los intereses del país.

 

¿Cómo ve el futuro de esta tensión?

 

Veo el futuro de esta tensión con una especie de optimismo cauteloso porque estos errores cometidos por el régimen argelino, por un lado, hará que el expediente del Sáhara marroquí se resuelva pronto, porque el régimen militar de Argelia le ha dado muchas «cartas» a Marruecos desde la apertura del paso de Guerguerat. 

 

Por otro lado, estas decisiones equivocadas y estas políticas agresivas seguidas por este régimen son decisiones que aumentarán el aislamiento de Argelia a nivel internacional. 

 

La responsabilidad recae en nosotros como argelinos para hacer un cambio real y radical del sistema de gobierno, a través del cual recuperaremos a Argelia y la devolveremos a su entorno regional e internacional. Porque Argelia se ha convertido en una amenaza para la región del Magreb, más bien se considera ahora como un cáncer en el cuerpo magrebí.

 

¿Se ha convertido Argelia en un problema real en el norte de África para europeos, africanos y países occidentales?

 

 

Es verdad. El régimen argelino ha convertido a Argelia en un problema real en el norte de África, no solo para los europeos y los africanos, sino también para los magrebíes en primer lugar. 

 

La necesidad de cambiar de régimen en Argelia es algo inevitable. No es sólo una reivindicación argelina, sino también una reivindicación magrebí y africana. 

 

El régimen gobernante en Argelia ha interrumpido el proyecto del Magreb y las instituciones de la Unión Africana a través de su apoyo a una república ficticia que no existe en la realidad, sino que estableció una entidad para ella en suelo argelino. 

 

Por lo tanto, todos -los africanos, los europeos y los magrebíes en primer lugar-, deben asumir la responsabilidad junto a sus hermanos argelinos para lograr un cambio real que haga de Argelia uno de los países que creen en la política de buena vecindad con sus vecinos.

 

Quizá Argelia vea en España ese muro corto. ¿por qué no suspendió las relaciones diplomáticas con Estados Unidos, Alemania, Francia, Holanda, la Unión Europea, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos?

 

El régimen argelino justifica esto diciendo que España es la potencia administrativa del Sáhara marroquí. Esta es una falacia a través de la cual el régimen argelino está tratando de falsificar documentos e historia en primer lugar, porque lo cierto es que España informó a las Naciones Unidas mediante su embajador en febrero de 1976 de que ya no era la potencia administrativa en el Sáhara marroquí.

 

El régimen gobernante en Argelia no puede dirigir las mismas palabras a los Estados Unidos de América o a Alemania, especialmente a Francia, que siempre ha apoyado, a través de su representante en el Consejo de Seguridad, el plan de autonomía propuesto por Marruecos desde 2007. 

 

Por lo tanto, Argelia, a través del régimen militar, trató con España de esta forma por las cesiones que hizo a España, especialmente tras la visita de Pedro Sánchez en octubre de 2020, ya que el contrato celebrado entre Naturgy y Sonatrach en 2018, que se extiende hasta 2030, se renovó por un valor de 35.000 millones de euros antes de que la autoridad gobernante en Argelia tentara a España en octubre de 2020 para reducirlo a 12.000 millones de euros, con una pérdida de 23.000 millones de euros sufrida por Argelia debido a estas concesiones en beneficio de España, solo para que Madrid mantuviera su posición de apoyo a lo que llama «la autodeterminación» del pueblo saharaui.

 

Sin embargo, el reciente cambio de posición de España sacudió los cimientos del régimen argelino, que es muy consciente de la magnitud de las concesiones que hizo a España.

 

Ahora está haciendo la misma política con Italia, de modo que el presidente Tebboune se fue rápido a Italia para hacer otras cesiones y otras tentaciones para que Italia no adoptara la misma posición que hizo recientemente España, aunque hay una diferencia entre España e Italia debido al contexto histórico. Pero creo que Italia le dará una bofetada al régimen militar al final, porque lo que toca a España toca a Italia y a la Unión Europea, son como un solo cuerpo, a diferencia de la región del Magreb que este régimen separó y no nos permitió unir por su política insensata.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.