El ministro de Justicia marroquí arremete contra Rue20 y la prensa por criticar su gestión

Una campañía de solidaridad con el diario ante el intento del ministro de silenciarlo y denunciarlo 

0

 

Rue20 Español/ Rabat

 

No es ningún secreto que la libertad de prensa ha mejorado mucho en Marruecos en comparación con los países de la región. Marruecos es consciente de la importancia de la existencia de una prensa libre para avanzar y seguir el camino de la democratización, sobre todo para la defensa de sus cuestiones principales como la de la integridad territorial.

 

Las cosas andaban bien hasta que llegó el secretario general del partido de Autenticidad y Modernidad (PAM), Abdellatif Ouahbi, a acupar el cargo de ministro de Justicia. El ministro ya ha comenzado a arremeter contra la prensa.

 

El diario Rue20 en su versión árabe, uno de los diarios más importantes e influyentes del país, es el primer objetivo a cazar del ministro.

 

El ministro ha decidido contra toda lógica denunciar al diario Rue20 sólo porque no le gusta lo que publica sobre su trabajo y su manera de gestionar tanto el ministerio como el partido.

 

El diario denunció la apuesta del ministro de Justicia por los ajustes de cuentas en su ministerio en vez del diálogo y el buen tratado. En vez de luchar contra la corrupción en su ministerio y su propio partido el ministro está combatiendo la prensa libre.

 

El diario Rue20 nunca ha insultado al ministro, pero sí criticó su manera de gestionar. Una persona que ocupa un cargo público tiene que saber escuchar y manejar las cosas, no ir directamente a los tribunales.

 

Rue 20 dijo en un artículo que Ouahbi admitió el negocio de comprar 190 vehículos, algunos de lujo, e indigna al ministerio de Justicia convirtiéndola en un sucursal del partido de Autenticidad y Modernidad. 

 

Luego avisó en otro artículo que el ministro de Justicia aterroriza a los periodistas y se jacta de su cercanía a la Fiscalía.  Dos artículos han sido suficientes para desnudar al ministro

 

Ante esta situación que afecta a la imagen de Marruecos, muchas activistas en las redes sociales y periodistas han denunciado la decisión del ministro de Justicia que trata de silenciar uno de los más importantes diarios digitales de Marruecos.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.