El ministro de Justicia no tiene quien le aconseje

La actuación de Ouahbi, a la cabeza de un importante y sensible ministerio en el país, contradice la libertad de prensa que el Rey dejó consagrada en la Constitución de 2011

0

 

 

Rue20 Español/ Casablanca

 

 

“Todos debemos poner más de nuestra parte para afrontar los riesgos y aprovechar las oportunidades que surgen en la era digital. En este Día Mundial de la Libertad de Prensa, invito a los Estados Miembros, las empresas tecnológicas y la comunidad de los medios de comunicación, así como al resto de la sociedad civil, a unirse para crear una nueva configuración digital que proteja tanto al periodismo como a los periodistas”.

 

Así lo ha dejado más claro que el agua Audrey Azoulay, Directora General de la UNESCO, el pasado 3 de mayo 2022, con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa.

 

Tal vez el secretario general del Partido Autenticidad y Modernidad y ministro de Justicia, Abdellatif Ouahbi, no haya leído ni escuchado este mensaje o la Declaración del Día Mundial de la Libertad de Prensa. El ministro de Justicia ha optado por el camino incorrecto al atacar al diario Rue20 y al tratar de denunciarlo ante los tribunales.

 

Desde su llegada al Ministerio de Justicia Ouahbi no deja de amenazar a la prensa libre. El ministro quiere domar a los periodistas y hacer que obedezcan a su visión de ver las cosas y gestionar el ministerio y los asuntos públicos.

 

Hoy el diario Rue20 está pagando por defender la libertad de expresión, de prensa y la libertad de información. Para el diario estos derechos son los fundamentos de la democracia, el desarrollo y el diálogo, y son básicos para la protección y la promoción del resto de los derechos humanos.

 

El diario nunca ha insultado al ministro ni ha abordado su vida privada. El diario denunció el carácter autoritario del ministro, su manera de gestionar el ministerio, su manera de comportarse con los funcionarios. El diario informó y dio a conocer que el ministro trata de comprar 190 vehículos, algunos de lujo, en plena llamada del presidente del Gobierno a la austeridad y la buena gestión del dinero público. El diario criticó las amenazas del ministro a los periodistas.

 

Duele que un ministro intente manchar la imagen de su Gobierno y su país solo para silenciar a un diario digital muy importante en el país.

 

O el ministro tiene un mal consejero o hace oídos sordos. Parece que el ministro no tiene quien le aconseje. Lo que está haciendo el ministro no tiene nombre.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.